Adolescente fue entregada para trabajar en una cantina y aparece muerta en Huehuetenango

Cuerpo fue identificado por la madre, quien autorizó que la menor se fuera con la encargada del negocio ubicada en un municipio que no tiene PNC desde 2005.

PNC en la cantina Xelajú, donde fue encontrada la adolescente fallecida.
PNC en la cantina Xelajú, donde fue encontrada la adolescente fallecida.

Una adolescente de 13 años que fue entregada por su mamá para trabajar en una cantina apareció sin vida dentro de ese mismo establecimiento.

Los hechos ocurrieron este 24 de febrero en Santiago Chimaltenango, Huehuetenango, un municipio que desde 2005 no tiene presencia de la Policía Nacional Civil (PNC).

Según el parte policial, al que Prensa Libre tuvo acceso, fue el alcalde Froilán Elías Aguilar Jiménez quien se comunicó con la PNC para reportar una persona fallecida dentro de la cantina.

Lea más | Detienen a 11 personas, entre ellas 5 agentes de la PNC, vinculadas a una banda de tráfico de personas

A eso de las 10.30 horas seis agentes ingresaron al municipio que, acompañados por personal de la municipalidad, llegaron al cantón Independencia y entraron a la cantina Xelajú.

Allí, sobre un camastro, encontraron el cuerpo de Miriam Estela Gómez Hernández, de 13 años, que fue reconocida por su mamá, Julia Isabel Gómez Hernández, de 38 años.

De acuerdo con la investigación preliminar, una mujer que administra la cantina fue ayer 23 de febrero a San Sebastián Huehuetenango en busca de una persona para trabajos domésticos y fue así como contactó a Gómez Hernández, quien autorizó que su hija se fuera con ella a trabajar.

Lea más | Ligan a proceso penal y envían a prisión preventiva a sospechoso de la muerte de Sharon Figueroa

Por ahora, se ignora la causa de la muerte de la pequeña, tarea que corresponderá al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

No obstante, la PNC consignó en su reporte que a la fallecida no se le observaban heridas de arma de fuego ni había indicios a la vista en el lugar del hallazgo.

El caso quedó en manos del Ministerio Público (MP).