Así es la Feria del Cordero que se celebra en Huehuetenango

Cada año en Chiantla, Huehuetenango, se reúnen decenas de criadores de ovejas y productores agrícolas para exhibir sus mejores especies en la Feria del Cordero y la Feria de Semillas.

Un ovino productor participa en el concurso de esquila en la Feria del Cordero efectuada en los Cuchumatantes. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Un ovino productor participa en el concurso de esquila en la Feria del Cordero efectuada en los Cuchumatantes. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Por lo menos 3 mil criadores de ovejas y productores agrícolas participaron este año en la edición número 24 de la feria.

Durante los dos días de actividades ovino productores concretaron varios negocios y participaron en seminarios con expertos sobre producción e investigación ovina, agrobiodiversidad, producción de papa y buenas prácticas agrícolas.

Los productores y la Asociación de Organizaciones de los Cuchumatanes (Asocuch) implementaron tecnologías para mejorar la genética de las ovejas y los resultados fueron exitosos

Con el mejoramiento genético los ovinos productores aumentaron el tamaño corporal y peso de los animales lo que generó mayores ingresos en sus ventas este año.

Marcelina López Mérida, coordinadora de la feria, explicó que cada año empresarios y representantes de organizaciones de otros departamentos llegan a la feria y concretan negocios de ovejas y semillas.

“Para la gente de los Cuchumatanes – la feria – es muy importante porque los visitantes se llevan los contactos y posteriormente compran el ganado ovino y de esa forma se dinamiza la economía de la Sierra”, señaló.

Durante la Feria del Cordero en Chiantla, Huehuetenango, son premiados los mejores ejemplares de ovejas criollas y mejoradas genéticamente. (Foto Prensa Libre Mike Castillo)

Para Sergio Alonzo, director administrativo de Asocuch, las ferias que han organizado  además de promocionar el territorio –Sierra de los Cuchumatanes– y visibilizar el tipo de ganado ovino que crían, la economía mejora.

Yeny de Lucero, coordinadora del Proyecto de Desarrollo Territorial de Helvetas, explicó que el objetivo en Huehuetenango es empoderar a las mujeres para garantizar el desarrollo y la economía familiar.

Explicó que empoderar a una mujer significa garantizar una estabilidad familiar porque el dinero es administrado por ellas. “SI se educa a una mujer se educa a una familia por eso invertimos en proyectos productivos rentables para que tengan dinero para mandar a sus hijos a estudiar o ahorrar”, enfatizó.

Agrónomos de la Universidad de San Carlos participan en el concurso de asados de cordero efectuado en los Cuchumatantes. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Añade que la cooperación internacional cree en invertir para generar desarrollo económico en las comunidades donde existe un alto potencial. “Empleo e ingresos para mujeres con dos metodologías redes empresariales para pequeños productores y desarrollo sistémico de mercados”, indicó.

Señaló que son los mismos comunitarios quienes deben promover su desarrollo local, bajo esa línea apoyan 20 mil productores en los cincos departamentos del occidente donde han fortalecido cadenas de valor; una de ellas es la producción de huevos, amaranto, ovinos, gallinas de engorde y vegetales de exportación, éstos últimos generan empleo para las mujeres.

Productores de los Cuchumatanes intercambian semillas de maíz, frijol y otros cultivos nativos para su conservación. (Foto Prensa LibrE: Mike Castillo)

Semillas ancestrales

Durante la Feria del Cordero también se lleva a cabo la Feria de la Biodiversidad  que sirve intercambiar semillas nativas entre productores, la actividad es un espacio que históricamente permite a los agricultores conservar su fuente de alimentos.

Mario Marino, oficial de la Secretaría del Tratado de las Semillas  de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la  Agricultura (FAO), destacó que las semillas son la base de la nutrición y la seguridad alimentaria para las generaciones futuras.

Respecto al programa de semillas que a FAO posee en Guatemala, mencionó: “Es importante conservarlas y usarlas de modo sostenible que significa que no solo se conserva en la finca sino con los productores”.

El gerente de Asocuch aseguró que las semillas son lo más importante en la cadena de agricultura y mencionó la importancia del control, manejo y mejoras de los cultivos de maíz, frijol, papa, entre otros alimentos.

Contenido relacionado

Productores de miel y café reciben apoyo para incrementar las exportaciones a Europa, Japón y EE. UU.

Mercancías cruzarán frontera con México en 15 minutos en nueva aduana, según autoridades

Mujeres huehuetecas luchan por defender sus derechos

0