Indigna caso de madre e hija ultimadas en Huehuetenango

Organizaciones sociales exigen al Ministerio Público (MP) y Policía Nacional Civil (PNC) aclarar el doble crimen de una madre y su hija ocurrió en la zona 8 de Huehuetenango.

Ana Maribel Funes Gómez, de 27 años, y su hija, Gloria Elisa Funes de tres años, fueron atacadas a balazos en Huehueteanngo. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Ana Maribel Funes Gómez, de 27 años, y su hija, Gloria Elisa Funes de tres años, fueron atacadas a balazos en Huehueteanngo. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Organizaciones de mujeres y vecinos expresaron su indignación por el ataque armado que cobró la vida de Ana Maribel Funes Gómez, de 27 años, y su hija, Gloria Elisa Funes de tres años, la noche del domingo 13 octubre en  la 6a. avenida “A” Proyecto San José, zona 8 de Huehuetenango.

 

Irma Argueta, delgada departamental de la Secretaría Presidencial de la Mujer (Seprem), lamentó los hechos de violencia que alcanzaron a una niña indefensa lo que evidencia la vulnerabilidad en se encuentran la niñez en ese departamento.

“Es una niña que empezaba a vivir no podemos decir que fue una bala perdida sino un ataque directo, como población debemos reaccionar y exigir seguridad porque a cualquiera le puede pasar”, expresó Argueta.

La funcionaria exigió que se lleven a cabo esfuerzos para mejorar la seguridad de las mujeres y en particular de las niñas. Recordó que adolescentes desaparecen y aunque activen las alertas Isabel-Claudina son pocas las que son localizadas.

“No podemos ocultar esta situación porque es un problema real que vivimos en nuestro departamento, situaciones que no se deben ver como algo normal”, enfatizó.

El auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Erick Villatoro, condenó el hecho de sangre que dejó dos víctimas mortales y señaló que se reprimió los derechos de las personas.

Afirmó que sin importar el móvil que originó el ataque las autoridades del Ministerio de Gobernación deben garantizar la tranquilidad y seguridad de la población porque la familia efectuaba compras en una tienda cuando fueron atacados a balazos.

El funcionario detalló que todo hecho que atenta contra la vida de una persona es repudiable, “las autoridades encargadas deben investigar, capturar y llevar ante los tribunales de justicia a los responsables de generar violencia en el departamento”, argumentó el auxiliar de conciencia.

Margarita Gómez, vecina de Huehuetenango, afirmó que el sector donde ocurrió el suceso violento se ha convertido en una zona peligrosa y explicó: “Aunque se llame a la Policía Nacional Civil los agentes no se acercan por el sector, eso facilitó que los atacantes hayan perpetraron el ataque y escaparan”.

También comentó que luego del ataque armado pidieron auxilio a la Policía, sin embargo, los agentes llegaron varios minutos después a prestar auxilio.

Vecinos del Proyecto San José en Huehuetenango observan el cadáver de la mujer que perdió la vida a balazos el domingo 13 de septiembre: (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Contenido relacionado

> La historia de terror que vivió recolector de basura por haber tomado un peluche de una tumba

> Juez autoriza solicitar extradición de Érick Archila y Allan Marroquín

> In fraganti: capturan a dos trabajadores del MP cuando recogían supuesto pago por extorsión