Presentan cinco denuncias por destrozos a vehículos durante la celebración del Carnaval en Huehuetenango

Durante la celebración del Carnaval en las calles de Huehuetenango un grupo de jóvenes destruyó con bates de béisbol los vidrios de varios automóviles.

Supuestos estudiantes dañan automóviles que circulan por una de las calles de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: tomada de internet)
Supuestos estudiantes dañan automóviles que circulan por una de las calles de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: tomada de internet)

Gilmar Sagastume, jefe de la Comisaría 43 de la Policía Nacional Civil, informó este miércoles 26 de febrero que cinco personas presentaron denuncias contra un grupo de jóvenes por los destrozos causados a sus vehículos.

Los afectados adjuntaron a la denuncia fotografías y videos del momento en que un grupo de encapuchados rompe los vidrios de varios automotores con los bates que portaban.

Los hechos ocurrieron ayer martes 25 de febrero en las zonas 1 y 7 de Huehuetenango durante la celebración del Carnaval.

El director de la Policía Municipal de Tránsito, Édgar Cano, señaló que los hechos pudieron prevenirse.

Cano manifestó que la PNC debe capturar a los responsables de causar los destrozos a los vehículos y mencionó que existen fotos y videos que registraron los ataques.

Una pelea entre grupos rivales provocó que la violencia se extendiera a las calles donde la turba daño cautívales.

Videos subidos a las redes sociales muestran el momento en que un grupo de adolescentes que portaban bates de béisbol y se cubrían el rostro con pañuelos y máscaras atacaron a puntapiés y quebraron los vidrios de varios automóviles que circulaban por las calles del centro histórico.

Sectores sociales y vecinos ya se pronunciaron en contra de la violencia generada por jóvenes y por la pasividad de la Policía Nacional Civil que no intervino para frenar el caos que provocó la turba.

La riña comenzó en la plaza central donde jóvenes se enfrentaron con bates de béisbol y palos. La batalla campal se trasladó a diferentes calles donde un grupo de vándalos quebró los vidrios de varios automóviles que circulaban en ese momento.

Ángel Ordóñez, vecino huehueteco, exigió a las autoridades identificar a los jóvenes que provocaron los disturbios a través de fotografías y videos que circulan en redes sociales para deducir responsabilidades por dañar la propiedad privada.

Ordóñez lamentó que el festejo por el Carnaval hay terminado en un desorden por la ausencia de la Policía y la irresponsabilidad de los padres de familia que permitieron a sus hijos participar de una celebración donde los jóvenes se lanzaron harina y huevos.

“Da mucha pena porque atacaron con huevos a personas mayores, es un acto de total irrespeto, dañar vehículos es algo que rebasa por completo las normas de buena conducta”, dijo el vecino.

Enrique Gómez, director de seguridad ciudadana en Huehuetenango, aseguró que no es la primera vez que ocurren hechos de violencia durante la celebración del Carnaval.

“No está demás solicitar el apoyo de los padres de familia y de la PNC para que se tomen las acciones necesarias y evitar el vandalismo que afecta a todos”, dijo.