Cinco niños escuchan por primera vez  la voz de sus padres

“Ella nace hoy a un mundo de sonidos”, manifestó Daniel Pineda, cuya hija, Nahomi Pineda, de 8 años, fue beneficiada con implante coclear, el cual le fue activado este martes para que escuchara. 

Archivado en:

ciudadesGuatemalaSordera
Édgar Soto besa a su hija Abigaíl, de 5 años, quien recibió implante para escuchar. Observa la madre de la niña, Priscila de Soto. (Foto Prensa Libre: Esbin García).
Édgar Soto besa a su hija Abigaíl, de 5 años, quien recibió implante para escuchar. Observa la madre de la niña, Priscila de Soto. (Foto Prensa Libre: Esbin García).

Cinco niños y una adulta de 29 años empezaron a escuchar hoy, la mayoría por primera vez y otros después de muchos años de haber perdido la audición.

La actividad se llevó a cabo en un salón de la zona 11 de la capital, donde se vivieron momentos emotivos cuando los menores percibían el sonido y miraban a sus padres de forma emocionada, aunque algunos nerviosos.

Los pacientes fueron sometidos hace un mes a una cirugía para luego recibir el procesador que les permite escuchar.

Un implante coclear es un proceso que por medio de una cirugía se implanta, en el caracol o cóclea del oído, una guía de electrodos que sustituye al órgano de la audición, luego se activa un dispositivo externo o procesador que convierte el sonido en impulsos eléctricos y por medio de inducción magnética lo trámite a la parte interna y los electrodos hacen la función de las células para que la persona escuche.

Los pacientes fueron beneficiados por la Fundación Ayúdame a Escuchar Bárbara Nicolle, que ayuda a niños, jóvenes y adultos que padecen sordera congénita o adquirida.

Eduardo José González, 7, otro de los beneficiados, mostró su emoción cuando sus oídos percibieron los primeros sonidos, lo que alegró a sus padres. Nery González, padre del niño, indicó que no podía describir la felicidad que sentía.

La activación de los implantes se llevó a cabo en un escenario donde Nahomi Pineda subió bajo la expectación de los presentes, luego logró percibir los primeros sonidos, lo que le causó un poco de susto, pero al final su rostro dibujó una sonrisa.

Momento emotivo

Otro momento emoción fue cuando Paula Eloisa Véliz Güits, de 29 años, escuchó por primera vez la voz de su hija Paula Ester Xoyón Véliz, 1.

Ana Clarisa Güits, madre de Paula, quien no escuchaba desde su nacimiento, manifestó que la emoción fue fuerte al saber que su hija escucharía.

Paula Eloisa Véliz – derecha – muestra emoción al momento en que escucha los primeros sonidos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Édgar Roberto Soto expresó su emoción cuando su hija Abigaíl Soto, 5, escuchó de nuevo y agregó que valió la pena esperar el implante para que ella escuchara.

Tiene esperanza

Patricia Ávila manifestó que cuando su hija Camila Fernanda Ávila tenía 9 meses, se dieron cuenta de que no escuchaba, por lo que fue sometida a varios exámenes que detectaron que la niña padece sordera profunda bilateral.

La niña podría recibir implante a finales de este año, por lo que sus padres esperan que este sueño se haga realidad.