Liberan en su hábitat a animales rescatados en incendios e inundaciones

Seis animales en peligro de extinción que fueron rescatados de incendios forestales y de inundaciones fueron liberados en reservas protegidas de Izabal.  

Los animales fueron liberados en reservas de Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart).
Los animales fueron liberados en reservas de Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart).

La liberación estuvo a cargo de la Dirección Regional Nororiente del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) y de la Asociación de Rescate y Conservación de Vida Silvestre (Arcas), con el apoyo de la Fundación para el Ecodesarrollo y Conservación y Humane Society International.

” href=”https://www.prensalibre.com/ciudades/guatemala/aves-se-desplazan-por-perdida-de-su-habitat” thumbnail_id=”442417″ /]
La primera liberación fue en el área protegida de Usos Múltiples Río Sarstún, Lívingston, donde fue dejada en libertad una nutria hembra, la cual se encuentra en categoría uno de especies amenazadas en Guatemala.
Se informó que la nutria fue encontrada en diciembre del 2016 en el Río Escondido de Puerto Barrios, luego de una inundación que afectó la región.

También en la Reserva Protectora de Animales Cerro San Gil, fueron liberados dos tucanes reales, que están en especie amenazada en categoría tres; además, se procedió a la liberación de tres especímenes de jaguarundis (puma yagouaroundi), que fueron rescatados en marzo 2016 de incendios forestales en El Estor.

Autoridades informaron que los referidos felinos se hallan en categoría dos de especies en peligro de extinción.

Fernando Martínez, director de Arcas en Petén, explicó que cada animal rescatado recibe un proceso especial de rehabilitación para que retorne a su hábitat y se adapte sin sufrir daños.

Lea también: Q65 mil al mes cuesta cuidar y alimentar a los 51 felinos que circos deben entregar

Resaltó la importancia de la conservación de las especies, pues forman parte de una cadena de subsistencia en los ecosistemas.

Tania Sandoval, de la Unidad de Vida Silvestre del Conap, destacó que los animales fueron recuperados por pobladores que también alertaron a las autoridades correspondientes, lo que calificó como buena acción para conservar la fauna.

“En muchas ocasiones por desconocimiento las especies son afectadas y se intentan adaptarlas como mascotas, provocándoles en muchos de los casos la muerte”, expresó Sandoval.

“En Arcas recibimos a las especies y les realizamos un proceso de adaptación para que puedan regresar a su entorno natural, no es fácil, pues el estrés que tienen algunos animales es mucho; sin embargo, se hace el mayor esfuerzo por el bien de la conservación”, expresó Alejandro Morales, veterinario de Arcas.