Policía investiga la muerte de tres hondureños, asesinados en Los Amates

Los cuerpos sin vida de tres hondureños fueron localizados en el camino hacia El Novillo, Los Amates, Izabal. Vecinos relataron que familiares se llevaron los cadáveres a Honduras antes que llegara el Ministerio Público.

Publicado el
Esta es la camioneta agrícola en la que viajaban los hondureños. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Esta es la camioneta agrícola en la que viajaban los hondureños. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

La Policía Nacional Civil (PNC) dio a conocer que un grupo de agricultores que caminaban rumbo a sus cosechas se percataron que al fondo de una hondonada se encontraban entre matorrales las víctimas, también encontraron una camioneta agrícola que, aparentemente, se había accidentado y en la que se presume viajaban los fallecidos.


Agentes que se hicieron presentes al lugar manifestaron que al parecer, el vehículo cuenta con perforaciones de bala y que el mismo no tiene placas, por lo que podría tratarse de un accidente simulado, en donde posterior a sufrir el ataque armado, las víctimas fueron lanzadas dentro del vehículo a un barranco y al chocar salieron expulsados.

Familiares los identificaron como, Bryan Figueroa, Lauro Franco y Douglas Escobar, originarios de Santa Rosa de Copan, Honduras, quienes presuntamente retornaban a su lugar de origen luego de realizar varios negocios en Los Amates.

Vecinos afirmaron que los familiares junto a un grupo de hombres armados levantaron los cuerpos, los subieron a sus carros y los trasladaron a su país, antes que llegara el Ministerio Público (MP).

“Nosotros vimos primero al fondo del barranco dos cuerpos, luego nos percatamos de un cuerpo más bajo el vehículo, no sabemos de quiénes pueda tratarse, al parecer no son de este lugar”, comentó un vecino que prefirió el anonimato.


“Muchos vehículos agrícolas circulan por este sector especialmente en horas de la noche, suponemos que por lo solitario de esta vía es utilizada como paso ciego entre ambos países, las autoridades deben de patrullar más este sector”, manifestó otro vecino, que tampoco quiso dar su nombre.

En las últimas semanas en las comunidades de Los Amates y Morales que se encuentran cercanas al área limítrofe con Honduras, han ocurrido una serie de ataques armados que han dejado al menos 15 fallecidos, autoridades relacionan los crímenes a estructuras que trabajan para grupos del narcotráfico que buscan apoderarse de la región.

Otro hecho

En otro suceso ocurrido ayer en Izabal, un motorista fue asesinado a balazos cuando transitaba por el kilómetro 246, La Ruidosa, Morales.

Fue identificado como Aroldo Ismael Marcos Cordón de 23 años. Se dirigía a Puerto Barrios.

En La Ruidosa, se registró otro ataque armado. La población izabalense pide mayor seguridad ante el aumento de homicidios. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Testigos relataron a las autoridades que sujetos a bordo de un vehículo tipo camioneta, le dieron alcance a Marcos, la victima intentó huir, pero 100 metros adelante perdió el control y cayó a orillas del pavimento. 

De acuerdo a las pesquisas de los investigadores la víctima residía en Santa Marta las Flores y se dedicaba a la compra y venta de queso entre comedores que se hallan a la orilla de la carretera. También abastecía en algunas tiendas del sector.


Amigos relataron que era una persona dedicada a su trabajo y que no le conocían problema alguno, familiares indican desconocer las causas de su muerte.

Las estadísticas evidencian un aumento de muertes violentas en Izabal, a la fecha 127 personas han sido asesinadas en distintos hechos, de las cuales 22 ocurrieron en el mes de julio.

La Comisión de Seguridad del departamento solicitó recientemente a las autoridades del Ministerio de Gobernación el refuerzo de seguridad ante la ola de crímenes registrados las últimas semanas.

En esa ocasión la diputada por Izabal Thelma Ramírez exigió al subdirector de la PNC, Stu Velasco, el incremento de agentes en el departamento.

“La violencia continua enlutando familias y las autoridades parecieran hacer caso omiso, únicamente se dedican al levantamiento de datos, lo cual no es justo”, expresó Oscar Aguilar, vecino.

“Vivimos en un departamento turístico y los hechos de violencia alejan a los visitantes, las autoridades deben de implementar estrategias para minimizar los hechos delictivos”, manifestó Daniel Estrada, comerciante.