Los grandes desafíos que el Metro Riel debe vencer para que el proyecto sea una realidad

El Metro Riel, el tren ligero que se estudia implementar en la ciudad de Guatemala para facilitar la movilidad de miles de personas y descongestionar algunas arterias, aún no ha transitado ni un metro y ya tiene obstáculos para que sea una realidad.

Ciudad Real y Centra Sur serán conectados por medio de un puente multimodal que pasará un barranco. (Foto Prensa Libre: Esturado Paredes)
Ciudad Real y Centra Sur serán conectados por medio de un puente multimodal que pasará un barranco. (Foto Prensa Libre: Esturado Paredes)

En las últimas tres décadas, el crecimiento demográfico y urbano de la ciudad de Guatemala se ha encargado de borrar los rastros de los rieles del tren. En esa misma infraestructura, con el paso del tiempo apareció el pavimento, asentamientos, viviendas, postes de alumbrado público, vehículos abandonados e intersecciones, eso son los desafíos que deberá enfrentar el tren ligero para poder recorrer la capital.


El director de la Agencia Nacional de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica (Anadie), Roberto Sagastume, explicó que el estudio de factibilidad que elaboró durante ocho meses la compañía española Idom Ingeniería y Consultoría, determinó que, en la ruta del tren ligero, de 20.5 kilómetros -de la Centra Norte, zona 18, a las Centra Sur, zona 12 de Villa Nueva-, es necesario construir 14 distribuidores viales.
Un puente multimodal se construirá a un costado del de Belice para conectar las zonas 6 y 18. En ese paso transitarán automóviles y el Metro Riel. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Además, el estudio definió que siete corredores viales deben se readecuados para que pueda transitar el Metro Riel.
También lea: Codedes registran pobre ejecución presupuestaria y algunos departamentos llevan 0%
Prensa Libre hizo un recorrido por la ruta que tendría el tren ligero en la ciudad y se determinaron los obstáculos que hay en la línea férrea.

Al final de la calzada Atanasio Tzul, entre las zonas 12 y 21, hay 80 viviendas de familias que ocuparon la vía férrea hace 25 años.  Al terminar la calzada comienza una comunidad que rodea los rieles ferroviarios, la mayoría de viviendas están construidas con láminas y madera, hay algunas familias que han podido edificar casas de block de hasta tres pisos.

La comunidad se llama La Vía Férrea y algunos vecinos argumentaron que llegaron a ese lugar a ocupar los terrenos porque “la pobreza los obligó”.

La vía férrea al final de la calada Atanasio Tzul ha desaparecido y en las últimas tres décadas surgieron asentamiento. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Para los residentes de La Línea Férrea, el proyecto Metro Riel no es desconocido, hace ocho años conocieron un anteproyecto y han esperado en todo ese periodo más explicaciones del plan.
También lea: Las zonas 7 y 12 capitalinas innovan con iluminación solar 
Debido a esa propuesta crearon la Asociación de Asentados en la Vía Férrea (Asoviafer).

La presidenta de Asoviafer, Antonia Pos, explicó que no están en contra de que en el futuro transite el tren, pero piden a las autoridades ser incluidos en algún proyecto de vivienda social.

“No queremos que se nos desalojen violentamente y menos que se nos excluya de la posibilidad de una vivienda digna. Sabemos que hay casa que pueden quedarse cerca de la línea del tren y algunas no, pero queremos que se garantice vivienda”, expuso Pos.

Residentes de asentamientos caminan sobre la vía ferroviaria y sus viviendas ocupan áreas de esa infraestructura. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Entre una caja de archivos, la presidenta de Asoviafer conserva un anteproyecto que presentó en el 2011 el Ministerio de Comunicaciones, ese plan contempló construir viviendas de tres pisos cerca de la vía férrea.

La reubicación de familias será el desafío más grande que afrontará el proyecto de Metro Riel.  El interventor de la empresa Ferrocarriles de Guatemala (Fegua), Roberto Mancilla, explicó que se está elaborando un plan social y que primero se termina de definir la población que reside en áreas en que se construirá la ruta del tren ligero.
También lea: Estas rutas de la ciudad están complicadas por el pago del Bono 14 y la final del mundial
“El proyecto incluye una solución -a la ocupación de la vía férrea- y no están apoyando un equipo de Bogotá, Colombia, que trabajaron en el metro de esa ciudad. La idea es que haya una solución de vivienda habitacional digna”, expuso Mancilla.

Infraestructura

En la ruta que recorrerá el Metro Riel y que se estima tendrá 20 estaciones, hay áreas en las que se tiene previsto efectuar un cambio de vías. Una de las posibilidades es construir viaductos y puentes.

Hay una intersección en la 3a. calle y 21 avenida, zona 6, en la que se podría construir algún distribuidor vial, porque la afluencia de vehículos es masiva en horas pico. Ese cruce está a cien metros del área conocida como “La Cuchilla”.

La intersección es el único paso con dificultad en la vía férrea previo a llegar al puente Las Vacas, infraestructura que se descarta usar para que transite el tren ligero.

En la 3a. calle y 21 avenida, zona 6, se forman atascos de vehículos y transtan sobre la vía férrea. La estructura está a 200 metros del puente Las Vacas. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

El director de Anadie explicó que para conectar la zona 6 y 18 se construirá un puente intermodal que se ubicará paralelo al Belice. Esa estructura vial permitirá el paso de automóviles y el tren ligero, un puente similar se tiene previsto construir al sur de la ciudad.

La otra interconexión de Metro Riel por medio de un puerto intermodal será en la calzada Atanasio Tzul, en la zona 12, y la Central de Transferencias del Sur (Centra Sur), en la zona 12 de Villa Nueva.


Para lograr conectar ambos municipios se tiene previsto construir el puente en la vía férrea de Ciudad Real y que pase por un barranco hacia el predio de autobuses de Transmetro que funciona en Centra Sur.

Le puede interesar

> Por estacionarse en línea roja cada día se colocan unos 40 cepos
> El transporte eléctrico es un desafío para Mixco, pero este tendrá que esperar
> Reemplazar buses rojos en Mixco costará Q80 millones