Niños con sordoceguera disfrutan del programa de arqueología inclusiva en Museo Miraflores

Un grupo de menores de la Fundación Guatemalteca para niños con Sordoceguera (Fundal), disfrutaron recientemente de un recorrido en el Museo Miraflores, en el que conocieron más sobre la cultura maya.

Un grupo de niños de Fundal disfrutaron de un recorrido en el Museo Miraflores. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)
Un grupo de niños de Fundal disfrutaron de un recorrido en el Museo Miraflores. (Foto Prensa Libre: Eduardo González)

Los niños, acompañados de sus padres y personal de Fundal, interactuaron con la colección de piezas arqueológicas, pintaron murales y cerámicas.


La emoción de los niños se dejó ver en los diferentes talleres que se efectuaron, ya que el objetivo es promover un programa de arqueología inclusiva.

Gabriela Santos, de Fundal, comentó que la iniciativa la tuvo una madre de un niño, quien impulsa el programa, como parte de sus estudios de Arqueología en la Universidad de San Carlos (Usac).

Lea también: Bomberos narran cómo vieron cerca la muerte, pero la solidaridad los ayudó a sobrevivir

“Ella se encargó de capacitar y sensibilizar al personal del museo, a quienes también les beneficia para atender a niños y personas con alguna discapacidad”, explicó Santos.


Durante el recorrido también participaron estudiantes de Educación Especial de la Usac, y Fisioterapia la Universidad Rafael Landívar.

El grupo de 25 niños disfrutó su estadía por el museo y se prepara para conmemorar, con una caminata, el Día Internacional de la Sordoceguera, 27 de junio.

Promueve programa

Jessieca Mejía, estudiante de Arqueología, señaló que se efectuó un recorrido integral en el que los niños pudieran usar todos sus sentidos en diferentes temáticas

“Se implementa un programa de arqueología inclusiva para que los niños con alguna discapacidad aprendan sobre la cultura maya. Se efectuaron talleres adaptados para que puedan experimentar”, expicó.

Dentro de las actividades, los niños conocieron sobre los vestigios de la cultura maya, pintaron un mural y en cerámica. Además, participaron en un taller de excavación, en el que debían encontrar varias piezas arqueológicas.

De acuerdo con personal de Fundal, trabajan con niños con sordoceguera o discapacidad múltiple, o la combinación de dos discapacidades, que afectan algún sentido sensorial.

Podría interesarle: Pintor retalteco lucha por continuar con su pasión a pesar de estar en silla de ruedas

Irma Preciado, madre de Hugo, quien tiene atrofia cerebral con baja visión y sordera leve, refirió que este tipo de actividades ayuda a los niños a desenvolverse.

“Me encantó la actividad, ya que ellos experimentan algo diferente. A mi hijo siempre le gusta jugar y hoy se divirtió demasiado”, señaló Preciado. 

Agregó: “Este tipo de programas ayuda para que los diferentes establecimientos acepten a niños y personas con capacidades diferentes”.

Contenido relacionado

> Niños con síndrome de Down conmemoran Día Internacional del Discapacitado
> Joven emprendedor, con discapacidad, pide ayuda para abrir café internet
> Fundación acompaña a pacientes hasta el último momento