Alumnos esperan reparación de daños en escuela

La cocina de la Escuela Oficial Rural Mixta del paraje Chuixkieq Tulul, Cantel, Quetzaltenango, funciona en la dirección desde la semana pasada, cuando los fuertes vientos levantaron el techo del lugar y el área quedó inhabitable. La escuela enfrenta otras carencias como la falta de un muro perimetral y la pavimentación del patio.

Los fuertes vientos levantaron el techo de la cocina. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Los fuertes vientos levantaron el techo de la cocina. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

“No hubo daños humanos, solo materiales, madres de familias se asustaron porque estaban preparando la refacción, se arruinaron las laminas y vigas, hasta el momento no se ha podido reparar. Actualmente usamos la dirección para preparar los alimentos pero es inseguro, podría darse un incendio y se arriesga la papelería administrativa”, relató Luis Yacabalquiej, director del centro educativo.

La escuela se creó en el 2001 y actualmente atiende a 178 niños. “El Ministerio de Educación no le ha dado mantenimiento a la escuela, los padres han gestionado como comité con organizaciones no gubernamentales, y un poco de apoyo de la Municipalidad”.

Los fuertes vientos también dañaron la red eléctrica de la escuela, por esta razón el centro educativo carece del servicio. Otra carencia de este centro educativo es la falta de un muro perimetral, un factor que es necesario para la seguridad de los niños.

Actualmente las madres de familia preparan la refacción escolar en la dirección. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Los alumnos aprovechan el patio de la escuela para jugar y divertirse, a pesar que durante el verano el polvo se acumula porque el lugar es de tierra, en el invierno los maestros no pueden evitar que los niños caminen y corran, la lluvia ocasiona que el piso sea resbaloso y con lodo, el director asegura que se han dado accidentes. “Hay niños que han sufrido fracturas”.

Lea además: Vecinos piden tomar precauciones para evitar consecuencias mayores a causa de las inundaciones

En el lugar, el agua entubada es irregular, esta es otra complicación para los alumnos y maestros, a esto se suma la delincuencia, la poca seguridad del lugar ha contribuido con los delincuentes, quienes ya han ingresado para robar. Los fuertes vientos también causaron daños en algunos  techos de las aulas.

Milagro Herrera, Comunicadora Social de la Dirección Departamental de Educación (Dideduc), explicó que el director completó la papelería para que la reparación de los daños ocasionados por los fuertes vientos sea parte del quinto programa de apoyo de infraestructura.

Otra de las necesidades de la escuela es que el patio este pavimentado. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Agregó que esperan que los trabajos se realicen entre agosto y septiembre de este año. En cuanto al muro perimetral y el patio, Herrera indicó que es responsabilidad de los directores pedir. “Son los directores los que deben presentar sus necesidades, en esta escuela por la inmediatez están contemplados los techos”.

A causa de los fuertes vientos el área donde funcionaba la cocina quedó sin techo. (Foto Prensa Libre: María Longo)

En Quetzaltenango se espera que al menos 273 centros educativos sean parte del programa de apoyo de infraestructura, la mayoría presenta daños en los muros perimetrales, techos, paredes y drenajes. De acuerdo con la Dideduc el municipio con más centros por reparar es Génova.

La escuela de Chuixkieq Tulul atiende a 178 niños. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Contenido relacionado

Accesos son los principales problemas para las escuelas que serán centros de votación

Escuelas dañadas, personas heridas y bloqueos en carreteras es el saldo de conflictos durante las elecciones

“Hay retumbos y daños en viviendas”, autoridades advierten de ola de temblores en Quiché y Huehuetenango

 

 

1

Gustavo Ramirez Hace 3 meses

Es cierto, la prensa la callaron también