Con carteles, claveles y música caminan desde Quetzaltenango a Guatemala

Un grupo de mil 500 personas iniciaron esta mañana la Marcha de la Dignidad por la Vida y la Justicia, el propósito es caminar desde Xela hasta la Capital para sensibilizar a la población guatemalteca y presionar a las autoridades sobre diferentes temas.

Cada día los manifestantes caminarán 30 kilómetros. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Cada día los manifestantes caminarán 30 kilómetros. (Foto Prensa Libre: María Longo)

El parque central de Quetzaltenango fue el punto de partida para los manifestantes quienes iban acompañados de música, claveles, carteles y líderes indígenas, de acuerdo con la planificación de la marcha, este miércoles 1 de mayo los participantes caminarán hasta Totonicapán.

Los jóvenes que se involucraron en la iniciativa realizaron una dramatización sobre la explotación laboral en Guatemala, además instaron a los presentes a exigir sus derechos laborales y un pago justo para los trabajadores de “terratenientes”.

Manuel Antonio García López, joven participante, aseguró estar cansado de las “injusticias”, además considera que los jóvenes deben dar “el primer paso” en contra de la impunidad.

“En la región de la Costa Sur se dan muchas problemáticas e injusticias con el trabajo, todo lo que son los caporales, industrias cañeras, bananeras, cafetaleras, todos estos grandes grupos hacen a las personas de menos y no les pagan un salario justo, venimos a manifestar por un salario justo, no es posible que demos nuestro tiempo y trabajo por gusto”, afirmó García López.

Lea además: Así fue el Desfile Bufo en Xela de la Huelga de Dolores 2019

Agregó que “los dueños” de las empresas de cañas de azúcar  son “solo unas personas” mientras el resto del pueblo calla los abusos que comenten. “Debemos levantarnos”, afirmó.

Objetivos de la marcha

José Luis Ramírez, integrante del Consejo Maya K´iche´ y uno de los organizadores de la marcha, indicó que hoy iniciaron la caminata mil 500 personas, pero esperan que en el trayecto se sumen más, para que al llegar a Guatemala el 8 de mayo sean más de 20 mil.

Manifestantes caminaron alrededor del parque central de Xela y luego hacia Totonicapán. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Hay tres objetivos concretos, uno es denunciar la podredumbre del pacto de corruptos en el país, donde el Organismo Ejecutivo, Legislativo y la Corte Suprema de Justicia han propiciado un golpe de Estado técnico en el país. La otra situación es concientizar a las personas que las elecciones no van a resolver el problema, este es estructural y por lo tanto hay que participar activamente. Otro objetivo es denunciar la criminalización contra defensores de la naturaleza”, afirmó Ramírez.

Familias se unieron a la caminata que inicio en Xela y llegará a la Capital el próximo 8 de mayo. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Agregó que como pueblos indígenas consideran que se necesitan hacer cambios desde el Congreso de la República. “El Congreso es el que tiene que ver con la nueva Constitución Política de la República, porque la que tenemos es como una forma de responder al conflicto armado interno, vemos las situaciones de inequidad, la constitución privilegia la extracción minera”, afirmó.

Música, claveles y carteles

La caminata inició con el famoso son “El Rey Quiché”, posteriormente los participantes compartieron canciones de temáticas sobre la revolución, explotación laboral, entre otras.

Mujeres explicaron que los claveles rojos y blancos simbolizan la resistencia de los pueblos indígenas. “El clavel rojo nos muestra la fuerza espiritual y energética que hemos venido recorriendo, así como la armonía con los hermanos caídos y los presos políticos”, afirmó Ana María Top, originaria de San Juan Sacatepéquez.

Mujeres llevaron a la manifestación claveles rojos y blancos. (Foto prensa Libre: María Longo)

Las flores fueron entregadas a los manifestantes para que durante el trayecto las levantaran.

Los participantes llevaban varios carteles y estos fueron algunos de los mensajes.

“Las mujeres cuidamos la madre tierra, el agua y la semilla, para vivir con dignidad y en armonía”

“Santa Cruz del Quiché no es Territorio de Corruptos”. “Galdámez Ladrón, el pueblo honesto y trabajador de Quiché, lo declara como una lacra y escoria de la sociedad”.

“Presente en la lucha por la defensa de la vida y la madre tierra, la lucha sigue, no más represión de defensores”.

“Rechazo al pacto de corruptos y sus propuestas de Ley como: Ley de Amnistía Para los Corruptos”

Contenido relacionado

Impunidad en Quetzaltenango es del 96 por ciento

Reenfoque indígena de programas de Usaid debe replicarlo el Gobierno, opinan analistas

OIT: Estado debe ser garante en consulta sobre Convenio 169