Con su esfuerzo y desempeño promueven la inclusión de las personas con discapacidad en Xela

Regino Chaclán Morales, Elisa Noriega y Alfonso Cho, son tres personas con discapacidad que trabajan en diferentes restaurantes de McDonald's en Quetzaltenango, con entrega y servicio se han ganado la admiración y respeto de sus compañeros, así como de sus clientes.

Los tres trabajadores recibieron un reconocimiento por el aporte que dan a la empresa. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Los tres trabajadores recibieron un reconocimiento por el aporte que dan a la empresa. (Foto Prensa Libre: María Longo)

En marzo de este año los tres recibieron un homenaje de la empresa para la que laboran, en el evento los representantes de la institución reconocieron el potencial de Chaclán, Noriega y Cho.

De los tres homenajeados Regino es el trabajador más antiguo, su madre Esperanza Morales recordó que cuando su hijo le contó que tendría pruebas para obtener un empleo pensó que no era cierto. “Había salido varias veces en busca de trabajo y siempre decían que lo llamarían, entonces pensé que era una ilusión de él”.

Cuando confirmó que era verdad, Morales apoyó a su hijo quien en las pruebas demostró que era capaz, han pasado 15 años y Regino sigue “feliz de tener empleo”, se levanta temprano para estar puntual y  responsable, para el trabajar no es una carga, es alegría.

Desde que obtuvo el empleo, la Madre dejó de preocuparse por los gastos económicos, asegura que “ni una aguja” necesita comprarle a Regino, “el se compra sus cosas, comida y ropa”, incluso Chaclán Morales afirma que le da “gasto” a su madre.

Regino trabaja en la empresa desde hace 15 años y asegura que participa de todas las actividades y capacitaciones. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Regino, de 40 años, ahorra el 10 por ciento de su salario para cualquier emergencia o para algo que se proponga comprar. “Es bueno hacerlo, debemos apartar una parte para guardarla”, afirmó.

Agregó que la incapacidad esta en los pensamientos y no en “lo físico” por esta razón también le gusta el deporte.

Para Elisa Noriega quien tiene 3 años de laborar para la cadena de restaurantes, trabajar es la oportunidad para tener “muchos amigos”, además le gusta esforzarse para ganar dinero y comprarse vestidos.

Para Elisa el restaurante es importante porque es donde puede ayudar a otros con lo que necesitan. (Foto Prensa Libre: María Longo)

María del Rosario Ruiz, madre de Noriega, esta agradecida con la empresa por la oportunidad que le dieron a su hija, además, asegura que es un ejemplo que se debe imitar.

Le puede interesar: Asociación podrá transportar a personas con discapacidad

“Gracias a Dios tenemos empresas como esta que le dio la oportunidad a hija, toque muchas puertas y llamé a varios lugares pero fue muy difícil, esto cambió la vida de mi hija, en estos tres años ha sido feliz y está muy contenta, el día que tiene libre va a clases de belleza pero todo el tiempo ella piensa en McDonald’s”, relató Ruiz.

Alfonso, es un joven de 18 años, tiene seis meses de trabajar en el restaurante de comida rápida  y está al cuidado de la Secretaria de Bienestar Social (SBS), el retraso mental leve que le fue diagnosticado no se convirtió en un obstáculo para que el joven buscara empleo.

Alfonso tiene seis meses de trabajar en el lugar y se esfuerza por cumplir con sus tareas. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Es muy emocionante ver que uno de nuestros chicos se ha superado y puede ser alguien más en la sociedad, gracias por creer en él y en nuestro proyecto, esto es un pequeño granito, pero sin él no habría mar”, afirmó Jaime Toc, jefe del departamento de condiciones especiales de la SBS.

El amigo de todos

En Xela también recibió un reconocimiento Luis Villegas, de Huehuetenango, quien desde hace cuatro años es parte del programa de habilidades distintas de McDonald’s, en su departamento lo conocen como “el amigo de todo Huehuetenango”.

Luis viajó de Huehutenango a Xela para recibir un reconocimiento. (Foto Prensa Libre: María Longo)

De acuerdo con el personal y su familia hay clientes que llegan al restaurante para consumir pero motivados para saludar a “Luis”, quien siempre está dispuesto a darles un abrazo y expresar una sonrisa.

Contenido relacionado

Guatemala invierte poco en población con discapacidad

Así votarán las personas con capacidades diferentes en Quetzaltenango

Emprendimiento de donas beneficia a madres de jóvenes con capacidades diferentes

 

0