Coronavirus: las razones de los vendedores informales para protestar por la ayuda que ofreció el presidente Alejandro Giammattei

Vendedores informales y adultos mayores llegaron la mañana de este lunes a protestar frente a la Municipalidad de Quetzaltenango, aseguran que no tienen dinero para comprar alimentos porque no pueden trabajar.

Un grupo de vendedores informales de Quetzaltenango pide la ayuda que ofreció el presidente Alejandro Giammattei. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Un grupo de vendedores informales de Quetzaltenango pide la ayuda que ofreció el presidente Alejandro Giammattei. (Foto Prensa Libre: María Longo)

De acuerdo con los inconformes el presidente Alejandro Giammattei les ofreció una ayuda de Q1 mil que sería entregada por medio de las municipalidades, pero ellos no han recibido información.

Santiago Ixcoy, vendedor de peines, jabones, estuches y otros productos en la Terminal Minerva, zona 3 de Xela, estaba frente a la municipalidad, dijo estar molesto y preocupado porque no tiene más dinero para comprar comida y alimentar a su familia, relató que desde hace  22 días  no trabaja para cumplir con las medidas de prevención por el covid-19.

“El gobierno central nos dijo que tenemos que auxiliarnos de las municipalidades, que bonito escuchar sobre el toque de queda, pero qué comemos, respetamos el toque de queda, pero pedimos que nos apoyen en algo, es suficiente con el Documento Personal de Identificación, pero solo se provoca estos relajos, el alcalde nos tiene que decir cómo se hará”, dijo.

El vendedor informal relató que previo a la crisis por el coronavirus obtenía de Q75 a Q100 al día, pero ahora no sabe cómo responder cuando alguno de sus hijos pide comida.

“No nos atienden y estamos muy molestos porque desde hace varios días preguntamos y no nos dicen nada de la ayuda que el presidente ofreció. Mire hay señoras de la tercera edad que lloran porque no pueden pagar el alquiler. El alcalde tendrá que responder. Ya no tenemos azúcar, ni arroz, no tengo que llevarle a mis hijos”, aseguró

Rosario Tzun, indicó que es madre de dos niños, de 13 y 9 años, que tienen epilepsia, la mujer lava carros y vende comida para cubrir los gastos de alimentación, vivienda y medicamentos, pero aseguró que en los últimos días no pudo trabajar por la crisis del coronavirus; acudió a la Municipalidad de Quetzaltenango con la esperanza de obtener un bono de Q1 mil.

Los vendedores aseguran que la Municipalidad de Quetzaltenango no les informa sobre el proceso para recibir la ayuda. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Estamos aquí por la ayuda que nos dijeron, el alcalde no nos ha puesto atención y somos personas, lo necesitamos, tengo la papelería y las recetas porque mis hijos son epilépticos, yo vendo todo lo que pueda, lavo carros, no tengo un trabajo formal por mis hijos enfermos, ahora no puedo hacer nada porque no hay gente en las calles”, indicó Tzun.

Algunos de los vendedores informales lloraron ante la desesperación de no obtener información.

“Somos madres viudas y abuelas que necesitamos la ayuda, le pedimos al presidente que en verdad se entregue a quienes lo necesitan. Yo tengo dos nietas, gemelas, una tiene hidrocefalia y tengo que comprarle medicamento, además pago Q700 de renta y la comida, necesito de una ayuda porque ahora no puedo trabajar”, dijo Aura Arriola, vendedora informal y trabajadora domestica.

Los manifestantes desconocen la forma y los requisitos para acceder a las ayudas económicas que informó el presidente Giammattei, además temen que estas se entreguen a quienes no las necesitan, aseguran que la mayoría carecen de “teléfonos inteligentes” o de recursos para el servicio de internet.

“Disculpe presidente porque usted esta atareado con los enfermos, gracias por lo que hace, pero le comento que mandó dinero para ayudar a las familias y a los que pagan luz, pero no hemos recibido nada”, dijo Juana González, vendedora informal.

Al lugar llegaron agentes de la Policía Nacional Civil para pedir a los manifestantes que se retirarán,  les indicaron que la aglomeración de personas representa un peligro para el contagio del nuevo coronavirus.

Por medio de un comunicado la Municipalidad de Quetzaltenango informó que no han recibido directrices específicas. “Se hace el llamado a no acudir a la municipalidad para evitar aglomeraciones”.

“No tenemos absolutamente nada de la información, los diputados lo aprobaron y ellos tendrían que tener más información, el sábado nos reunimos los alcaldes del departamento y ninguno sabe nada, nosotros no tenemos instrucciones de cómo se hará”, dijo Juan Fernando López, alcalde de Quetzaltenango.

La Procuraduría de Derechos Humanos informó que acudió al lugar por denuncias de “clientelismo” en inclusión de listados para personas beneficiarias de programas del gobierno, además recomendó a la municipalidad difundir información para evitar especulaciones y aglomeraciones, así como tomar medidas en contra de personas “inescrupulosas” que estafen a la población.