Emprendedores quetzaltecos destacan en certamen de innovación

Aurora Chaj y Edwin Sac, de Quetzaltenango, están entre los 10 finalistas de 166 personas que se postularon para el primer desafío de innovación abierta Los Encuentros, promovido por la organización Socialab en Guatemala.

Publicado el
Aurora Chaj muestra el logo de su proyecto Ja —casa, en k’iche’—, sobre apoyo a migrantes. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Aurora Chaj muestra el logo de su proyecto Ja —casa, en k’iche’—, sobre apoyo a migrantes. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Los tres primeros lugares se darán a conocer el próximo 9 de noviembre y estos tendrán la oportunidad de obtener un capital semilla para fortalecer su emprendimiento. 


El proceso de selección de los 10 proyectos que pasaron a la final de Los Encuentros estuvo dirigido por cinco mentores, quienes los calificaron de acuerdo a la idea, impacto social y sostenibilidad.

Visibilizar el talento

Para Edwin Sac, de 23 años, ingeniero en Sistemas con una especialidad en emprendimiento, la tecnología y la creatividad pueden reducir el desempleo en el área rural, conectarla con el área urbana y generar ingresos económicos para los artesanos, productores y artistas de las comunidades.

Con el proyecto “Mercado inverso” Sac propone la creación de una plataforma digital similar a Amazon, pero que permita dar a conocer subastas o necesidades que puedan ser suplidas por las personas del área rural. “De esta forma podrían ingresar a ella artesanos, artistas, cocineros o productores que oferten sus servicios y quien tenga la necesidad pueda satisfacerla al adquirirlos”, explicó.

Con migrantes

Los inconvenientes que tuvieron sus amigos migrantes de Los Ángeles, Estados Unidos, hace tres años, motivaron a la arquitecta Aurora Chaj, 31, de Olintepeque,   a crear el proyecto que brindará asesoría a los migrantes sobre las inversiones que pueden hacer   en Guatemala.

Por medio de Ja Arquitectura para migrantes, Chaj espera crear un vínculo entre los profesionales jóvenes que buscan la oportunidad de ayudar a otros y trabajar con los migrantes que desean invertir en Guatemala y retornar un día con la oportunidad de tener algo en el país.

“Se trata de un espacio que pueda brindar servicios profesionales diversos para las necesidades que ellos identifican, la falta de acceso a la información es uno de los obstáculos para que los migrantes conozcan la forma correcta de invertir”, dijo Chaj.

Conciencia social 

Los finalistas quetzaltecos están convencidos de que el emprendimiento incluye     conciencia social y   solución de problemas. “En un país donde no se garantizan los derechos laborales es necesario emprender. Motivo a la gente a perseguir sus sueños, pero todo emprendimiento tiene el componente de ayuda”, dijo  Chaj.

“Los emprendimientos no solo se tratan de ganar dinero, sino de tener un enfoque social. Ayudar a otras personas me ayuda a mí y al país”, señaló Sac.