En noviembre y diciembre se incrementa el número de visitantes en el cerro El Baúl

Durante los últimos dos meses del 2019, las autoridades implementarán patrullajes en este cerro para prevenir hechos delictivos, aunque de acuerdo con visitantes y comerciantes también se necesita que presten atención a otras debilidades del lugar.

Por medio de patrullajes en El Baúl pretenden prevenir hechos delictivos. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Por medio de patrullajes en El Baúl pretenden prevenir hechos delictivos. (Foto Prensa Libre: María Longo)

La vista que ofrece la naturaleza, los enormes resbaladeros, así como la comida, entre otros elementos, hacen del cerro El Baúl un lugar emblemático de la ciudad de Quetzaltenango, pero a pesar de sus atractivos hay diferentes amenazas que desaniman la vista del lugar.

De acuerdo con la Oficina Municipal de Turismo, en noviembre y diciembre incrementan las visitas a El Baúl, por esta razón diferentes instituciones han programado patrullajes que realizará la División de Seguridad Turística (Disetur), Policía Municipal y la Brigada de Operaciones de Montaña del Ejército de Guatemala.

El lugar permite contemplar la ciudad de forma panorámica. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Autoridades no precisaron sobre las fechas y horarios de los patrullajes para evitar alertar a delincuentes pero piden a la población que alerten de sospechosos a los números 78885306 y 1507

“El cerro El Baúl es muy importante para todos los quetzaltecos como destino turístico y reserva natural, es un patrimonio muy importante, pero lamentablemente se han dado hechos, el último fue el 15 de octubre, un intento de violación”, dijo Eva Gálvez, jefa de la Oficina de Turismo de la Municipalidad de Quetzaltenango.

Agregó que en el 2018 debido a las denuncias de hechos delictivos se dieron capturas en el lugar.

“Creamos un plan de prevención de cualquier acto delictivo para la fecha de vacaciones, noviembre y diciembre, cuando niños y adultos visitan más. Cada fin de semana incrementa las visitas de turistas nacionales e internacionales. Tenemos un número estimado de 30 a 40 personas cada día durante los fines de semana, además de las personas que de lunes a viernes llegan para hacer ejercicio”, dijo Gálvez.

Lea además: Sindicato mayoritario logra incremento de Q250 para trabajadores municipales

La carretera es otra de las debilidades del lugar turístico, para llegar hasta el cerro las personas que se conducen en vehículo deben esquivar varios baches. “Se necesitan más juegos para niños y las carreteras, cuando las personas vienen comentan que la carretera está mal y que se debe mejorar, pero desde hace varios años solo nos dejan en visto”, expresó Esther González, quien junto a su madre vende comida en el lugar desde hace 26 años.

 

El estado de la carretera dificulta el acceso a los turistas. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Otra demanda de los visitantes es la señalización y mejorar los juegos para los niños.

“El cerro está en condiciones aceptables pero se necesita señalización de los atractivos que tiene, la carretera debe mejorar porque tiene varios baches, eso influye en la llegada al cerro. Venir en la mañana no me da temor pero en la tarde y noche sí, me parece bien que hagan los patrullajes porque se han escuchado algunos hechos de violencia, pocos, pero es bueno que se tenga seguridad, además no hay iluminación por las noches”, opinó Carlos Palacios, turista nacional.

De acuerdo con los comerciantes del sector, junto a los guardabosques se organizan para abastecer de agua los sanitarios, limpiar el lugar, sembrar árboles y colaborar con suplir algunas necesidades. Este año en el lugar también se realizaron diversas jornadas de reforestación ya que es un área atractiva para las aves.

Los resbaladeros son uno de los atractivos del cerro El Baúl. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“El sábado y domingo normalmente cobran Q5 por cada vehículo que ingresa, entonces esos recursos deberían regresar en inversión para el lugar”, afirmó Paola Hurtado, vecina de Xela.

El cerro también es un atractivo para deportistas quienes llegan al lugar en bicicleta o corriendo.

De acuerdo con la Municipalidad de Quetzaltenango se han presentado varios proyectos para desarrollar el lugar, pero a causa de ser un área protegida no se han podido ejecutar.

En el cerro El Baúl los turistas pueden observar varias especies de arboles y aves. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“El Baúl por varios años se ha querido intervenir, no solo por la Municipalidad sino varias instituciones que lo han querido desarrollar como un destino turístico para protegerlo, pero este lugar es una reserva natural, un área de veda y por esta razón ha estado en espera en cuanto a proyectos”, explicó la directora de la Oficina Municipal de Turismo.

Contenido relacionado:

> ¿En qué consiste acuerdo que firmaron diputados electos para participar en foro permanente?

> 18 empresas quetzaltecas cierran con éxito la primera promoción del Scale Up Xela

> Universitarios buscan abrirse camino en la industria con la creación de ocho empresas

 

 

0