Estudiantes de ingeniería del Cunoc han fabricado y donado 12 máquinas en los últimos tres años

Estudiantes de ingeniería del Centro Universitario de Occidente (Cunoc) han demostrado que con su ingenio, recursos y conocimiento, pueden aportar a la sociedad para mejorar la vida de los quetzaltecos y pobladores de la región.

Estudiantes y catedráticos revisan fotografías de los proyectos que han entregado. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Estudiantes y catedráticos revisan fotografías de los proyectos que han entregado. (Foto Prensa Libre: María Longo)

La historia comenzó en el 2016 con la creación de un sistema de enfriamiento cerebral donado al Hospital Regional de Occidente (HRO).

Posteriormente se dieron otros proyectos como la prótesis para una niña, un cuarto frio para los alimentos del Hospital Rodolfo Robles, equipo de terapia para el HRO, una cámara de esterilización para el Centro de Salud de Quetzaltenango, una impresora 3D para el Cunoc, un dispositivo mecánico de marcha para los niños de Fundabiem, entre otros.

Los alumnos que han aportado estas maquinas donan su tiempo y sus recursos, lo hacen previo a graduarse y todos coinciden en que ha significado “una satisfacción”, además consideran que es la forma de demostrar lo que pueden aportar a la sociedad.

“Todos creen que el estudiante sancarlista no apoya al pueblo, que solo estamos ocupando un asiento más y somos un gasto extra a la sociedad y al estado, pero dentro de nuestra formación nos inculcan que el pueblo paga nuestra educación y nos debemos al pueblo”, afirmó Karen Teresa Nimatuj, creadora del cuarto frio.

Lea además: Estudiante fabrica y dona aparato que hospital de Xela necesitaba desde hace 22 años

La mayoría de los proyectos han sido donados a instituciones de salud pública porque estudiantes y docentes consideran que es un sector estatal que tiene carencias de equipo.

“El proceso de diseñar algo y luego construirlo con las capacidades que adquirí en la carrera me hizo darme cuenta que soy capaz de realizar esto, demostrarle a mis compañeros y amigos que es posible fabricar maquinas que compramos”, afirmó Pablo Coyoy, quien hizo el dispositivo mecánico de marcha.

Para Víctor Carol Hernández, director de la división de Ingeniería, aunque algunas personas consideren que son “cosas sencillas”, las maquinas han contribuido a que los estudiantes empiecen a fabricar tecnología. “Estamos construyendo esas capacidades”, afirmó.

Máquinas fabricadas y donadas en los últimos tres años

  1. Sistema de enfriamiento cerebral.
  2. Verticalizador mecánico para terapias.
  3. Equipo de tracción cervical lumbar.
  4. Un Cuarto Frio.
  5. Prótesis de brazo para una niña.
  6. Pulidor metalográfico.
  7. Cámara de esterilización por radiación ultravioleta.
  8. Impresora 3D.
  9. Estimulador de gateo.
  10. Silla salvaescaleras.
  11. Dispositivo interactivo para apoyar al desarrollo de la comunicación oral en personas con discapacidad auditiva.
  12. Dispositivo mecánico de marcha.

La división de ingeniería del Cunoc ofrece cinco carreras

  • Ingeniería Industrial
  • Ingeniería Mecánica
  • Ingeniería Mecánica Industrial
  • Ingeniería en Ciencias y Sistema
  • Ingeniería Civil

Otros proyectos

Además de las maquinas, los estudiantes de Ingeniería Industrial trabajan un proyecto de señalización de hospitales públicos en San Marcos, Totonicapán y Quetzaltenango, mientras que los de Mecánica Industrial colaboran con una iniciativa para reducir el impacto ambiental de las tenerías, en el caso de los alumnos de  Ingeniería Civil trabajan en un proyecto para donar una construcción habitacional y los de Ciencias y Sistemas contribuyen en la comuna para auditar un software de los mercados de Xela.

Contenido relacionado

Universitario del Cunoc fábrica máquina de esterilización y la dona al centro de Salud de Quetzaltenango

Universitario fabricó una máquina para ayudar a niños con discapacidad

Hacen un corazón en 3D con impresora fabricada por quetzalteco

 

0