Hay banderas blancas en la zona 3 de Quetzaltenango, cuál es la historia de los afectados y cómo ayudarlos

Cerca del Estadio Mario Camposeco, zona 3 de Xela, se observan dos construcciones con bandera blanca, los afectados piden ayuda para sobrevivir a la crisis económica por el coronavirus.

Las mujeres cuidan a “don Richard”, un hombre de 83 años que tiene cáncer y vive en una vecindad de Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Las mujeres cuidan a “don Richard”, un hombre de 83 años que tiene cáncer y vive en una vecindad de Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)

El edificio de la Escuela Oficial Urbana Manuel Enecon López, en la 12 avenida, zona 3 de Xela, tiene una pequeña bandera blanca, algo extraño porque las clases presenciales se encuentran suspendidas, pero dentro del edificio vive una mujer que después de dos días sin comida decidió que la bandera podría ayudarla.

Sandra de León, de 60 años, abre la puerta de la escuela para contar su historia desde afuera, tiene 18 años de vivir en el centro educativo en donde es “la guardiana”, no recibe un pago pero a cambio tiene un cuarto para vivir, si la sacaran del lugar se quedaría en la calle.

Sandra de León, de 60 años, decidió usar una bandera blanca para pedir comida. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Yo aquí vivo y soy conserje, guardiana y portera, no tengo ningún sueldo, yo estoy aquí por mi cuartito que tengo”, relató.

Para subsistir vende pasteles y pelotas, sus clientes son los estudiantes, pero se quedó sin ingresos desde que suspendieron las clases presenciales para prevenir más contagios  de covid-19.

De León relató que después de dos días sin comer, el sábado 25 de abril decidió hacer lo que había observado en el  televisor, “poner una bandera blanca”, algunas personas respondieron a su historia y acudieron al centro para tocar la puerta y entregarle alimentos.

La mujer llora al contar que se siente sola, tiene dos hijos pero uno vive en Guatemala y otra en Retalhuleu. “Qué voy a hacer”.

Quienes deseen ayudarla pueden comunicarse al 5125 0040.

La bandera blanca pequeña se encuentra en el centro educativo. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Cerca de la escuela, a menos de 100 metros, hay una vivienda con bandera blanca, es una vecindad donde viven 21 familias.

En el ingreso hay una venta de tortillas, pero adentro, algunos sufren en su cuarto porque no tienen ingresos económicos, cinco de los residentes aún tienen empleo, según informó la encargada del lugar.

Con este mensaje piden ayuda los residentes de una vecindad en la zona 3 de Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Muchas personas de aquí eran vendedores ambulantes, ya no salen por la misma situación. La ayuda del Gobierno en Quetzaltenango no ha llegado y entendemos que de un solo no es posible. Lamentablemente los dueños me dijeron que hay que estar al día porque tienen que comer y pagarle la universidad a sus hijos, entonces todos deben pagar la habitación y tenemos pena que nos saquen”, explicó Aura Calderón, encargada del edificio.

Como una familia, en la vecindad todos se apoyan y cuidan de “don Richard”, Ricardo González, un adulto mayor que tiene cáncer, vive en uno de los cuartos, se dedicaba a  hacer pelucas, pero ahora necesita ayuda para su medicamento y alimentación.

“Físicamente podemos estar con él, pero en lo económico ya no podemos, algunos nos quedamos sin trabajo por la crisis y él necesita muchas cosas porque tiene cáncer, no tiene familia. Es una tristeza y no se lo deseo a nadie. No quiero que los saquen de la vecindad porque qué harán”, expresó.

Con la bandera blanca los afectados llamaron la atención de los quetzaltecos, algunos respondieron y les llevaron víveres. (Foto Prensa Libre: María Longo)

El temor es que el dueño del inmueble los retire porque no tengan dinero para pagar los cuartos.

Las familias buscan la forma de subsistir, pero cada día es más difícil, por esta razón colocaron una bandera blanca como expresión de ayuda.

Quienes deseen colaborar pueden comunicarse con la encargada al 5238 1786.

Algunos grupos de ayuda como “Moriah”  publicaron en sus redes sociales que recaudarán vivieres para entregarlos en la vecindad.