La dura y triste realidad de los animales del Zoológico de Xela

Animales que viven en el Zoológico Minerva tienen un triste pasado o han sido abandonados por personas que los tenían como mascotas.

Los tigres de bengala del zoológico llegaron de cachorros y pertenecían a un circo, se busca preservar su especie y necesitan de un recinto adecuado. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Los tigres de bengala del zoológico llegaron de cachorros y pertenecían a un circo, se busca preservar su especie y necesitan de un recinto adecuado. (Foto Prensa Libre: María Longo)

El Zoológico Minerva, ubicado en la zona 3 de Xela, resguarda animales que son un ejemplo de los daños que el ser humano puede provocarles, varias de las especies que se exponen en este recinto fueron rescatadas porque estaban en cautiverio, recibieron algún balazo o fueron abandonadas y las repercusiones de lo que vivieron les impide estar en libertad.

“Tenemos muchos animales rescatados, como un micoleón que no tiene cola, fue rescatado por el Conap en Coatepeque, Quetzaltenango, en ese lugar lo apedrearon y le cortaron la cola. Lo curamos y lo rehabilitamos, lamentablemente no puede regresar a la vida libre sin cola, le damos un lugar para que lleve una vida digna”, explicó Dana Palacios, veterinaria del zoológico.

La historia del micoleón no es única, hay otros residentes del parque que tiene un pasado difícil; la mayoría de las aves no pueden recuperar su libertad porque sus alas están dobladas o deformadas a consecuencia de heridas de bala.

Además, de los animales rescatados, otros fueron entregados al zoológico por vecinos que los tuvieron como mascotas, pero ya no los quieren, esto suele suceder con las tortugas.

“Por semana nos donan una -tortuga-, las recibimos para que tengan una vida digna, porque de lo contrario sus antiguos dueños las abandonan o dejan en libertad. Por ejemplo, las de orejas rojas que son vendidas en las tiendas de animales, no son nativas de Guatemala y si las liberan podrían provocar un impacto ecológico, las aceptamos y les damos un lugar”, relató la veterinaria.

El tortugario cuenta con 52 galápagos de varias especies, este año recibieron en donación 12 nuevos ejemplares.

De acuerdo con Palacios, hay tortugas que tienen los caparazones deformes por malas instalaciones donde vivían y por tener una alimentación inadecuada. “Cuando se dan cuenta que crecen y que el estanque miniatura que compraron no es suficiente, entonces la traen al zoológico”.

El personal del zoológico revisa cada tortuga donada y evalúa si es prudente retornarla a la vida silvestre o que forma parte del tortugario.

El mono araña que está en el zoológico presenta alteraciones en su comportamiento como consecuencia del maltrato que vivió. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Los tigres y el león Simba eran de un circo, el león sufrió un desgarre muscular en la carpa; Constantino, el jaguar, era propiedad un coleccionista. Hay personas que intentan tenerlos como mascotas hasta que se dan cuenta que no es así. Los animales están aquí por culpa de los humanos, nosotros ahora los cuidamos porque no pueden regresar a la vida silvestre. Quieren ver animales hermosos -los visitantes- después que los maltrataron”, afirmó la veterinaria.

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) informó que en el Zoológico Minerva hay animales que necesitan protección porque corren están en riesgo.

“Un mono araña estaba en cautiverio, tenía una cadena, ahora está en un recinto con condiciones de salud y bienestar, hace un tiempo tuvimos un decomiso de guacamayas y ahora están en el zoológico. A los micoleones los confunden con el cadejo y los golpean, aquí verificamos que estén en condiciones adecuadas”, relató Samuel Estacuy, delegado regional del Conap.

Personal del zoológico festeja con los animales fechas importantes para el Día del Cariño llevaron frutas con formas de corazones. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Necesitan recintos

Aunque los animales reciben alimentación y atención médica en el zoológico, hay especies que necesitan áreas adecuadas, como el caso de los jaguares, el tigre y el león.

Luna y Altense son la mayor atracción del Zoológico Minerva de Xela. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

“En la actualidad se llevan dos remodelaciones en las jaulas para el jaguar y los tigres, se tiene prevista una para el león, nos faltan varios aviarios y áreas para las zorritas grises y las tortugas, además del puercoespín y los micoleones, los demás cuentan con un espacio más adecuado, no son modernos pero sí adecuados y podemos esperar”, indicó la veterinaria.