¿Qué quiso transmitir un artista en Xela al cubrir con una bolsa plástica algunos monumentos?

El artista José Salazar plasmó en monumentos y bustos de Xela su intervención urbana, que consiste en colocar bolsas negras; sin embargo, para algunos generó rechazo, admiración e indiferencia. 

Publicado el
El monumento de los Bomberos Voluntarios también fue cubierto por el artista José Salazar. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)
El monumento de los Bomberos Voluntarios también fue cubierto por el artista José Salazar. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

Para algunos sectores quetzaltecos no fue de su agrado que Salazar colocara bolsas negras en los monumentos y bustos, pero para otros fue de admiración.


Desaparecidos, es el título de la intervención urbana, la cual es la tercera en el año de diez que piensa efectuar el artista; sin embargo, no cuenta con autorización municipal.

Según Salazar, a partir de la mitad del siglo XIX y hasta mediados del siglo XX, se levantaron monumentos en las principales ciudades de Latinoamérica, que fueron parte del diseño urbanístico moderno.

“En la actualidad, estos monumentos se encuentran olvidados dentro del concepto de ciudad contemporánea y han pasado desapercibidos para la mayoría de habitantes de la ciudad. Es justamente ese estado de invisibilidad una analogía de nuestra actitud ante diferentes situaciones históricas de nuestro país, en este caso la desaparición forzosa a lo largo del conflicto armado interno”, explica Salazar. 

Lea también: Vecinos de Xela creen que pintas se trata de mensajes de grupos criminales

Para esta intervención urbana se utilizaron 11 monumentos representativos y fueron embalados con plástico negro y cuerda amarilla.

“Así es como se guardan las evidencias en una bodega, el objetivo de la intervención es llamar la atención de las personas sobre los monumentos que a la vez son anulados para el espectador, para crear una sensación contradictoria muy acorde al tema de desaparecer a una persona durante el conflicto armado”, explica el artista.

Agrega que no se cuenta con la autorización municipal porque quieren representar el marco de ilegalidad que se sigue tachando en la lucha por los derechos.

Bustos y monumentos frente al Teatro Municipal fueron cubiertos con bolsas negras y cintas amarillas. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

Entre los monumentos tapados se encuentra el que está dedicado a los bomberos, en la 14 avenida de la zona 3. Juan Hernández, director de la Quinta Compañía de Bomberos Voluntarios, indica que durante tres veces han tenido que retirar la bolsa negra, porque la vuelven a poner.

“Es considerado como una falta de respeto, no me aparto del arte, pero todo tiene un orden y se debió contar con una autorización o un aviso de esta situación, el monumento representa el trabajo que realizamos cada día en Xela”, manifiesta Hernández.

Rogelio Díaz, director del Centro Cultural Efraín Recinos, refiere que al observar los monumentos con bolsas negras y una cinta amarilla es un mal sentimiento para los quetzaltecos, porque son personajes ilustres que destacaron.


“No debería de presentarse de esa forma, las autoridades tienen que poner más atención para el tema que acontece en Quetzaltenango”, explica Díaz.

Julia Rodríguez, vecina quetzalteca, dice: “Debió buscar otra forma porque está tocando la historia y los que dedicaron su vida para el desarrollo de la ciudad, no se ve nada bien, afecta también el turismo porque parece que estuvieran dañados los bustos y por eso les colocaron la bolsa negra”, agrega Rodríguez.

Eva Chaclán, ex umial Tinimit, expresa que llama la atención y que podría dar un mensaje para recordar que hay muchos desaparecidos. “Considero que no pidió autorización porque muchas veces es denegada”, detalla Chaclán. 

Misael López, director de la Casa de la Cultura de Quetzaltenango, comenta que no ha tenido la oportunidad de conocer en que consiste la muestra y que consultarán con la institución correspondiente para que proceda como corresponde.

Podría interesarle: Arco dedicado a víctimas de la Revolución de 1897 es utilizado como depósito de llantas usadas

Entre los bustos tapados se encuentra el de Jesús Castillo, Osmundo Arriola, la Primera Reina Indígena de Quetzaltenango, el de Elisa Molina de Stahl, el del Bombero y de la Mujer entre otros.

No es la primera intervención del artista, este año colocó un mapa de Guatemala en el Centro Intercultural de Quetzaltenango manchado con sangre, la obra se denominó Estigma. Además, paró el tránsito en una calle de Xela y colocó cajas blancas con sangre, la obra se denominó Historia de la Violencia.

Contenido relacionado

> Monumentos dan vida a avenida La Reforma
> Bombero causa admiración por lucir indumentaria regional