Reponen árboles en el cerro El Baúl

Uno de "los pulmones de la ciudad" de Quetzaltenango fue reforestado este fin de semana por 150 trabajadores del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Igss) y sus familiares.

De las 150 personas que participaron en la reforestación más del 30 por ciento eran niños. (Foto Prensa Libre: María Longo)
De las 150 personas que participaron en la reforestación más del 30 por ciento eran niños. (Foto Prensa Libre: María Longo)

La participación de niños fue evidente y junto a los adultos sembraron 250 árboles proporcionados por la Municipalidad de Quetzaltenango y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Igss), la iniciativa es parte de la campaña nacional Sembrando Huella.

“En este caso la municipalidad fue la encargada de ubicar el lugar que consideraba más desprovisto de cobertura forestal, designaron el cerro El Baúl”, explicó Walter Albillo, comunicador de la sede regional del Inab.

La reforestación se hizo con árboles de pino y aliso. Además  de los colaboradores del Igss se unieron algunos pacientes que “se emocionaron con la actividad”.

“La razón de la falta de cobertura forestal en esta área puede ser la edad del bosque, hay árboles que ya rebasaron su vida útil y han caído ramas, además no es secreto que hay gran cantidad de tala en los bosques del país, en algunos lugares es da el corte ilegal de arboles y se busca recuperar los que por una u otra razón han sido cortados”, dijo el comunicador.

Agregó que otro factor importante es el seguimiento a los arboles sembrados. “En el invierno se realiza la siembra pero después se necesitan tareas de limpieza, retirar la maleza para que el árbol pueda desarrollarse, autoridades del Igss se comprometieron a darle el seguimiento respectivo”, concluyó Albillo.

Este 2019  con la iniciativa Sembrando Huella se han realizado 80 jornadas de reforestación en Guatemala y 35 en Quetzaltenango, estas se han organizado con el sector educativo, instituciones gubernamentales y empresas.

Lea además: Conozca los municipios de Quetzaltenango con el mejor ICL y los que tienen los peores resultados

“Cuando nacemos necesitamos una cuna y al morir una caja, entonces en la vida deberíamos sembrar al menos dos árboles”, aseguró Thelma Sosa, trabajadora del Igss.

Antes de la reforestación los voluntarios recibieron una capacitación. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Gabriela Contreras, encargada de capacitaciones de la unidad de Recursos Humanos del Igss, explicó que el hospital de Quetzaltenango es un símbolo de la modernidad en la institución y parte de esto es tener “actividades innovadoras” que aporten a la sociedad.

“El elevar en otras personas la conciencia ambientalista es el principal objetivo y contagiar al personal”, dijo Contreras.

Controversia por supuesta tala ilegal

 

El viernes 26 de julio de 2019 se rumoró que habían sorprendido a personas mientras talaban ilegalmente arboles en el cero El Baúl.

Posteriormente los señalados y las autoridades informaron que no había ilícito ya que las personas contaban con autorización para “un aprovechamiento forestal de consumo familiar”.

Contenido relacionado

 

Se inicia la temporada de reforestación, conozca cómo puede ayudar a sembrar árboles

El 95 por ciento de árboles se muere si no reciben cuidados, en Quetzaltenango se han plantado 20 mil este año

Prensa Libre siembra 350 árboles para dar vida al planeta

 

 

 

 

 

1

Hanna Nitto Hace 3 meses

Esta bien reforestar areas depredadas por irresponsables ladrones de lena…!!
.
Pero la reforestacion debe hacerse por personas que sean tecnicos en el tema…dirigidos por profesionales…hacerlo con niños y adultos que no conocen el tema es SOLO TIRAR EL DINERO Y PERDER TIEMPO….!!