Semana Santa: familia elabora anda para pedir a Dios por Guatemala ante la crisis del coronavirus

La creación del anda les permitió convivir más y fortalecer su relación, así como vivir el fervor de la Semana Santa en su hogar.

La familia espera que el anda se convierta en un mensaje de esperanza para los guatemaltecos. (Foto Prensa Libre: María Longo)
La familia espera que el anda se convierta en un mensaje de esperanza para los guatemaltecos. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Padre e hijo decidieron vivir esta Semana Santa atípica con la creación de un anda a escala para Jesús Sepultado, la familia utiliza la misma para rezar y pedir por la crisis sanitaria del covid-19 que enfrenta Guatemala.

Mario Ixcot, padre de familia, explica que hicieron el anda por la noticia que no se podría tener actividades normales de la época; cada año, el Viernes Santo, la familia lleva a cabo una alfombra grande frente a su vivienda, además Ixcot se dedica a la elaboración de andas.

Para esta familia la Semana Santa es la época más importante del año.

“Mis hijos se pusieron tristes, con la incertidumbre de qué va a suceder, y me dijeron ahora no vamos a hacer anda, entonces mi hijo pequeño tuvo la idea de hacer un anda, un adorno para Jesús Sepultado, empezamos a ver lo que teníamos y que se podía adaptar, así surgió”, relata Ixcot.

El anda incluye el mensaje “quédate con nosotros señor”, además de medallones que tienen las siete obras de misericordia espirituales y las siete corporales, así como los pecados capitales y las virtudes.

“La obras de misericordia incluyen dar de comer al hambriento, vestir al desnudo, esas siete obras son las que ahora debemos de poner en práctica con más frecuencia, debemos ayudar al que pasa hambre, debemos instruir al que no sabe sobre el coronavirus. Ahora debemos dejar por un lado los pecados capitales, debemos dejar la envidia, el egoísmo, la gula; hemos caído en acaparar todo cuando hay un necesitado, debemos de ser más humildes, generosos, pacientes y tener caridad”, relató el padre de familia.

Al frente, el anda tiene una bandera de Guatemala sostenida por un Ángel.

“El mensaje de la bandera es que Dios la tiene y nosotros somos la gloria de Dios, Guatemala está inmersa en la gloria de Dios en estos momentos difíciles, Guatemala no nos ha abandonado Dios”, asegura Ixcot.

El anda incluye una pequeña imagen del Señor Sepultado. (Foto Prensa Libre: María Longo)

En el anda se observa el vino y el pan, trigo y uvas, que representan el cuerpo de Cristo.

El anda incluye una pequeña imagen del Señor Sepultado que tiene un aproximado de 100 años y que en la familia ha sido trasladada de generación en generación.

“El señor sepultado es la resurrección y la vida, el que cree en el no morirá”, indicó.

En la obra un ángel anuncia la resurrección de Jesús como el cordero que quita el pecado del mundo.

“Ante esta crisis estamos llamados a hacer un cambio, Dios nos llama a ser más generosos con el prójimo, es difícil porque debemos preocuparnos por el que sufre y no hacerlo a un lado. Si creemos en Dios no debemos tener miedo y confiar en él”, dijo.

Para Mario Josué Ixcot, de 14 años, el deseo de hacer un anda con su padre surgió por la fe que su papá y abuelos le han inculcado. “Uno siente nostalgia de saber que la Semana Santa no será normal”, expresó.

Padre e hijo trabajaron durante una semana para fabricar el anda que ahora utilizan para rezar en familia. (Foto Prensa Libre: María Longo)

A pesar de la crisis, para Mario cumplir con el encierro de la cuarentena a causa del covid-19, tuvo algo positivo, mejorar la relación con su padre y convivir más con él mientras hacían el anda.

“Es como tener en la casa una procesión. Siento que esto me unión más con mi papá porque la verdad me estaba aislado y no platicaba mucho con él, ahora lo hicimos juntos”, indicó.