Permiten paso solo a 12 camiones de basura al día al vertedero, cuando Xela genera unos 50

Pobladores del Valle del Palajunoj acuerdan permitir el paso de un camión por hora, cuando se genera el doble cada 60 minutos en la cabecera de Quetzaltenango.

Publicado el
Vecinos han protagonizado protestas desde hace varios días en el Valle del Palajunoj, se oponen al plan de ordenamiento territorial. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)
Vecinos han protagonizado protestas desde hace varios días en el Valle del Palajunoj, se oponen al plan de ordenamiento territorial. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)

Cerca de la medianoche del sábado 26 de marzo los pobladores de 10 comunidades del Valle de Palajunoj accedieron a desbloquear el camino que conduce al depósito municipal de basura, en  la cabecera departamental de Quetzaltenango, luego de que la comuna accediera a dos de tres demandas que plantearon los vecinos.

Sin embargo, los problemas podrían seguir toda vez que los habitantes de estas comunidades decidieron que permitirán el paso de 6 a 18 horas y solo de un camión cada hora. Además, siguen sin permitir el paso de camiones que extraen materiales de construcción en las montañas del lugar.

Esto hace que en total puedan ingresar al vertedero a depositar sus desechos unos 12 camiones en ese lapso y a ese ritmo, cuando Xela genera aproximadamente 50 camionadas de basura al día, según autoridades municipales.

Al acceder al desbloqueo de la ruta que lleva al vertedero municipal los pobladores evitaron ser desalojados por las fuerzas del orden, como ya se había anticipado.

No obstante, es incierto si en los próximos días adoptarán las mismas medidas de hecho, toda vez que el acuerdo al que llegaron el sábado a medianoche no incluye su principal demanda que es dejar sin efecto el plan de ordenamiento territorial (POT) solo para las 10 comunidades del Valle.

De momento, las autoridades municipales accedieron a dos de las tres peticiones que planteaban los vecinos. En primer lugar, la instalación de una mesa de diálogo para analizar la segunda petición, que es la generación de un POT distinto al que ha generado discordia, y que sea exclusivo para las 10 comunidades del Valle del Palajunoj.

Los comunitarios se oponen al POT que está vigente desde 2017, debido a los “altos” cobros de arbitrios contenidos en este, y de esa cuenta le exigen a la comuna que derogue el proyecto. Aseguran que este plan municipal no se adapta a la realidad rural del municipio y que afectaría la economía de las familias de esas comunidades.

En ese sentido, han propuesto que las multas y tasas contenidas en el acuerdo queden vigentes para la población urbana. Pero la comuna afirma que constitucionalmente no pueden acceder a esa petición.

Se prevé que para esta semana los pobladores lleguen de nuevo a la Municipalidad de Quetzaltenango en busca de llegar a acuerdos. Por el momento, dijeron las autoridades, los desechos también se han llevado a vertederos de otros municipios como Colomba y Coatepeque.