Triunfa en Estados Unidos con restaurante de comida guatemalteca

Hace dos años, Jorge Cárdenas abrió un restaurante de comida guatemalteca en EE. UU. y desde el principio captó la atención de los neoyorquinos y ahora el espacio es pequeño para la gran demanda que tiene.

Jorge Cárdenas prepara diversos platillos de Guatemala en Nueva York. (Foto Prensa Libre: cortesía)
Jorge Cárdenas prepara diversos platillos de Guatemala en Nueva York. (Foto Prensa Libre: cortesía)

Platillos como jocón, quichón, mole de plátano, garnachas “con sabor a feria” y otras comidas de Guatemala combinadas con un lugar agradable y la personalidad de Cárdenas, han convertido al restaurante Ix en un éxito.

Cárdenas nació y creció en Quetzaltenango. “Mi padre tenía una lechería”, su niñez está marcada por anécdotas con sus primos, así como reuniones familiares. En 1999, motivado por su pasión musical migró a Berlín, Alemania.

En esa ciudad europea fue parte de una agrupación musical y estudió arquitectura. “Al terminar la universidad me sentía joven, quería seguir estudiando, además la universidad era gratuita si uno daba buenos resultados”.

Un amigo le habló de la escuela culinaria, algo que le pareció una buena idea, aplicó y fue aceptado. En Berlín, Cárdenas tuvo un restaurante de comida internacional pero Nueva York lo atraía. “La idea de estar en la capital de la gastronomía, la música y la diversidad de culturas era atractiva”, comentó.

Finalmente decidió migrar de nuevo, esta vez a Estados Unidos, y al estar en Nueva York inició el restaurante con el apoyo de dos primas. Al principio el plan del chef era tener un restaurante de fusiones. pero se percató de que eso ya existía en la ciudad.

Lea además: La solidaridad que es común en Cajolá cuando fallece un migrante en su viaje a EE. UU.

“Nada mejor que hacer algo que tenga mis raíces, lo que siempre comí en casa, lo que siempre conocí, así empezó ese tipo de concepto”, relató.

La respuesta de los clientes fue “muy positiva” y el lugar atrajo la atención de medios de comunicación que lo denominaron como un espacio de la cocina maya.

“Los neoyorkinos son muy curiosos e interesados en la buena comida, muchas personas creen que en Estados Unidos solo se comen hamburguesas y papas fritas, pero es lo contrario”, dijo. Al inició el espacio fue un café, pero al cumplir el año el chef decidió nombrarlo restaurante.

El restaurante esta ubicado en Brooklyn, uno de los barrios de Nueva York. (Foto Prensa Libre: cortesía)

En el lugar hay un menú “regular”  y un menú “secreto” que le permite al quetzalteco hacer fusiones con ingredientes mayas. El nombre del restaurante Ix es en honor al Nahual de Cárdenas. “es un jaguar”.

El exitoso chef extraña estar en Xela para convivir con su familia y recientemente tuvo “nostalgia” por las elecciones, asegura que le preocupa “la situación política”.

Para Cárdenas es importante que continúe el crecimiento del restaurante. “Ya nos queda pequeño, se necesita la expansión, no sé si en el mismo sector o en el mismo país, o en el mismo continente, el concepto es tan acertado y único que no me da miedo moverme”.

El guatemalteco sueña con que además de ser un restaurante, Ix se convierta “en un espacio cultural” que pueda informar a las personas por medio de la gastronomía.

“Como una burbuja cultural gastronómica, que las personas puedan informarse, preguntar y recibir servicios de derechos humanos, que no solamente dé dinero sino que también ayude a la gente”, indicó.

Al lugar llegan personas de diferentes países pero los guatemaltecos que lo visitan provocan buenas experiencias.

“Los guatemaltecos que llegan  se pasan la voz y luego llegan los demás, me dicen, un primo me dijo que estaban aquí y vengo desde lejos, viajamos cuatro horas en carro para venir aquí porque allá donde estamos no hay nada bueno guatemalteco”, relató.

Todos los platillos guatemaltecos han tenido aceptación en el restaurante de Jorge Cárdenas. (Foto Prensa Libre: cortesía)

Los platillos que prepara Cárdenas han provocado lágrimas en los migrantes. “Están fascinados y casi llorando de la nostalgia que les da esos sabores porque nunca volvieron a su tierra, eso para mí es bellísimo”.

“Que una persona mayor, de 60 años, coma y me diga que le dan ganas de llorar porque así era el mole de plátano que cocinaba su mama, eso para mí es como guau, es mi pago verdadero”, agregó.

Contenido relacionado

 

Fernando López: el chef guatemalteco que triunfa en Japón

Chefs guatemaltecos son galardonados en concurso culinario en París

El chef que elaboró un “éclair” con café de Guatemala en París

 

 

1

Jorge Del Hace 4 meses

Felicitaciones. La comida donde quiera es un negocio y bueno si la comida es sabrosa. Yo hubiera preferido quedarme en Alemania, Berlin es una ciudad bellísima, para mi, mas que Nueva York. Pero la verdad es que la población guatemalteca es muy grande en Estados Unidos, especialmente en Nueva York y estados vecinos, lo que mueve a muchos a acercarse a un lugar con sabor a Guatemala