Universitarios ahorran el consumo de más de 30 mil botellas plásticas en 57 días

Alumnos de la sede de la Universidad Rafal Landívar de Quetzaltenango utilizan máquinas llenabotellas instaladas en el centro de estudios y con las cuales ahorran dinero y reducen los desechos, en 57 días se ha registrado ahorro de 30 mil 930 botellas plásticas.

Universitaria utiliza el llenabotellas implementado este año. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Universitaria utiliza el llenabotellas implementado este año. (Foto Prensa Libre: María Longo)

En esta universidad, algunos de los estudiantes han adoptado un nuevo hábito, cada día llegan al edificio con su pachón reutilizable, que llenan de agua en una de las máquinas llenabotellas, en otros casos lo hacen con una botella plástica para reutilizarla.

Las autoridades del centro instalaron dos máquinas, una en el edificio de la zona 1 y otra, en el campus de la zona 3. Luego de 57 días, en la primera se ahorraron 20 mil 368 botellas plásticas y en la segunda, 10 mil 562, cifras de acuerdo al conteo de cada una de las máquinas.

Para Diego Velásquez, estudiante del tercer semestre de Fisioterapia, la máquina lo ayuda a economizar el gasto frecuente que tenía de una botella de agua.

“Todos los días la uso, en los recesos aprovecho para llenar mi pachón, económicamente me ha ayudado porque no debo salir y comprar una botella o bolsa de agua, además ayudó al medioambiente porque reduzco el consumo de plástico”, afirmó el joven.

La maquina cuenta con la aplicación para contar las botellas plásticas desechables que se evitan usar. (Foto prensa Libre: María Longo)

 

Agregó que este año ha notado el cambio de hábitos en sus compañeros. “Desde que pusieron esta máquina ahora veo más personas en la universidad con pachones reutilizables, además consumen más agua, lo que beneficia a la salud”, indicó.

Le puede interesar: Guatemala invierte poco en proteger el medioambiente

De acuerdo con Pedro Pablo Jacobs de León, Jefe del Departamento de Infraestructura y Servicios de la universidad, la máquina fue instalada en diciembre cuando los estudiantes estaban de vacaciones, por lo que el 7 de enero de este año, al iniciar el ciclo educativo, los alumnos empezaron a utilizarla. El servicio no tiene costo para los alumnos.

“Se llama llenabotellas y es un bebedero con un filtro especial para llenar botellas, uno coloca la botella o el pachón y un sensor los identifica, también tiene un contador. Los filtros de la máquina permiten purificar el agua y garantizan que esté libre de cloro, sedimentos y plomo”, explicó Jacobs.

Diego Velásquez, estudiante de Fisioterapia, utiliza con frecuencia la máquina. (Foto Prensa Libre: María Longo)

 

La implementación del llenabotellas se hizo como parte de una política ambiental que tiene la universidad y con la que principalmente busca reducir el consumo de plástico PET.

“Tenemos dos líneas de acción, preservar la energía y el agua así como reducir los desechos, en base a esta última se colocaron las máquinas. Se trabajó la sensibilidad en los alumnos para que la utilizaran, pero además ellos la aceptaron muy bien y se adecuaron”, indicó Víctor Ronquillo, coordinador de Responsabilidad Social Académica.

Esta universidad cuenta con unos seis mil estudiantes inscritos y los colaboradores indicaron desconocer el costo que tuvo la máquina, que fue importada.

Contenido relacionado

Sololateco promueve el cuidado del planeta y elabora adornos con material reciclable

Cuatro mil viviendas de Xela participan en plan piloto para reducir la contaminación

Xela produce más basura y vecinos no tienen cultura de reciclaje

 

0