Video expone escena violenta después de discusión entre automovilistas

Las imágenes de un video que se hizo viral en Quetzaltenango exponen el momento en que un automovilista choca intencionalmente otro vehículo e intenta arrollar a dos personas, según testigos, todo empezó por una discusión entre pilotos.

El video expone el momento en que un automovilista trata de atropellar a las personas con quienes discutió (Foto Prensa Libre: María Longo)
El video expone el momento en que un automovilista trata de atropellar a las personas con quienes discutió (Foto Prensa Libre: María Longo)

De acuerdo con especialistas, las escenas que han causado interés usuarios de redes sociales exponen situaciones que deben analizarse y que “lamentablemente” se han convertido en algo frecuente en  las ciudades.

“Tenemos que tomar en cuenta que la vida moderna nos tiene en un constante estrés, cualquier persona en la calle bocina y otros salen del vehículo para pelear, hay personas que incluso sacan armas de fuego, es parte del estrés cotidiano que no se ha sabido manejar”, aseguró el criminólogo Carlos Martínez.

Agregó que en “un momento puede cambiar la vida normal” e invitó a la población a analizar lo que puede suceder al tener una decisión violenta.

“Imaginemos que hubiera lastimado a la persona que quiso atropellar, porque hubo una intención, o que producto de atropellarla la hubiera matado, estaría enfrentando años de prisión. Es necesario mantener la calma en situaciones como esta y si somos víctimas lejos de empeorar debemos tratar de calmar a las personas, no necesariamente se queda como cobarde cuando uno entra a su carro y se retira para evitar discusiones”, afirmó Martínez.

De acuerdo con el criminólogo actualmente “cualquier persona esta armada” lo que incrementa los riesgos en una discusión. “El acceso a las armas y el descontrol de estas por parte del estado hace que cualquiera tenga acceso”.

Lea además: EE. UU. emite alerta de seguridad luego de bombazo en bus

Explicó que el conductor del vehículo que choca el otro carro incurrió en una responsabilidad de conductores y se enfrenta a una sanción de Q5 mil a  Q25 mil, así como a que le suspendan la licencia por tres meses a cinco años.

Para Juan Francisco González, docente y coordinador de Psicología en el Centro Universitario de Occidente (Cunoc), el control de la ira puede ser complejo cuando se está relacionado con acontecimientos emocionales como estrés, frustración o desesperación.

“En el manejo de la ira, del enojo y de la violencia la primera recomendación es pensar antes de actuar, el pensamiento es uno de los eventos psicológicos más importantes”, indicó González.

De acuerdo con el psicólogo, en la mañana los automovilistas deben realizar un momento de reflexión “que digan hoy voy a controlarme, nada es tan terrible, yo puedo controlarme y realizar bien las cosas”.

También lea: Hombre que viajaba en un microbús habría robado la batería de un vehículo

Agregó que el autocontrol necesita un entrenamiento. “Una persona que analiza y reflexiona aumenta su capacidad de concentración, cuando se da el problema depende mucho de esa habilidad de la persona, recomendamos que antes de decir o hacer piense en el bienestar de la otra persona y no solo en sí mismo, para esto hay que trabajar el ego y la idea de que voy primero, si piensa en el otro las situaciones se van a dimensionar de otra manera y sin violencia”.

Concluyó que al experimentar la ira deben pensar que “son buenas personas” y “que pueden superar ese momento para que las cosas le salgan mejor en el transcurso del día”.

Contenido relacionado:

Hombre es atacado a balazos por pedir vía a otro conductor

Piloto y ayudante no miden consecuencias de riña y derriban a hombre con muleta

Piloto, que dice desconocer área, debe pagar Q15 mil por poste que botó en Xela

 

1

Carlos Dubon Hace 9 meses

Carlos martinez y francisco gonzales lo que recomiendan solo contribuye a que sigan habiendo abusivos, es igual que el que no hace fila y se va a meter hasta adelante y un “solidario” lo deja pasar solo esta incentivando el abuso.