Xela está a cinco megavatios de llegar a su límite de potencia, señala el INDE

La ciudad de Quetzaltenango está al borde de un colapso eléctrico si la Municipalidad no regulariza su servicio de luz expuso el gerente general del Instituto Nacional de Electrificación (INDE), Carlos Beltetón Coronado, al Concejo de Xela durante una reunión ayer por la noche en el Palacio Municipal.

Publicado el
Carlos Beltetón, gerente el INDE, expone al Concejo de Quetzaltenango la crisis en el servicio eléctrico de la ciudad altense. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)
Carlos Beltetón, gerente el INDE, expone al Concejo de Quetzaltenango la crisis en el servicio eléctrico de la ciudad altense. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)

El representante del INDE ocupó más de 45 minutos para exponerle al alcalde Luis Grijalva y su Concejo la “grave” situación del servicio eléctrico en Xela y la “urgente necesidad” que la Municipalidad lleve a cabo una licitación para la compra de más energía en el mercado de mayoristas.


La Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ) informó al Concejo que hay dos opciones, no prestar el servicio a nuevos usuarios o llegar a un acuerdo con el INDE para regularizarse y comprar más potencia.

En su alocución, Beltetón Coronado reiteró: “Xela está a punto de colapsar debido a la demanda de electricidad, robo de energía, venta ilegal del suministro a mil 600 usuarios en Olintepeque y San Mateo”.

Lea además: Ministro de Energía y Minas ve fallas en la red de Xela 

Un reporte de termografía que el INDE efectuó en la red de distribución de la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ) determinó que los niveles de calor en varios puntos son los responsables de los cientos de apagones que afectan a los quetzaltecos.

Apagones en el año 2018

Subestación Ramales EEMQ
La Esperanza Xela 1, 2, 3. 303
Quetzaltenango Xela 4, 5, 6. 327

El INDE ha mantenido un 99 por ciento el suministro eléctrico.

Consumo eléctrico

Mario Mendoza, director administrativo y financiero de la EEMQ, explicó que actualmente hay un consumo de 23 megavatios en cada una de las dos subestaciones, La Esperanza y Quetzaltenango.

En la subestación de La Esperanza en un año la demanda de luz fue de 18 megavatios a 23 megavatios, y en la de Quetzaltenango el consumo será de dos megavatios más cuando comience a funcionar el Hospital del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social entre diciembre de este año y enero de 2019.

Le puede interesar: Apagón en Quetzaltenango duró 8 horas

“En la subestación de Quetzaltenango estaríamos llegando a 25 megavatios de 28 que es la capacidad máxima, es como llevar un carro con el acelerador al tope. En la subestación de La Esperanza el crecimiento ha sido grande de 18 a 23 megavatios en un año”, dio Mendoza.

El gerente general de la EEMQ, Flavio Ovalle, aseguró al Concejo que no existe una ley que permita decirle a un cliente que el ponga su propia subestación. “Lo que nosotros podemos hacer es dar el servicio o no darlo, simplemente, si no tenemos capacidad no lo damos”.

Ovalle dejó en manos del Concejo resolver el problema eléctrico y efectuar una buena negociación con el INDE para que la EEMQ reciban mayor potencia y ofrecer el servicio a nuevos clientes.

De acuerdo con la EEMQ, en el 2007 la empresa tenía 41 mil 599 usuarios y en el 2017 la cantidad incrementó a 61 mil 877, es decir, 20 mil 278 más. El sector con mayor incremento fue el residencial que aumentó de 31 mil 676 a 50 mil 244 usuarios.

En el sector comercial, de 8 mil 805 usuarios en el 2007 pasó a 10 mil 290 en el 2017, en 10 años, la EEMQ les presta el servicio a mil 485 nuevos comercios en Xela.

El sector con menor crecimiento es el industrial. El grupo industrial I está conformado por pequeñas industrias, de mil 87 usuarios pasó a mil 284.

El grupo industrial II, tenía 31 usuarios en el año 2007 y en el 2017, son 59 usuarios; en 10 años, se prestó el servicio a 28 nuevas industrias grandes.