Actitud del presidente Jimmy Morales en torno a la Cicig es vergonzosa, dice obispo de Quiché

Rosolino Bianchetti, obispo de Quiché, calificó de lamentable y vergonzosa la actitud del presidente Jimmy Morales al decidir poner fin al acuerdo de la Comisión Internacional Contra La Impunidad en Guatemala (Cicig), pues asegura que con eso se divide a los ciudadanos.

“Cuando no se tocaba a sus amigos corruptos todo estaba bien, pero cuando se empieza a conocer las mañoserías que estaban haciendo los politiqueros a su alrededor inició la guerra contra la Cicig”, señaló Bianchetti.

” href=”https://www.prensalibre.com/ciudades/guatemala/los-q6-millones-de-la-loteria-santa-lucia-se-van-para-amatitlan
” thumbnail_id=”1730144″ /]
“En el extranjero me preguntan si así son los guatemaltecos y respondo que no. El guatemalteco es trabajador, cordial, amistoso, se levanta temprano para trabajar, como ocurre con los vecinos de Quiché, quienes saben que si no trabajan no comen, porque son honestos, nada comparable con el régimen que nos gobierna”, refirió Bianchetti.

El religioso lamentó que esas acciones traigan más división para el país, ya que habrá manifestaciones y lo que ocurrirá es incierto. “Hemos manifestado por muchos años el apoyo a la Cicig, porque lamentablemente el Ministerio Público no tiene la fuerza para soportar las presiones del poder que mantienen empresarios, militares y otras personas en este país”, explicó.
También lea: Pesar en Chichicastenango por muerte de ocho integrantes de grupo musical carismático
Bianchetti ve con preocupación que con la salida de la Cicig, varias de las personas que son procesadas por corrupción queden en libertad. “Que triste será ver a Otto Pérez Molina o a Roxana Baldetti libres, porque no se pudieron concluir las investigaciones”, puntualizó.

“Es una burla, es una vergüenza que el presidente presente a personas condenadas en una conferencia de prensa para sustentar la expulsión de la Cicig de Guatemala”, finalizó el obispo.

El presidente Morales decidió el lunes de forma unilateral dar por terminado el acuerdo que firmó con las Naciones Unidas para el establecimiento, en 2007, de la Cicig, para luchar contra las mafias, la corrupción y la impunidad.

Hasta ahora se han presentado en la Corte de Constitucionalidad (CC), el máximo tribunal del país, al menos cinco amparos en contra de la medida del mandatario.
También lea: Odisea para ingresar a Quiché por el cierre del puente Canchó
Los argumentos del gobierno de Morales para cesar al organismo de las Naciones Unidas, entre otros, es que intervino la justicia y puso en riesgo la seguridad y gobernabilidad de Guatemala.

Además porque durante 16 meses el secretario general de la ONU, António Guterres, permaneció en silencio e indiferente ante las preocupaciones que le presentó por las extralimitaciones del comisionado Iván Velásquez. 

Le puede interesar

> Comunas ofrecen cursos libres para niños y jóvenes
> Vecinos de San Andrés Itzapa buscan explicación sobre la muerte de cabras atacadas por extraños animales

> Colocan parales en medio de una banqueta en zona 10 y peatones reaccionan en redes sociales

0