PDH denuncia a alcalde indígena de Santa Cruz del Quiché por haber azotado a niño

La auxiliatura de la PDH de Quiché denunció en el MP a Juan Zapeta, alcalde indígena de Santa Cruz del Quiché, por haber azotado a un niño de 12 años que era señalado de un supuesto robo.

El alcalde indígena de Santa Cruz del Quiché, Juan Zapeta, durante presentación de niño antes de azotarlo. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
El alcalde indígena de Santa Cruz del Quiché, Juan Zapeta, durante presentación de niño antes de azotarlo. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Juana Tzoc, auxiliar interina de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en Santa Cruz del Quiché, presentó la denuncia en el Ministerio Público (MP) de la cabecera contra Juan Zapeta, por maltrato contra menores de edad, luego de que un niño de 12 años y un adolescente de 17 fueron detenidos la semana pasada junto otros dos niños, señalados del robo de bebidas carbonatadas y haber ingresado en una vivienda a robar.


El jueves 5 de octubre, un grupo de vecinos detuvieron a los menores a quienes señalaron de haber robado seis gaseosas, una bicicleta, una motocicleta y del robo en una vivienda de esa ciudad.

Después de haberlos hecho caminar descalzos por tres kilómetros, los llevaron al parque La Unión, a donde llegaron representantes de la PDH y de la Procuraduría General de la Nación (PGN) y estos últimos intervinieron para que no fueron azotados los niños.

Tras una larga discusión mientras que los vecinos pedían a gritos que fueran azotados los niños e insultaban a los representantes de la PGN, decidieron azotar solo al adolescente; sin embargo, la madre de uno de los niños pidió que este también fuera azotado, lo que hicieron Juan Zapeta y María Lucas, ambos integrantes de la alcaldía indígena de la cabecera.

Se adherirán a denuncia

Jorge Azañón, delegado de la PGN, dijo que para no duplicar la denuncia se adherirán a la presentada por la PDH, pues consideran que se encuadra perfectamente el delito en maltrato a menores de edad.

Respetamos el derecho indígena, pero esto no implica violar los derechos humanos de un niño al azotarlo y humillarlo en público, señaló.

El alcalde indígena dijo que se someterá a la justicia. “Yo solo cumplía con el mandato que las comunidades de Santa Cruz del Quiché me dieron para solucionar estos problemas. Los tres niños y el adolescente fueron identificados por las personas que fueron agraviadas y no fue solo el robo de bebidas, tienen un historial delictivo en la colonia Prados de Santa Rosa. Los Derechos Humanos deberían velar por los derechos de las víctimas y no de los victimarios”, expresó.
 
Zapeta añadió que se comunicó con las comunidades de la cabecera y le expresaron su apoyo. “Imagínese, ahora puede llegar cualquier niño a las comunidades robar y no se le puede decir nada, eso no lo van a permitir. Si yo tengo que ir a la cárcel por defender que la delincuencia no ingrese a Santa Cruz del Quiché, lo voy hacer”, señaló.