Iglesias evangélicas de Quiché se niegan a pagar multa por no contar con licencia ambiental

Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) exige a las iglesias evangélicas de Quiché pagar una multa de Q5mil por carecer del Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

Representantes de iglesias evangélicas de Quiché se reunieron con delegados del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales.(Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Representantes de iglesias evangélicas de Quiché se reunieron con delegados del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales.(Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Los representantes de las iglesias anunciaron que no pagarán la multa porque los requisitos para obtener el Diagnóstico Ambiental por la construcción de un edificio son complicados y ven injusto el cobro.

Las iglesias evangélicas y otros negocios deben pagar hasta Q15 mil anuales para obtener la licencia ambiental.

En los acuerdos 137-2016 y 121-2018 establece que el plazo para la regularización vence el próximo 3 de enero del 2020.

Lea también:Este problema enfrenta la construcción del edifico del Centro de Atención Permanente en Canillá

Las iglesias o empresas que se presenten de forma voluntaria se les rebajará la multa, la cual está establecida entre Q5 mil hasta Q100 mil, y solo se les impondrá una multa de Q5 mil, sin importar la categoría a la que pertenezca la empresa (según el tipo de actividad que hagan y el tamaño del proyecto, o empresa), según los reglamentos del MARN.

Domingo Pérez, representante de una iglesia evangélica en Santa Cruz del Quiché, explicó que desconocían qué trámites se deben efectuar ante el Ministerio de Ambiente para obtener el Estudio de Impacto Ambiental cuando se edifica una nueva iglesia.

“Los pastores no tienen un salario ni el gobierno nos entrega una cuota para pagar esa cantidad de dinero, analizamos con los compañeros llevar cabo una manifestación pacífica porque no es posible que les cobren a las iglesias”, señaló Pérez.

Representantes de iglesias evangélicas dialogan con el delegado del MARN sobre los requisitos para gestionar la licencia ambiental. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Pascual Castro, representante de otra iglesia evangélica, comentó que el trámite para gestionar el estudio ambiental es complicado, “algunos requerimientos no tienen lógica, nos piden un croquis donde se construyó la iglesia y el sistema de drenajes, pero en varias comunidades no hay drenajes, también piden documentos de la Superintendencia de Administración Tributaria, mientras tanto, se acerca la hora para pagar la multa y no sabemos qué hacer.”, puntualizó Castro.

Según el técnico ambiental del MARN, Guillermo Ventura, más del 50 por ciento de las iglesias evangélicas en Quiché no regularizan su situación ante el ministerio por no contar con toda la información.

“Si la iglesia no tiene drenajes se explica en el expediente y los documentos que se quieren de la SAT son los mismos que todo guatemalteco tiene y no son exclusivos para las iglesias evangélicas”.

Francisco Pérez, alcalde de Quiché, ofreció abrir una oficina municipal para llevar a cabio los trámites, pero los comunitarios rechazaron la propuesta.

Contenido relacionado

> “Está jugando con fuego”: Giammattei acusa a Degenhart de negarse a dar información sobre acuerdo migratorio

> EE. UU. envía al primer migrante hondureño como parte del acuerdo con Guatemala

> Nuevo gobierno evidencia fuerza política en el Congreso al evitar aprobación del presupuesto 2020

 

6

Miguel Lopez Hace 2 semanas

QUE DEN EL EJEMPLO,EN LA BIBLIA DICE: DEN AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR Y A DIOS LO QUE ES DE DIOS, NO HAY PEOR CIEGO QUE ELLOS PREDICAN PERO NO SE CONVIERTEN SOLO ESTAFAN A LA POBRE GENTE METIENDOLE MIEDO, DEBERÍAN DE PAGAR IMPUESTOS, Y FISCALIZARLAS POR EL LAVADO DE DINERO,……DEL NARCOTRAFICO…..

Mario Acevedo Hace 2 semanas

Vividores y aprovechados de la ignorancia de muchos

    Sucy García Hace 2 semanas

    Cierto, no pueden argumentar injusticia porque la Ley existe, que no la conozcan es diferente, pero existe.

Mario Alegria Hace 2 semanas

Cada “iglesia” es un negocio redondo para el grupo dominante pero deben desonorizar esos salones o desonorizar las casas de toda la colonia que debe aguantar los gritos y música a alto volumen después de las nueve de la noche porque no dejan descanzar a las personas que si trabajamos.

Ronny Cifuentes Hace 2 semanas

Pashtores corruptos…

    Sucy García Hace 2 semanas

    Concuerdo en que quienes no comparten la misma religión resulta molesto el gran volumen que le ponen a las bocinas, adicional a que si son lugares residenciales no debería de haber este tipo de iglesias de ningún tipo.