Lápidas de 31 víctimas del conflicto armado solo tendrán un código, pues restos no fueron identificados

Pese a los esfuerzos de expertos, los restos de 31 víctimas del conflicto armado interno, exhumados de una fosa común de Chajul, Quiché, no fueron identificados, por lo que en sus lápidas solo se verá un código.

Archivado en:

ChajulciudadesQuiché
Un mausoleo general fue construido en el cementerio de Vipech, Nebaj, Quiché. (Foto Prensa Libre: Cortesía Ajkemab´ Rech K´aslemal).
Un mausoleo general fue construido en el cementerio de Vipech, Nebaj, Quiché. (Foto Prensa Libre: Cortesía Ajkemab´ Rech K´aslemal).

Los restos fueron inhumados de forma individual en el Cementerio General de Vipech, Chajul, pero ninguno de los deudos sabe con exactitud cuáles son los restos de sus parientes.


Mario López, director general de la Asociación Ajkemab´ Rech K´aslemal -tejedores de vida-, informó que le dieron acompañamiento al proceso, en el cual se intentó identificar los restos de las 31 personas que fueron sepultadas en una fosa común en Chaxá, Chajul.

López comentó: “duele enterrar los restos de una persona y que en su lápida únicamente se lea un código, tal vez nunca se sepa quiénes eran, pero habrá una justicia divina al final de todo”.

“Faltan muchas víctimas del conflicto armado por encontrar en cementerios clandestinos en todo Quiché, no sé si algún día se logre”, comentó López.
También lea: Correntada de lodo y piedras arrastra vehículos y daña viviendas en Sacapulas
Relató que el proceso empezó en el 2011, cuando la comunidad Chaxá recibió un aporte municipal para construir una escuela en terrenos donde funcionaba un campo de futbol; sin embargo, algunos vecinos se opusieron porque en ese lugar había una fosa común.

Luego de una asamblea de vecinos, se decide detener la construcción de la escuela y se solicita al Ministerio Púbico la exhumación de los restos. Un año después, la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG) recupera los restos de 37 personas.

José Suasnavar, subdirector ejecutivo de la FAFG, informó que solo identificaron a cinco personas a través de exámenes de ADN y una más por la exposición de la ropa, mientras que el resto fue inhumado con un código en las lápidas.
También lea: Accidente de autobús deja cinco muertos en Quiché
Francisco Chel, residente de Chaxá, comentó que a esa comunidad llegaron muchos vecinos que huían de la violencia, pues sus comunidades fueron arrasadas por el Ejército, sin pensar que allí pasaría lo mismo.

“Ojalá que las 31 personas descansen en paz, aunque no fueran reconocidos por sus familiares”, comentó Chel.

Historias de dolor

Video publicado en el 2009, en cl cual se cuenta la historia Hilarión López y Dominga Yool, quien en aquel entonces aún vivían las secuelas del conflicto armado interno en Guatemala.

Regresan a su pueblo

Video de junio recién pasado, cuando las osamentas exhumadas de 172 guatemaltecos masacrados por el Ejército fueron sepultadas en San Juan Comalapa, Chimaltenango, en medio de denuncias de genocidio durante el conflicto armado interno.

Le puede interesar

> El Xicay, un castigo comunitario que divide opiniones en Santa Cruz del Quiché
> Voluntario japonés impulsa beisbol de calidad en menores de Quiché
> En Guatemala y EE.UU. Juan Mayén y Jorge Xiquín son actores clave para los convites en Quiché