El plástico desechable es un producto que nadie puede vender ni utilizar en Antigua Guatemala

Desde este domingo está prohibido el uso y distribución de productos plásticos de un solo uso en Antigua Guatemala, Sacatepéquez, donde la comuna creó un acuerdo que, además, estipula sanciones de entre Q300 y Q7 mil 500 para quien lo incumpla.

Carmelina de Baeza, comerciante, compra productos biodegradables para vender en su tienda de abastos en San Juan del Obispo, Antigua Guatemala. (Foto Presa Libre: Julio Sicán)
Carmelina de Baeza, comerciante, compra productos biodegradables para vender en su tienda de abastos en San Juan del Obispo, Antigua Guatemala. (Foto Presa Libre: Julio Sicán)

El acuerdo fue publicado en el diario oficial en agosto del 2018, y dio seis meses de plazo para que la población y los comerciantes se adaptaran a la media, por lo que a partir este domingo -10 de febrero del 2019- nadie pude usar y vender esos productos en la Ciudades Colonial.

Distribuidores y vendedores de productos plásticos aseguran que el acuerdo municipal que prohíbe el uso y distribución de bolsas, pajillas y duroport les afecta, porque algunos aún tienen producto en existencia; sin embargo, algunos compradores aseguran que la media es de beneficio para el medioambiente.

Juan Bocel, presidente de la Asociación de Distribuidores y Vendedores de Plásticos de Guatemala, explicó que el acuerdo solo beneficia a las grandes empresas que seguirán usando plástico y metalizados sin ninguna restricción.

También lea:  El plástico, una de las principales amenazas para los océanos

Recuerda que el año pasado solicitaron audiencia con la alcaldesa Susana Asencio, pero nunca recibieron respuesta, por lo que empezaron a desconfiar de la medida.

Alejandro Leal, vecino de Antigua Guatemala, compra productos biodegradables para una fiesta familiar. (Foto Presa Libre: Julio Sicán)

“El consumidor está dejando de compra productos plásticos por miedo a ser sancionado, pero el problema es que hemos invertido capital y no se han agotado las existencias”, comentó Bocel.

Medida positiva

Carmelina de Baeza, vendedora, comentó que la medida es positiva, porque lo que busca es cuidar el medioambiente; además, dijo que cada ciudadano debe tener conciencia y dejar de utilizar esos productos.

“Hace algunos años se usaban hojas de plantas y papel manila para empacar los productos y no había contaminación”, recuerda.

También lea: La isla de desechos plásticos que flota en el Caribe

Alejandro Leal, estudiante, dijo que al no usar productos de plástico se contribuye con la conservación de los recursos naturales, por lo que hace un llamado a la población para que se sume a la iniciativa.

Garantes

Rafael Gómez, de la oficina de Relaciones Públicas de la comuna, explicó que los encargados de verificar el cumplimiento del acuerdo son los alcaldes auxiliares, integrantes de los Consejos Comunitarios de Desarrollo, la Sociedad Civil y el Juzgado de Asuntos Municipales.

Agregó que desconoce si en los próximos días habrá alguna actividad de verificación para sancionar a los infractores de esa medida.

También lea: ¿Sabía que reciclar sus desechos le trae cuenta?

Julio Tuy, vendedor, lamentó que la municipalidad no hay implementado un programa de información para acatar la normativa y que debido a supo por otros medios, desde hace unos días empezó a sustituir sus productos plásticos por biodegradables.

Sanciones

En la publicación en el Diario de Centro América se detalla que queda prohibido el uso y distribución de bolsas plásticas y platos y vasos de duroport o plásticos desechables y pajillas plásticas. También manda que deben ser reemplazados por cualquier material biodegradable.

También lea: Danis López es ejemplo de cómo contribuir para cuidar el planeta

Según la comuna, se pretende minimizar los graves perjuicios que el exceso de los referidos productos causa al ambiente y a la salud de la población.

Añade que la persona que continúe con el uso de los mencionados productos será sancionada con una multa de Q300.

María Xunuc, vendedora de verdura en el mercado municipal de Antigua Guatemala, aseguró que empaca sus productos con material biodegradable. (Foto Presa Libre: Julio Sicán)

Para la persona jurídica o comerciante que tampoco respete la disposición, deberá pagar una multa de Q3 mil.

También lea: Buscan reducir efectos que producen cerca de un millón de toneladas de desechos

Según el acuerdo, las empresas que comercialicen estos productos prohibidos se le impondrá una multa de Q7 mil 500.

La municipalidad advierte que, en el caso de reincidencia en el cumplimiento de la norma, la sanción será con el doble del valor de la multa.

2

Daniel Cifuentes Hace 3 meses

En otras partes del mundo la gente es responsable por el manejo del plastico. Solo en nuestro subdesarrollado y atrasado pais se le da calidad de ente inteligente a algo que carece de la misma……al plastico. La gente es la que debe entender que no debe tirar la basura y debe reciclar……pero bueno….. si alguien pregunta porque estamos como estamos…..aqui tienen una muestra de porque.

Warg Gua Hace 3 meses

Que buena noticia