Incertidumbre por llegada de Guardia Nacional al río Suchiate para frenar migración irregular de centroamericanos

Habitantes de la frontera entre Guatemala y México se muestran inquietos ante la llegada de una policía especial, compuesta por unos seis mil efectivos, que tendrá como tarea regular la migración irregular por el puente internacional Dr. Rodolfo Robles y el río Suchiate, luego de los acuerdos entre los presidentes Donald Trump, de Estados Unidos, y Manuel Andrés López Obrador, de México.

El flujo de migrantes que cruzan el río Suchiate, de Guatemala a México, no se detiene, a pesar de la incertidumbre. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)
El flujo de migrantes que cruzan el río Suchiate, de Guatemala a México, no se detiene, a pesar de la incertidumbre. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)

Se tiene previsto que en las próximas horas llegue a Suchiate la anunciada Guardia Nacional para iniciar con el operativo migratorio que explicó recientemente Sonia Eloina Hernández Aguilar, presidenta municipal de Suchitate. Sin embargo, hasta el martes último, según la unidad de comunicación social del Ayuntamiento de Hidalgo, Chiapas, México, no habían recibido notificación sobre el arribo de las tropas.

Los migrantes que permanecen dispersos en el municipio fronterizo con Tecún Umán, San Marcos, se mantienen herméticos porque no saben cómo actuará la Guardia Nacional y por el momento solo han escuchado que para esta semana podría iniciar el despliegue y temen que ya no les permitan transitar por el territorio.

“Hemos escuchado que viene la Guardia Nacional aquí a la frontera para que ningún inmigrante cruce y esto es una violación a nuestro derecho de migrar. Esta feo lo que está haciendo el presidente Trump, y la migración siempre ha existido y no estamos de acuerdo que las políticas sucias que están implementado porque nunca se había visto esto”, expresó el migrante hondureño José Elías Cárcamo.

Franklin Geovany Chacón, de la Ceiba Atlántida, Honduras, tiene una semana de permanecer en ciudad Hidalgo, Chiapas, México y tiene temor que de un momento a otro llegue la Guardia Nacional y los deporte, pero mantiene la esperanza de que una nueva caravana les permita continuar su camino al denominado sueño americano.

“Tengo una semana de estar esperando que venga una caravana y pegarnos a ellos y arriesgarnos para recorrer los demás Estados para llegar a la frontera con Estados Unidos. Hay temor, nosotros tenemos ese miedo que venga la Guardia Nacional y nos regrese a nuestro país y no podemos dormir en el parque porque vienen los policías y nos sacan y no tenemos como permanecer aquí”, comentó.

Los ciudadanos mexicanos apoyan la medida anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que luego del acuerdo migratorio establecido con el gobierno de Estados Unidos para evitar el incremento de los aranceles se contempló el despliegue de las tropas a la ciudad fronteriza para evitar el paso de los migrantes, principalmente centroamericanos.

 

En la frontera con México, pocos migrantes llegan para ingresar por la aduana. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera)

 

“Que vengan porque está bueno para evitar que grupos grandes de migrantes pasen de manera ilegal, porque si la ley no quiere que pasen hay que respetar. No se sabe cuándo vendrán pero apoyamos a nuestro gobierno para que los migrantes no pasen por aquí”, comentó el ciudadano mexicano Higinio Chinchilla Ramos.

Coinciden que la medida que se prevé implementar en la zona fronteriza favorecerá a guardar el orden que se afectó desde octubre cuando ingresó la primera caravana de hondureños y aunque el lugar solo sirve de paso consideran que algunos no respetan el ornato de la ciudad.

“Hay muchos contrastes con respecto a la llegada de la Guardia Nacional porque si fuéramos nosotros los migrantes y pasáramos por la misma situación nos gustaría que nos ayudaran en el país que fuéramos a entrar, pero en este caso hay muchas personas que vienen y se han quedado y hacen escándalo, toman y dañan nuestro ornato y por eso consideramos que para guardar el orden sería una buena estrategia de nuestro gobierno porque todo se puede, pero en orden”, comentó el ciudadano mexicano Mario Alberto González.

 

Afectará economía local

 

Otros mexicanos consideran que la medida afectará la economía informal que se desarrolla en el río Suchiate, donde los balseros aprovechan a cobrar para pasar a los migrantes y con la presencia de la guardia nacional el negocio podría verse afectado.

“Al venir la Guardia Nacional va afectar a los balseros porque ya no van a poder cruzar a la gente y es el medio de subsistencia para mantener a la familia porque ante la falta de trabajo en México, se dedican a esto y tienen que considerar esto”, expuso el mexicano Nicolás Arroyo Pérez.

Los guatemaltecos consultados señalan que el acuerdo migratorio favorecerá a no arriesgar a niños y mujeres que también buscan nuevas oportunidades en los Estados Unidos y consideran que ese tiene que ser el propósito de implementar el operativo en la frontera.

“Es buena idea para quienes buscan el sueño americano porque están arriesgando a muchos niños y sufren junto a las mujeres porque es un camino largo el que recorren y si vienen a cuidar la frontera es porque están pensando en los migrantes que arriesgan la vida”, expresó el guatemalteco José Chicajau.

 

Algunos lugareños consideran que la economía generada por los migrantes se podría afectar con la llegada de la Guardia Nacional. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

 

Es sabido por los lugareños y quienes transitan de Guatemala a México, para llegar a Estados Unidos, que los denominados polleros cobran Q45 mil a los migrantes por llevarlos a su destino y a quienes no quieren caminar por el desierto la cuota les sube a Q85 mil.

Por su parte la presidenta municipal de ciudad Hidalgo, Sonia Eloísa Hernández, señaló que están a la espera de seis mil efectivos de la Guardia Nacional, que estarían ubicados en un terreno de tres hectáreas, a unos tres kilómetros de distancia del río Suchiate, y señala que independientemente de la modalidad de los operativos prevalecerá el respeto a los Derechos Humanos de los migrantes.

“Lo que sí puedo decir es que ningún gobierno, ni estatal, ni federal, ni municipal, violentaremos los Derechos Humanos de los migrantes. Tenemos el compromiso de salvaguardar el orden del municipio pero también daremos auxilio y apoyo humanitario como ser humano a la gente migrante que se incrementó desde octubre pasado”, explicó.

Mientras tanto en el río Suchiate se observa que no existe ninguna autoridad guatemalteca ni mexicana. Allí las actividades continúan siendo las cotidianas, cuando personas son trasladadas de extremo a extremo a través de las balsas, mientras que a través del puente fronterizo es poca la afluencia de guatemaltecos solicitando la Tarjeta de Visitante Regional, pero se mantienen atentos a la llegada de migrantes centroamericanos.

 

Contenido relacionado:

 

> Ubican a 125 migrantes que iban en buses hacia la frontera con México

 

> Migrantes detenidos en Guatemala son devueltos a la frontera con Honduras

 

> Trump presume en Twitter la detención “récord” de mil migrantes

3

Gil Zu Hace 2 semanas

Cuando a Charles Chaplin le ofrecieron la ciudadania norteamericana la rechazo diciendo SOY CIUDADANO DEL MUNDO Y EL ARTE NO TIENE FRONTERAS. En cuanto a lo que realiza el gobierno de Mexico en sus fronteras del Sur esta en su derecho. Lo esta haciendo con su Guardia Nacional sin descuidar la asistencia social a las comunidades mas pobres mas alla del Rio Suchiate.

Reyna Najera Hace 2 semanas

EL GOBIERNO DE MEXICO esta en su derecho de vigilar sus fronteras pero no con soldados extranjeros sino con su Guardia Nacional porque Mexico no puede seguir siendo territorio de nadie. Ademas Lopez Obrador esta impulsando EL DESARROLLO para las omunidades mas pobres en especial en el sur. PORQUE EL GOBIERNO GUATEMALTECO TUVO QUE PEDIR QUE VINIERAN A GUATEMALA SOLDADOS DE OTRA NACION MIENTRAS QUE EL DESEARROLLO NO SABEN DE QUE SE TRATA

Mario Acevedo Hace 2 semanas

Esperemos que tambien controlen el contrabando que destruye puestos de trabajo en Guatemala