En San Marcos La Laguna siembran tul para darle un respiro al Lago de Atitlán

Frente a las playas de San Marcos La Laguna, Sololá, un grupo de extranjeros con apoyo de la organización comunitaria Corazón del Tul sembraron cientos de matas de tul para darle un respiro al Lago de Atitlán.

En San Marcos La Laguna, Sololá, pobladores y un grupo de extranjeros sembraron tul para descontaminar el Lago de Atitlán. (Foto Prensa Libre: Corazón del Tul)
En San Marcos La Laguna, Sololá, pobladores y un grupo de extranjeros sembraron tul para descontaminar el Lago de Atitlán. (Foto Prensa Libre: Corazón del Tul)

Los integrantes de Corazón del Tul cada año llevan a cabo una siembra y repoblación de la planta en varias partes de lago para ayudar a descontaminarlo.

José Ulario Sacach, miembro de la organización, detalló que en esta ocasión un grupo de daneses  participó en la actividad.

“Este es un proyecto de repoblación de tul, una planta que sirve de filtro natural para el lago, pero que por varias razones ha desaparecido”,  comentó Sacach.

Corazón del Tul informó que con la constante repoblación de tul en el área de  San Marcos La Laguna, se recuperó un bosque de tul de donde se extraen las matas para llevarlas a otros puntos contaminados.

“San Marcos es un excelente ejemplo para que otros municipios y aldeas a la orilla de lago sigan nuestro ejemplo”, puntualizaron los organizadores.

Cada año la organización, lancheros, vecinos y un grupo de extranjeros unen esfuerzos para llevar a cabo la siembra de tul en San Marcos.

Integrante de la organización Corazón del Tul siembran tul para aumentar la oxigenación del lago. (Foto Prensa Libre: José Sacach)

¿Qué Es El Tul?

El tul es una planta que se encuentra en las orillas del Lago de Atitlán y posee cualidades que disminuyen la contaminación, pues sus raíces filtran el agua de manera natural. Además de oxigenar al Lago, el tul ofrece ecosistemas a numerosas especies acuáticas y aves migratorias.

Al rescate de Atitlán

La Asociación Amigos del Lago de Atitlán constantemente divulga información para concienciar a los pobladores de las comunidades alrededor del embalse para pedir su apoyo para rescatarlo.

Según la asociación, aproximadamente 500 litros de aguas residuales ingresan por segundo al lago.

De las 12 plantas de tratamiento ninguna cumple con los parámetros de calidad.

Las aguas residuales aumentan el carbono que se van al fondo del lago y generan la proliferación de las cianobacterias.

Alrededor de 300 mil personas dependen de Lago de Atitlán y es su única fuente de agua.

En el año 2015, un análisis de científicos de la Autoridad del Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago Atitlán y su Entorno y el Centro de Estudios Atitlán, de la Universidad del Valle de Guatemala, confirmó la aparición de tres clases de cianobacterias que cubrían el 70 por ciento del lago, las cuales se alimentan de la contaminación causada por aguas servidas.

Cientos de matas de tul fueron sembradas frente a la playa de San Marcos La Laguna, Sololá. (Foto Prensa Libre: Corazón del Tul)
Un grupo de daneses observa el proceso de siembra de tul en el Lago de Atitlán. (Foto Prensa Libre: Corazón de Tul)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

> Basura acumulada en río Ocosito será retirada en enero del 2020

> Promueven manejo responsable de desechos sólidos para proteger al lago Petén Itzá

> Huevos sin gallina, el invento de una granja para cuidar el planeta