Niños y adolescentes rescatados trabajarían quince horas al día

Doce menores de edad fueron localizados en quince allanamientos en tiendas y tortillerías de Quetzaltenango, se presume que a los menores les vedaban el “derecho de ser niños”, ya que tendrían una extensa jornada laboral.

Personal de la PGN, PNC y MP, participaron en los allanamientos para el rescate de los niños y adolescentes. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Personal de la PGN, PNC y MP, participaron en los allanamientos para el rescate de los niños y adolescentes. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Algunas de las niñas rescatadas tenían las manos dañadas por hacer tortillas durante  varias horas al día. Además  se observó a los menores con mal estado de salud, desnutrición y sin acceso a higiene personal.

“Lo único que quiero es jugar”, manifestó una de las niñas rescatadas este martes 30 de julio y quien trabajaría desde la mañana hasta la noche.

José Cantoral, fiscal encargado de la sede regional de la Fiscalía Contra la Trata de Personas en Quetzaltenango, indicó que el resultado final de los allanamientos fueron dos personas capturadas además de 12 niños y adolescentes rescatados.

“Se hizo una investigación producto de una denuncia que hacía referencia a este fenómeno de niños captados en departamentos aledaños, la mayoría son de departamentos cercanos como Quiché y Totonicapán, son desarraigados de su lugar de origen y sometidos a jornadas laborales de aproximadamente 15 horas diarias”, indicó el fiscal.

La forma en que los niños y adolescentes eran captados se pretende establecer por medio del seguimiento a la investigación.

En cuanto al pago por el trabajo que realizaban las víctimas, Cantoral relató que generalmente el dinero se entregaba a las familias. “En algunos casos no recibían el pago ellos sino la familia, y en otros recibían un pago ínfimo de Q300 mensuales”.

Le puede interesar: Artista quetzalteco incursiona en el teatro de papel y utiliza materiales reciclados

Para conocer el estado de salud de los menores se realizará un “peritaje medico”, ya que la preocupación de la fiscalía es una posible desnutrición.

“No podían salir para comer, debían consumir lo que había ahí en donde estaban, y después tenían que pagar o se les descontaba, el estado nutricional sospechamos que está mal”, relató.

De acuerdo con la fiscalía en algunos lugares donde se hizo allanamientos no se encontraron indicios de que los adolescentes fueran explotados.

“En algunos lugares no se procedió al rescate de adolescentes porque se descartó algún delito, no ameritaba el rescate, estos casos fueron pocos, en el 70 por ciento si se procedió al rescate para iniciar un proceso de protección”, afirmó.

Los niños fueron trasladados al Centro Regional de Justicia para una audiencia en el Juzgado de la Niñez y posteriormente fueron enviados a hogares del Estado para su cuidado.

“El espíritu de la audiencia era verificar en conjunto con la Procuraduría General de la Nación qué derecho se le está siendo vulnerado y dar los primeros pasos para restaurar estos derechos. En estos casos les sería vulnerado el derecho a ser un niño, a la familia, a la dignidad, al respeto, a la educación y una vida digna”, indicó María José Rebordelo, secretaria del juzgado.

De acuerdo con la Policía Nacional Civil (PNC) las dos personas detenidas en estos allanamientos fueron Luis Chanchavac y Manuel Ixcotoyac.

Contenido relacionado

Jóvenes de distintos centro educativos rechazan la Trata de Personas, el tercer delito más grave a nivel mundial

Cómo serán los “operativos a gran escala” en busca de coyotes con fines de extraditación en Estados Unidos

Preparan a agentes de turismo para identificar casos de trata

 

 

0