El espectacular golazo de Gareth Bale con Gales y su contundente mensaje a la prensa española

Con doblete de su estrella Gareth Bale, Gales derrotó por 2-1 a Austria y se clasificó para la final de la repesca europea al Mundial de Qatar 2022, este jueves en Cardiff.

Publicado el
Gareth Bale festeja en el partido contra Austria. (Foto Prensa Libre: EFE)
Gareth Bale festeja en el partido contra Austria. (Foto Prensa Libre: EFE)

Criticado en Madrid por sus continuas lesiones y su supuesta falta de implicación, Bale respondió en el terreno de juego con dos golazos (25 y 51), celebrándolos con golpes en el escudo galés.

“No estaba enviando un mensaje a nadie”, declaró el delantero Gareth al canal Sky Sports al ser preguntado si esta celebración tan efusiva era para aquellos que le critican en la capital de España.

“Es una pérdida de tiempo. Es repugnante y deberían avergonzarse de sí mismos“, añadió en referencia a las críticas desde Madrid.

No obstante, Gales tendrá que esperar varios meses para saber si se clasifica para el Mundial de Qatar 2022, ya que el otro partido de la vía A de la repesca, que debía enfrentar a Escocia con Ucrania, quedó aplazado hasta junio como consecuencia de la invasión de Rusia.

Pese a no jugar con el Real Madrid, Bale allanó el camino para los británicos con un golazo de falta, un zurdazo desde el pico del área que se coló por la escuadra de la portería defendida por Heinz Linder (25).

En una rápida contra, la otra estrella de Gales, Aaron Ramsey, tuvo la ocasión de marcar el segundo antes del descanso, pero su disparo de zurda se marchó fuera (38).

El segundo gol galés llegó al inicio de la segunda parte y de nuevo fue Bale su autor, con un gran remate de zurda a la media vuelta desde el interior del área (51).

Austria volvió a abrir la eliminatoria después de que Marcel Sabitzer anotara en el 65. En la última media hora presionó a los locales buscando forzar la prórroga, pero no lo consiguió, despidiéndose del sueño mundialista.

Fue bueno marcar pronto, nos dio empuje. Y el segundo tampoco estuvo mal. Sabíamos que iba a ser un partido enorme y que deberíamos tirar de nuestra experiencia en grandes partidos. Fue el escenario perfecto”, se felicitó Bale.

De lograrlo, sería la segunda participación mundialista para Gales, que solo jugó el Mundial de Suecia 1958, donde el combinado británico llegó a los cuartos de final.