Kylian Mbappé salva el honor de la campeona contra una sólida Islandia

Francia, flamante campeona del mundo, salvó su honor en los últimos cinco minutos gracias a Kylian Mbappé, quien intervino decisivamente en los dos tantos que equilibraron la ventaja de dos goles de los islandeses.

Kylian Mbappé celebra la anotación del empate de Francia contra Islandia. (Foto Prensa Libre).
Kylian Mbappé celebra la anotación del empate de Francia contra Islandia. (Foto Prensa Libre).

Un gol de penalti en el 90 marcado por Mbappé y otro en el 86 en propia puerta en el Eyjólfsson, provocado por un remate del delantero del PSG, equilibraron in extremis las anotaciones de los visitantes B.Bjarnason (31) y Árnason (58).


Los franceses venían de defender su título mundial logrado en Rusia con un empate ante Alemania y un triunfo ante Holanda en la Liga de las Naciones de la UEFA, pero a punto estuvieron de registrar su primera derrota como campeones.

Sin Mbappé en el once el día que era portada de la prestigiosa revista “Time” y con el regreso del capitán Hugo Lloris, después de su polémico positivo en un control de alcoholemia en Inglaterra, Francia se enredó frente a la presión y el orden de los nórdicos.

La doble campeona del mundo se atragantó en las tupidas líneas de los islandeses, quienes acababan de ser vapuleados en la Liga de las Naciones el pasado septiembre ante Bélgica (0-3) y Suiza (6-0).

Lee además: Arda Turan, acusado en Turquía por dispararle a un cantante durante una pelea

Ni el talento de Antoine Griezmann, ni la velocidad de Ousmane Dembélé, ni la potencia de Paul Pogba eran argumentos suficientes para crear ocasiones de real peligro.

Solo Lucas Digne -el ex del Barcelona regresó a la titularidad del carril izquierdo después de más de seis meses- con un centro rematado por Griezmann inquietó antes del gol visitante pasada la media hora.

Si te lo perdiste: Eden Hazard descarta un traspaso en enero al Real Madrid

Presnel Kimpembé, central del PSG, se echó al suelo a la altura del córner derecho reclamando una falta que no existió ante la presión Finnbogason, quien sirvió para que B.Bjarnason rematase fuerte y raso.

Un 0-1 que pudo convertirse en un correctivo mayor si no llega a ser por un mayúsculo Lloris. Al saque de un córner, el meta del Tottenham se lució en una secuencia de tres paradas consecutivas, primera a un cabezazo de R.Sigurdsson y otras dos, ya en el piso, a disparos seguidos de B.Bjarnason y de Finnbogason.

Antes del descanso, replicaron por parte de los locales Dembélé y Znonzi -sustituto de N'Golo Kanté-. Sus tentativas, sin embargo, se toparon con el guardameta Rúnarsson.

En la reanudación del encuentro, Deschamps movió su primera ficha: Tocado físicamente, el central del Real Madrid Raphaël Varane dejó su plaza a Kurt Zouma (Everton).

Y por los islandeses, cuyo país cuenta con una población 200 veces menor a la francesa (330 mil habitantes frente a 67 millones), ingresó el meta Halldorsson, el mismo que le paró un penalti al argentino Lionel Messi en el pasado mundial de Rusia.

 Con un 0-2 en contra, Griezmann, aspirante al Balón de Oro, cedió su lugar a otro nominado para el galardón, Mbappé, cuyo nombre fue inmediatamente coreado por los hinchas del estadio Roudourou de la pequeña localidad de Guingamp.

Contenido relacionado:

Kylian Mbappé: Autor de un póquer supersónico en 13 minutos. ¿Cuál es su límite?

Mbappé agradece a Pelé por un regalo especial que le hizo el Rey del futbol

Mbappé hace un “dèjá vu” del golazo de Ronaldinho de hace 15 años