“Toca y vete”: cómo fue el ‘encuentro’ entre Diego Maradona y Verónica Castro hace 40 años

Ambas estrellas coincidieron en México a propósito de un juego entre el 10 de Boca Juniors y el América.

Mural dedicado a Diego Maradona en Nápoles, Italia. (Foto: Hemeroteca PL)
Mural dedicado a Diego Maradona en Nápoles, Italia. (Foto: Hemeroteca PL)

A pocos días de morir, Diego Maradona reveló a Verónica Ojeda, la madre de su hijo Diego Fernando, que hace 40 años tuvo un encuentro con la actriz mexicana Verónica Castro, informó Infobae.

Ojeda contó en una entrevista que, luego de una operación en la cabeza, el 10 y ella veían un programa de televisión acerca de las relaciones entre famosos.

En un intento por explorar el pasado y asegurarse de que los recuerdos del ídolo estaban intactos, Ojeda le preguntó si era realidad un rumor de que había estado con una famosa.

“Qué el me gustaba, pues sí. Que yo le gustaba, pues a lo mejor también, pero nada más”, Verónica Castro

“Me dijo que sí”, dijo Ojeda que le respondió Maradona, y él mismo aclaró que fue con Verónica Castro. “Me dijo que sí, que no tuvo un romance, pero sí un “touch and go” -toca y vete-.

Lea más | Torneo Clausura 2021: Cremas y príncipes azules persiguen a Guastatoya que avanza con paso perfecto

Ya Castro había contado su versión en diciembre de 2020. Recordó que fue en 1982 en México, donde había llegado Maradona con Boca Juniors para jugar ante el América.

“Cuando me llaman fue rarísimo, porque obviamente me enteré de que jugaba el América contra la gente de Argentina y yo estaba en un salón de belleza y de repente recibí la llamada, me invitaron a conocer a Maradona y yo, encantadísima”, admitió la madre de Cristian Castro.

Pero la clase de encuentro podría distanciarse de lo que dijo Maradona a Ojeda pues Castro comentó que aquella vez “no pasó nada” entre ambos.

“A lo mejor había un gusto mutuo también. Estaba guapo, guapo. Estábamos jovencitos los dos y, bueno, yo sola y dije ‘No estaría mal…’ Pero ni siquiera se me ocurrió, y a él, menos. Nunca me invitó a salir, ni a por una copa, ni un café, ni una comida, nada. Fue de lo más respetuoso”, recordó.

Pero no marcó el fin entre ambos. Castro sostuvo que tenía a Maradona como una persona que admira, sigue queriendo, respetando. “Qué el me gustaba, pues sí. Que yo le gustaba, pues a lo mejor también, pero nada más”, sentenció.