Capitán de Nigeria vivió con angustia el partido contra Argentina

El capitán de la selección de Nigeria John Obi Mikel vivió los momentos más difíciles de su carrera deportiva al jugar el partido contra Argentina, en la tercera jornada del grupo D de la Copa del Mundo Rusia 2018, sabiendo que su padre se encontraba secuestrado.

Publicado el
Mikel tuvo una buena participación en el encuentro Argentina - Nigeria. (Foto Prensa Libre: AFP)
Mikel tuvo una buena participación en el encuentro Argentina - Nigeria. (Foto Prensa Libre: AFP)

Mikel contó la historia al diario británico The Guardian. Los secuentradores le llamaron cuatro horas antes del partido contra Argentina para decirle que tenían a su padre.


“Recibí una llamada cuatro horas antes del inicio para contarme qué había pasado. Me dijeron que matarían instantáneamente a mi padre si informaba a las autoridades o se lo contaba a alguien”, relató Obi Mikel.

Quien recordó que solamente un grupo muy reducido de sus amigos lo sabía. “Tampoco quería discutirlo con el entrenador, porque no quería que mi problema se convirtiera en una distracción para él o para el resto del equipo antes de un partido tan importante”, señaló el jugador, quien recuerda que si hubiera querido discutirlo con el entrenador no hubiera podido. 

Sin importar la presión y la mezcla de sentimientos que tenía por la situación familiar, John mantuvo su concentración e intentó darlo todo para conseguir la clasificación del equipo africano a los octavos de final. Los nigerianos terminaron el juego luchando por quedarse con los tres puntos, pero quedaron eliminados.

Te puede interesar: James Rodríguez sufre en las gradas durante el partido Colombia – Inglaterra.

John Obi Mikel disputa el balón con Lionel Messi en una acción del partido entre gauchos y africanos en la última jornada de la fase de grupos de Rusia 2018. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Tuve que suprimir el trauma. Estaba emocionalmente angustiado y tuve que tomar una decisión sobre si estaba mentalmente listo para jugar. Estaba confundido. No sabía qué hacer pero, al final, supe que no podía dejar tirados a 180 millones de nigerianos. Tuve que apartarlo de mi cabeza e ir a representar a mi país primero”, expresó Obi Mikel.

Lee también: Suecia la selección que clasificó en el repechaje avanza a cuartos de final.

El padre de John, quien también había sido secuestrado en 2011 fue liberado ayer lunes, casi una semana después de que el equipo africano quedó eliminado de la Copa del Mundo. Por el momento se encuentra internado para recuperarse de las heridas causadas por las torturas durante su cautiverio.

Contenido relacionado

> Andrés Iniesta le dice adiós a la Selección de España.

> Empiezan a tomar forma los cuartos de final de Rusia 2018.

>  México pasa de la ilusión a la decepción en un día gris para el Tri.