Marvin Ávila recibió insultos racistas por parte de algunos aficionados de Malacateco

El jugador Marvin Tomás Ávila fue víctima de ofensas por parte de aficionados de los toros en el juego entre Malacateco y Siquinalá que se desarolló en el estadio Santa Lucía.

Jugadores de Malacateco y Siquinalá muestran su apoyo a Marvin Ávila después de los insultos racistas de la afición de los Toros al jugador naranjero. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)
Jugadores de Malacateco y Siquinalá muestran su apoyo a Marvin Ávila después de los insultos racistas de la afición de los Toros al jugador naranjero. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

En el juego de la fecha 8 del torneo Apertura 2018, entre toros y naranjeros se vivió un momento lamentable que hizo que el partido se detuviera por algunos momentos. Trascurría el minuto 69 cuando algunos seguidores del equipo local comenzaron a insultar al jugador nacional de 32 años.

Ávila conducía el balón por la banda derecha, junto al graderío de la preferencia del estadio Santa Lucía, los gritos se comenzaron a escuchar y el jugador en señal de repudió se detuvo y lanzó el balón hacía afuera del campo.

Los jugadores locales se percataron de lo que estaba sucediendo por lo que Wilmer García y el tico Kenny Cunninham llamaron a la reflexión a los aficionados para que dejaran de insultar a Ávila, quien visiblemente molesto se retiró de ese sector alentado por sus compañeros de equipo y rivales.

Te puede interesar: Cobán Imperial sale de la mala racha con una victoria en Chiantla.

El árbitro central, Raúl Gamarro, se acercó al cuarto réferi, Luis Escobar, para ponerle al tanto del asunto, se desconoce sí el hecho será incluido en su informe arbitral. El club de los toros podría ser  sancionado económicamente por los actos racistas que se suscitaron dentro de sus instalaciones.

Lee también: Carlos Kamiani Félix le da la victoria a Xela en su visita a Petapa.

Al final del juego Siquinalá festejó al llevarse un punto de Malacatán con el empate a tres. Los naranjeros perdían 3-1 en el minuto 85 de juego sin embargo en la recta final empataron con anotaciones de Jean Scott de penalti y César García.

“Uno como futbolista… todos somos iguales. Salí muy molesto, me han pasado muchas cosas, la suspensión, el racismo en el futbol”, se lamentó Marvin Ávila, quien recordó que no es la primer vez que le sucede esto en Malacatán ya que en 2014 cuando militaba en Municipal también fue blanco del racismo.

Ávila aseguró que los insultos comenzaron en el primer tiempo, pero en la segunda mitad ya no resistió y sacó el balón del campo para que se dieran cuenta lo que todos se dieran cuenta de lo que estaba sucediendo. 

El árbitro del partido Raúl Gamarro consignó en el acta arbitral que Marvin Tomas Ávila sacó el balón del terreno de juego como prottesta por los insultos racistas “que los aficionados plenamente identificados del equipo Malacateco, le estaban gritando airadamente”. Gamarro asegura que a Ávila le gritaban “mono negro”.

Contenido relacionado

> Albertico Salguero es el nuevo entrenador de Deportivo Chiantla.
> Fredy Ruano es un hombre clave en el armado de Xelajú MC.
> Estos son los partidos reprogramados de la jornada 8 de la Liga Nacional.