Alza en el pan: El posible impacto en Guatemala de la subida de precio de materias primas

Aumento sostenido de materias primas pudo provocar ajuste local en precios del pan popular, y la Diaco estudia proporción de ese movimiento.

Publicado el
La Diaco dio a conocer, a través del Departamento de Comunicación, que lleva a cabo acciones de campo para monitorear los costos y precios de los insumos para la elaboración del pan popular. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
La Diaco dio a conocer, a través del Departamento de Comunicación, que lleva a cabo acciones de campo para monitorear los costos y precios de los insumos para la elaboración del pan popular. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La bola de nieve que surgió a finales del último trimestre del año pasado por el aumento de varias materias primas internacionales, como el maíz (71.5%), trigo (29.43), soya (54.48%) y petróleo (41%) llegó a Guatemala a principios del 2021.

Sin embargo, desde el punto de vista de tanques de pensamiento y el sector privado, es ahora cuando se percibe una mayor presión en los precios locales y especialmente en productos de la Canasta Básica Alimentaria.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa, explicó que las bajas temperaturas que se vivieron el año pasado en Texas y las sequías de Brasil y Argentina, además del aumento de los precios del petróleo, tienen un impacto importante en los precios de las gasolinas y, ahora, en productos como pan, tortilla, huevos y leche.

Enrique Lacs, director ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas coincidió en que desde septiembre del 2020 se evidenció el incremento de un 20 a 30 por ciento de esas materias primas, que sumó a los costos de producción, y aunque hubo empresas que no trasladaron dicha suba al mercado en ese momento, comenzaron a hacerlo a partir de marzo, porque “los incrementos son sustanciales”.

Paulo de León, director de Inteligencia económica y financiera de Cabi, precisó que Guatemala importa casi la totalidad del trigo que consume, por lo que el aumento del precio de este cereal en particular va a presionar a los del pan, pues el costo comienza a presentar un aumento drástico.

Le podría interesar: Por qué los precios de los combustibles se podrían estabilizar en mayo

Anticipan aumento

A principios de esta semana se intensificaron los anuncios por parte de los panificadores de varios municipios del departamento de Guatemala sobre un alza en el precio del pan popular, y los consumidores manifestaron su rechazo.

Ante esa situación, la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (Diaco) emitió un comunicado en el cual no avala el incremento, y desde ayer empezaron las verificaciones a nivel nacional para evitar abusos y especulación de precios.

La Diaco dio a conocer, a través del Departamento de Comunicación, que lleva a cabo acciones de campo para monitorear los costos y precios de los insumos para la elaboración del pan popular en diversas distribuidoras de levaduras, mantecas, huevos y demás insumos.

Asimismo, solicitó información técnica al Banco de Guatemala, a la Superintendencia de Administración Tributaria y al Ministerio de Agricultura sobre el comportamiento de precios de las últimas semanas de dichos insumos.

“La generalización del incremento o no de los precios del pan popular se determinará al finalizar los monitoreos a nivel nacional, y el porcentaje del incremento dependerá del tamaño, peso y calidad del pan popular”, expuso.

Al finalizar el estudio técnico emitirá un análisis apegado a la realidad nacional e internacional, agregó.

Zapata considera que el impacto es a nivel global y sugiere al gobierno diseñar una estrategia que ayude a amortiguarlo. Por ejemplo, indicó, podría incentivar programas de riego para pequeños productores, reducir barreras a la importación de alimentos y eliminar costos innecesarios de manera urgente.

Buscar respaldo

Fernando Trabanino, defensor del Consumidor, de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) indicó que el aumento del precio del pan popular supera el 20 y 25 por ciento del producto, por lo que es necesario que la Diaco, en su estudio, vele porque ese aumento no sea desproporcionado y se evite la especulación.

Por lo anterior, consideró que es preciso evaluar la cadena de comercialización con el fin de determinar si representa las condiciones de los precios internacionales como para que tenga un impacto en el mercado local sin reducir tamaño y calidad, que fue lo que sucedió hace unos cinco años, cuando subió el precio del pan popular.