Ante incertidumbre por cambios en Empornac, empresarios piden transparencia

Los usuarios de la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) en Izabal mostraron preocupación por el manejo administrativo durante la gestión de Byron Francisco Pineda Peña quien fue destituido por el presidente Alejandro Giammattei el pasado jueves, sin que se conozcan las causas oficiales de su separación.

Los usuarios de la Empornac mantienen incertidumbre por las operaciones en el puerto luego de la destitución del presidente de la junta directiva, los rayos X y el contrato de las grúas que finalizará en los primeros días de septiembre. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los usuarios de la Empornac mantienen incertidumbre por las operaciones en el puerto luego de la destitución del presidente de la junta directiva, los rayos X y el contrato de las grúas que finalizará en los primeros días de septiembre. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Días después de haber asumido el mando en enero pasado, Giammattei nombró a Pineda Peña como presidente de la Junta Directiva de la Empornac, pero de manera abrupta fue destituido el jueves 13 de agosto, sin embargo, hay riesgos el comercio exterior -importaciones y exportaciones- por el mar Atlántico del país.

Pineda Peña estuvo al cargo durante ocho meses, período en el cual se atrasó la puesta en marcha del sistema de inspección no intrusiva, ni se conocieron aspectos relacionados con la licitación de grúas cuyo vencimiento del contrato de 10 años será el 6 de septiembre.

Nuevo frente

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), recordó que la anterior administración de la portuaria intentó dejar resuelto el tema del contrato de las grúas con un nuevo proceso de licitación, sin embargo, no se logró, pero se advirtió del plazo que venía y a los actores de la cadena logística.

“Nos consta a todos los usuarios que el plazo se iba a vencer y no es una sorpresa lo que está pasando. La nueva autoridad nombrada este año entra sabiendo eso, se advirtió y se llega a agosto y se sigue sin resolver”, afirmó Carballido.

En este caso se pudo haber anticipado y la conclusión es que se deben romper los ciclos de las cosas obvias que son evitables, y no la crisis, sugirió.

Recordó un evento desfavorable en mayo del 2018 en la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) cuando faltaron grúas, pero en esa oportunidad había una alternativa, que era APM Terminals, pero en la Empornac no hay para cargas en contenedor.

Carballido explicó que ante estas circunstancias las compañías navieras pueden establecer sobrecostos, retrasos, y las grúas de los barcos son menos efectivas que las de tierra.

“Se puede venir sobrecostos, lentitud, y no sabemos qué sucederá, pero presumo que se tendrá que lograr acuerdos para ampliar el contrato el tiempo necesario para continuar con los plazos legales”, destacó.

Como Agexport lo que quisiéramos invitar a todo el mundo a salir de los círculos negativos en donde actividades críticas esenciales, son detenidas por la negligencia y la falta de decisiones de las autoridades de resolver los asuntos.

Juan Pablo Carrasco presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americano (AmCham), mencionó que se tiene que buscar una solución viable, y sobre todo que no se ponga el riesgo la importación y exportación de las mercancías, así mismo que exista un proceso transparente.

“Si no se toman las medidas necesarias en este momento dado a que está por vencerse el contrato de las grúas podría ponerse una situación grave para el país por el movimiento de las mercancías. Eso estamos viendo que esta próximo y esperamos una solución a corto plazo de ese problema”, precisó el presidente de AmCham.

Puerto Santo Tomás de Castilla en Izabal es el segundo puerto más importante del país y en el primer semestre del año el movimiento de mercancías incremento 4% con respecto al mismo período del año pasado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Ven inestabilidad

El cambio repentino ha provocado reacciones por representantes de las cámaras del sector privado, quienes consideran que se debe brindar estabilidad de la terminal portuaria, sobre en aspectos muy puntales: primero la operación de rayos X para evitar la descertificación del puerto por la Guardia Costera de EE. UU., y lo otro lo relacionado al contrato del servicio de las grúas para el movimiento de contenedores.

Ambas situaciones potencialmente ponen en riesgo las actividades de importación y exportación por el Atlántico, así como evitar una posible parálisis del comercio, evitar el aumento de costos en el traslado de las cargas y retrasos en las operaciones portuarias, que le restan competitividad al país.

El nombramiento interino del viceministro de Comunicaciones, Mariano Díaz, quien tiene a su cargo el área de Puertos y Aeropuertos como presidente en funciones de la Empornac, brinda una estabilidad, y hay expectativa a quien se podrá nombrar en los siguientes días, según los consultados.

Otro cambio repentino fue la del gerente general de Empornac Milton Anderson, el 5 de agosto.

Retiro anunciado

La salida de Pineda Peña de la Empornac surgió en un momento en el cual el Gobierno de los Estados Unidos mostró su preocupación en cuanto a la operación de esa terminal, sobre todo por el sistema no intrusivo, dijo Carrasco.

Insistió en que se debe brindar estabilidad y liderazgo en la administración y transparencia de la actividad portuaria de una infraestructura crítica para la actividad comercial del país.

Carrasco añadió que, aunque los puertos son instituciones autónomas, la decisión de separar al expresidente de la portuaria fue oportuna para garantizar su funcionamiento y la intervención del Ejecutivo en este tema.

El presidente de AmCham resaltó que hay por lo menos tres programas urgentes que se deben trabajar en la portuaria: mejorar la infraestructura y operatividad portuaria, los procesos y operaciones del puerto, y facilitar el comercio y los socios comerciales.

Tema se está abordando

Díaz comunicó que el tema está siendo solucionado por la junta directiva, y se está trabajando para arreglarlo.

“No se va a dejar al país y al puerto sin el servicio”, afirmó el viceministro.

Características

Las grúas en Empornac deben tener características particulares y específicas de peso, dado el muelle comercial que data de hace 50 años.

La modalidad del contrato es por servicios prestados, es decir la Empornac fija una tarifa y un porcentaje lo recibe el proveedor y otro a la portuaria.

Un evento de esta naturaleza puede tardar un año.

En el primer semestre del año la portuaria transportó 3 millones 876 mil toneladas métricas y equivale a un crecimiento del 4% con respecto al mismo periodo del año pasado.