Caso Bancredit: “La liquidación de un banco no es deseable”, dice presidente del Banguat

Sergio Recinos, presidente del Banguat, comparte su reacción sobre el proceso que acabó con la salida de Bancredit.

Sergio Recinos presidente de la Junta Monetaria, indicó que la suspensión del banco de Crédito fue ordenada y no hay efectos al sistema financiero. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Sergio Recinos presidente de la Junta Monetaria, indicó que la suspensión del banco de Crédito fue ordenada y no hay efectos al sistema financiero. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La liquidación de una institución bancaria no es deseable, afirmó Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y de la Junta Monetaria (JM), casi una semana después de la suspensión del banco de Crédito (Bancredit) del sistema financiero nacional.

Sin embargo, se dio una salida ordenada, puntualizó el funcionario, quien brindó la perspectiva sobre este caso que fue por el incumplimiento del plan de regularización que le estableció la Superintendencia de Bancos (SIB) a la entidad intervenida desde el viernes 5 de diciembre.

Recinos confirmó que este jueves se realizará una transferencia de Q57 millones del Fondo para la Protección del Ahorrante (Fopa) a la junta de exclusión de activos y pasivos (Jeap), para que lo antes posible se proceda a la devolución del 100% de los ahorros a los cuentahabientes.

Lea además: Cómo afecta la pugna legal por los ajustes a las tarifas de energía eléctrica

El martes 9 de diciembre las autoridades de la SIB oficializaron que 10 mil 149 cuentahabientes que eran de Bancredit fueron trasladados al Banco de Desarrollo Rural (Banrural).

¿Cómo hay que entender la suspensión de Bancredit?

El caso del Banco de Crédito que la JM decide suspender operaciones es por ser una institución que había entrado en problemas de encaje y de capitalización, para lo cual la SIB  requirió un plan de regularización por un período de tres meses (90 días), de manera que se subsanaran esas deficiencias de liquidez y solvencia.

Lamentablemente venció el plan de Regularización y la institución (Bancredit) no saneó sus estados financieros como había requerido la SIB como ente supervisor.

De esa cuenta, la Superintendencia otorga las resoluciones y plazos correspondientes que establece la ley, hasta elevar el informe a JM la semana pasada, y al conocer todo el expediente y la recomendación que hace la SIB de suspender las operaciones, se procede a esa solicitud.

El banco de Crédito fue suspendido por la Junta Monetaria el viernes 5 de diciembre por el incumplimiento del plan de Regularización. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

¿Qué pasos fueron vitales?

De inmediato se nombró la Jeap que se encarga de verificar los estados financieros, de separar los activos buenos, de separar los pasivos y se empezó a trabajar con la SIB sobre qué institución financiera se podría acercar y afortunadamente hubo varias interesadas, pero al final Banrural acepta y se le otorga el fideicomiso correspondiente.

El martes la SIB anuncia que Banrural se hará cargo del 100% de los depósitos, ya que al final lo que se protege es a los ahorrantes, esperando que en los siguientes días –y entiendo que será pronto– van a informar a partir de cuándo los depositantes de Bancredit pueden continuar con sus operaciones, pero, en este caso, con otra entidad.

Esto incluye a las personas que tenían créditos que deberán hacer los pagos que correspondan.

En general, ¿cómo puede calificarse el proceso?

Tanto en la JM como en la SIB el proceso de salida de Bancredit fue ordenado como se había pensado y como establece la ley. Hay que recordar que esta era una institución bastante pequeña, que representa el 0.2% de los activos del sistema financiero supervisado.

Reitero que la medida se adopta en primer lugar para proteger a los ahorrantes de ese banco, y en segundo lugar, para proteger a todo el sistema financiero.

Tal vez vale la pena comentar que cada institución bancaria o financiera que entra en problemas es por responsabilidad de sus accionistas o falta de administración que en algún momento hace entrar en problemas a la institución.

Repito que los ahorrantes pueden estar tranquilos, ya que próximamente podrán hacer sus operaciones con normalidad.

¿Se autorizó la solicitud para cubrir a los ahorrantes?

Sí, y efectivamente la Jeap solicitó Q57.3 millones para cubrir a los depositantes que tienen hasta Q20 mil y según se informó, son aproximadamente 10 mil depositantes y los recursos se estarán desembolsando este jueves.

Los recursos van a fortalecer el fideicomiso que se creó para atender estas operaciones (devolución).

Cabe mencionar y lo que informó la SIB es que la entidad cuenta con activos que respaldan al resto de depositantes y se estaría cubriendo el 100% a los depositantes.

¿Habrá alguna incidencia en el Fopa?

No y en realidad el Fopa está bien capitalizado, con más de Q5 mil millones y los Q57.3 millones es una cantidad poco significativa, si se considera en relación con los fondos que se cuentan en el Fopa.

Las autoridades de la SIB informaron el martes 10 de diciembre que los cuentahabientes de Bancredit pasaran a otra entidad y se les devolverá el 100% de sus depósitos. (Foto Prensa Libre: Urías Gamarro)

¿Cómo reacciona el sistema financiero luego de esta suspensión?

Se encuentra trabajando con normalidad y la salida de Bancredit fue muy ordenada y no ha provocado ningún problema.

¿Fue muy suave o automática la salida de Bancredit comparada con otros eventos de suspensión?

Claro y recuerde que en el caso de Bancafé (19 de octubre 2006) era el cuarto banco más grande y en ese momento tenía más de un millón de depositantes y en Bancredit estamos hablando de 10 mil cuentas.

En el caso del Banco de Comercio (12 de enero 2007), era una entidad relativamente pequeña, pero más grande que la suspendida.

Entonces no tiene comparación, porque Bancredit era una institución muy pequeña.

¿Qué reflexión han discutido como autoridades?

Los responsables de la administración de una institución financiera son los socios accionistas mayoritarios y la alta administración de esa institución los llevó a situaciones de esta naturaleza (suspensión) que no son deseables.

Los bancos son instituciones que captan los depósitos y otorgan créditos y crean dinero secundario y por eso se justifica que exista un ente supervisor para velar que no se infrinjan las normas y leyes, y que puedan afectar a los ahorrantes.

La SIB actuó en ley, –se tomó en cuenta– el derecho de defensa, se elevó el informe a la JM quien toma la decisión y finiquita un proceso administrativo.

Le puede interesar: Canasta básica costó Q5 menos a los guatemaltecos en noviembre, según el INE

Se llevaron las acciones para que la salida de Bancredit fuera lo más ordenada posible como, en efecto, se está dando.

Insisto en que no es deseable que salga una institución, hay proceso de fusión por absorción como lo establece la ley y que sería lo ideal de una salida de mercado, pero si eso no se da, se tienen que adoptar estas medidas en pro de la protección del depositante y del sistema financiero en su conjunto.

¿Hay reacción de agencias de calificación de riesgo?

No se ha contado con mayor reacción y ellos están conscientes de que esta es una institución muy pequeña y en otros países este tipo de situaciones son muy continuas, pero que en Guatemala afortunadamente no se ha dado y esperamos que no surjan porque no es deseable, y aunque se diera se deben de tomar las decisiones que corresponda.

Contenido relacionado

> Suspensión de Bancredit: “La población guatemalteca puede estar tranquila”, afirma Lizardo Sosa

> Junta Monetaria suspende el Banco de Crédito, que representa solo el 0.2% del sistema bancario

>EE. UU. captura a banquero guatemalteco vinculado en caso de lavado de dinero