Cómo es el plan que propone incentivos fiscales para vehículos eléctricos en Guatemala

Con un plan nacional e incentivos económicos y fiscales el gobierno se plantea impulsar la movilidad eléctrica en el país

En el país están activos alrededor de 240 vehículos eléctricos, según Amegua, la cual realizó junto al MEM una exhibición de varias unidades. (Foto, Prensa Libre: Esbin García).
En el país están activos alrededor de 240 vehículos eléctricos, según Amegua, la cual realizó junto al MEM una exhibición de varias unidades. (Foto, Prensa Libre: Esbin García).

El fin es motivar el cambio en el uso de vehículos por combustión (gasolinas y diésel) por las unidades que funcionan con electricidad, anunció el ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel, y para lo cual trabajan en un Plan Nacional de Electromovilidad.

“Se busca fomentar el incremento de la demanda de energía eléctrica nacional, impulsar la eficiencia y transición energética en el país”, agregó al explicar que dentro de las acciones estratégicas prevén presentar en este semestre una propuesta de Ley de Electromovilidad la cual se ha trabajado desde un grupo técnico de movilidad eléctrica y será presentada por el Organismo Ejecutivo al Congreso.

Esta iniciativa incluye beneficios fiscales como no pagar el impuesto de primera matrícula (Iprima) el cual se paga por la importación de vehículo al país y es el equivalente a lo que era el arancel. La intención es hacerlo más asequibles a los guatemaltecos, además se incluirán cuestiones técnicas, agregó.

Qué contiene la propuesta original

Juan Carlos Botrán, presidente de la Asociación de Movilidad Eléctrica de Guatemala (Amegua), explicó que dicha organización elaboró el año pasado un borrador de la propuesta de Ley y la entregó al ministerio.

La propuesta de dicha organización contempla eliminar todo tipo de impuesto para compra de vehículos eléctricos que no solo incluye el Iprima, sino el impuesto al valor agregado (IVA) y, por un plazo definido, el impuesto de circulación de vehículos (ISCV).

El directivo mencionó que la idea no es establecer los beneficios fiscales en forma definitiva sino que durante 10 años o hasta que el parque vehicular eléctrico  llegue a un 20% o 30% del total del parque total, momento en el cual creen que ya no se necesitarían incentivos porque el costo de las baterías (que encarece el de los vehículos) habrá bajado y ya existirá la demanda para continuar con la migración.

Agregó que en el caso del ISCV proponían que se aplicara de forma escalonada, es decir el primer año eliminarlo por completo o reducirlo en 100%, en el segundo año la reducción sería del 80%; en el tercer año, de 60%, en el cuarto año de 40%, en el quinto año del 20%. La idea era que entre el quinto y décimo año llegue a pagar el impuesto completo.

El directivo dijo que aún no conocen la propuesta final que hizo el MEM ya que no han tenido acceso al documento que ese ente estaría enviando a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para su opinión ya que el Ejecutivo y la SAT tiene que evaluar el impacto en ingresos tributarios. Agregó que el gobierno dejaría de recibir cierta cantidad de impuestos, pero se estaría promoviendo tecnología que ayudará al medio ambiente y evitar enfermedades respiratorias.

Le puede interesar: Las razones que detienen a contribuyentes a optar por la devolución electrónica de crédito fiscal

Botrán explicó que uno de los principales obstáculos que tienen la movilidad eléctrica es la diferencia de costo de los vehículos eléctricos respecto de los de combustión, ya que en los primeros uno de los elementos más caros son las baterías.

“El costo de una batería representa alrededor de 30% o 35% del costo total del vehículo, y eso hace que sean más caros que uno de combustión en alrededor de 20%. Para nivelar el costo se debe reducir otros gastos, como en este caso los impuestos para su adquisición, agregó.

Expuso que no se está inventando el “agua azucarada”, sino que se están siguiendo prácticas exitosas como las exeriencias de Argentina, Chile, Ecuador, Costa Rica.

Aparte de la iniciativa de Ley también Amegua hizo una propuesta de un Plan Nacional, aunque por el momento no han sido convocados para ser parte de este, agregó.

El ministro del Energía solo mencionó el Iprima, y no amplío la información solicitada respecto a otros incentivos fiscales y contenido de la propuesta de ley.

Diversidad de vehículos eléctricos se exhibieron en el país, algunos son de alta gama. (Foto, Prensa Libre: Esbin García).

El MEM junto a Amegua efectuaron este martes 6 de abril una exposición de vehículos eléctricos.

En esa actividad el funcionario indicó dentro de las acciones para motivar el uso trabaja en involucrar a diversas instituciones del Estado para que en sus planes contemplen la adquisición de vehículos eléctricos para sus flotillas. Una entidad que ya aprobó incluir tres es el Instituto Nacional de Electrificación (Inde), agregó.

Y, acompañados a Amegua están donando cuatro cargadores de este tipo de vehículos para que puedan ser puestos a disposición tanto en esa entidad como en la Dirección General de Energía.

Transporte público

Pimentel dijo que a mediano y largo plazo también se tiene que contemplar la conversión del transporte de pasajeros y de carga en vehículos eléctricos, aunque tomará más tiempo ya que se requiere el consenso de otros actores.

Botran dijo que la Municipalidad de Guatemala está evaluando dos rutas o líneas del Transmetro para colocar autobuses eléctricos.

Lea también:  Tres claves para la reactivación económica en Guatemala (desde el sector privado)

Por ejemplo, la línea 5 está conformada por 15 a 17 autobuses y lo están viendo como un plan piloto. “Hablar de15 unidades en verdad no hacen aun gran diferencia en el medio amiente, pero es un inicio y se debe continuar con más”, agregó.

Expuso que también se debe motivar a empresas para que migren su flotilla de empresas, de vehículos y paneles. “Para una empresa hace más sentido migrar una flota eléctrica que una de combustión porque puede obtener todos los beneficios económicos en cuestion de ahorro de consumo de combustible y mantenimiento”, agregó

También hay scooters, motocicletas y tuc-tuc eléctricos. (Foto, Prensa Libre: Esbin García).

Los precios de los vehículos varían mucho desde los US$22 mil hasta los US$200 mil dependiendo del tipo de vehículo y de la marca.

Telma Solares, directora ejecutiva de Amegua dijo que en el 2005 llegaron al país los dos primeros carros eléctricos y en la actualidad hay registrados 240 activos. También se está trabajando en el plan de electrolineras y cargadores tanto en la capital y el departamento de Guatemala como en otros departamentos.

Según Pimentel hay unidades que ya tienen 300 kilómetros de autonomía.