Cómo ha sido la ejecución de los Q14 mil 610 millones para enfrentar la pandemia del coronavirus en Guatemala

Finanzas afirma que ahora el gobierno gestionará préstamos para la reactivación económica del país, luego que pase la pandemia.

La economía de los guatemaltecos se ha visto afectada por la pandemia del coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La economía de los guatemaltecos se ha visto afectada por la pandemia del coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El ministro de Finanzas, Álvaro Ricci, informó que se aprobaron tres decretos para disponer de Q14 mil 610 millones para atender la emergencia por el covid-19.

Estos recursos provienen de la colocación de bonos del tesoro, así como de préstamos externos. Actualmente se ha ejecutado el 60 por ciento.

El funcionario indicó que se han ejecutado Q9 mil 409 millones y falta por ejecutar Q5 mil 200.80 millones. Lo que resta de ejecutar se dará conforme lo pidan los ministerios.

Explicó que los recursos fueron diseñados para tres meses, y puso como ejemplo el Bono Familia, que tuvo atraso por la gestión de los préstamos y el traslado de los recursos; además, se deben cumplir reglamentos y convenios entre otros procesos.

Dijo que Q11 mil millones fueron aprobados por el decreto 13-2020 para uso por la emergencia, ya que en los decretos 12-2020, como el 20-2020 fue la readecuación de créditos de años anteriores.

El Congreso destinó recursos de esos créditos para temas de reactivación y de la pandemia.

Recordó que el primer desembolso del Bono Familia fue el 18 de mayo pasado y este programa al igual que los demás tuvo un “poco” de atraso que se debió a temas de gestión de los préstamos en el Congreso, obtención de los fondos y el traslado de los recursos  que son procesos laboriosos.

En el proceso también se deben negociar los préstamos y continúa la aprobación de los decretos y para esto hubo labor de socialización, como explicarlo en el Congreso que apoyó con la aprobación de estos.

Si se aprueba el decreto, debe ser trasladado a la Presidencia y se tiene que sancionar, luego se gestionan los recursos como el caso del Bono Familia que debe tener reglamentos, opiniones de la Procuraduría General de la Nación y convenios firmados.

“Lleva un tiempo que no es de un día para otro, a raíz de eso los recursos no pudieron llegar de inmediato”, expresó el ministro.

Ya disponibles los recursos se trasladan a los ministerios y estos los entregan a los beneficiarios.

“Algunos de los atrasos no es por dejadez, ha sido porque lleva procesos legales, reglamentarios y opiniones de diferentes instancias del Ejecutivo”, explicó.

El ministro Álvaro Ricci añadió que los bonos de los Q11 millones del decreto 13-2020 se colocaron localmente en el Banco de Guatemala.

Hay dos préstamos del exterior y están contemplados en el decreto 12-2020. Uno es del Banco Mundial de 200 millones de dólares y otro crédito del Banco Interamericano de Desarrollo por 250 millones de dólares. Según el ministro, ambos préstamos suman Q3 mil 667.50 millones.

Cada crédito tiene condiciones de pago “sumamente favorables”, algunos de estos créditos tienen plazos hasta de 20 años.

“Estos préstamos no nacieron este año, son préstamos que ya venían incluidos desde hace algunos años en los presupuestos, pero nunca se habían aprobado y lo que hizo el Congreso en el momento de la pandemia tomó parte de esos recursos y les dio un destino específico”, puntualizó el ministro.

Reactivación económica

Ricci anunció que ahora gestionarán préstamos para la reactivación económica y no para subsidiar a las personas, van a que los beneficiarios tengan fondos de garantía para invertir.

Según Finanzas, lo que se endeudó el país para hacer frente al covid-19 no supera el 1.89 del Producto Interno Bruto (PIB). Actualmente la deuda pública total es de Q180 mil millones.

Incremento de la deuda

Añadió que el 5% por ciento se incrementó la deuda por el covid-19 en relación con el PIB. El índice de confianza en la economía del país está bien y se visualiza la recuperación acelerada en la economía.

Otro tema

El ministro informó que lo que se quiere hacer es una subvención al usuario del transporte público y no recaer en los subsidios que no funcionaron.

Añadió que ha habido varias reuniones con distintos sectores, entre estos los representantes del transporte público. En las reuniones se planteó que se debería dar el aporte en esta época de pandemia de Q2.50 a cada persona en su boleto, es decir si la tarifa es de Q1.10, y el Estado debería dar a la persona o a le empresa los Q2.50.

No está totalmente definido, ya que lo tienen que hablar con el presidente Giammattei y luego ir al Congreso para gestionar los fondos o ver si hay recursos en el Estado.

Se usaría una plataforma similar a la del Bono Familia, aunque no recursos de este programa.