Contenedores varados, vacíos y escasos: La nueva realidad que trajo la pandemia a los exportadores

Desabastecimiento o escasez de contenedores o teus para transporte de carga marítima y aumento de precios en fletes experimenta el comercio internacional este año.

La pandemia del coronavirus ha venido a cambiar también la logística y movimiento de carga. Foto con fines ilustrativos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La pandemia del coronavirus ha venido a cambiar también la logística y movimiento de carga. Foto con fines ilustrativos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Jorge Gómez, presidente de la Gremial de Logística de Guatemala (GLG), expuso que desde hace varias semanas se experimenta esta situación la cual fue generada por que los contenedores no estaban regresando en tiempo a sus orígenes lo que provocó desabastecimiento de teus vacíos para ser llenados de nuevo en los diferentes países.

El ejecutivo comentó que les han explicado varias razones, una es que las fábricas de dichos contenedores redujeron su producción debido a que en algún momento de este año hubo baja demanda. La otra razón es por posibles atrasos en las cargas debido a la adaptación de la logística que se ha experimentado en el mundo durante el 2020 derivado de la pandemia del coronavirus.

“Hubo contenedores que se quedaron varados en diferentes puntos del mundo y no estuvieron regresando con la dinámica acostumbrada a los países que son los grandes despachadores de carga”, dijo Gómez.

Agregó que bajo inventario disponible de contenedores derivó en un aumento en los precios o tarifas de fletes.

El directivo mencionó que el incremento empezó en septiembre y a la fecha representa aumentos de entre el 60% y 100% respecto de tarifas anteriores.

Agregó que visualizan que en 2021 se puedan mantener precios altos o incluso subir un poco más al actual.

Cuando el usuario contrata un contenedor, incluye el flete del barco, y se les establece una programación de cuando deben retornar a un país. El barco lleva ciertos contenedores vacíos para rotar la carga, la dinámica comercial permite que uno de estos que llega a Guatemala pueda ser llenado o si en algún no se va lleno, pero se requiere en otro lugar el barco mueve algunos contenedores vacíos.

Según Gómez el precio alto está afectando al país y de seguir con esos precios o en tendencia alcista puede provocar una desaceleración de las importaciones y exportaciones lo que se traduce en un incremento en los costos de la logística.

Considera que los precios altos le están impactando más a las empresas más pequeñas que no pueden soportar esos costos.

Fanny D. Estrada, directora de relaciones institucionales de Agexport, indicó que los exportadores no le han informado sobre falta de contenedores para transportar su carga marítima. Sin embargo, dijo que sí se ha experimentado un drástico aumento de las tarifas de los fletes.

Los incrementos son en promedio de US$1 mil 200 por contenedor, explicó.  Por un flete hacia Florida cobraban US$4 mil y desde septiembre empezaron a subir los precios, en la actualidad están en US$5 mil 200.

Mencionó que el momento más difícil de la pandemia la economía de Guatemala no resulto tan castigada como la de otros países porque se exporta productos de primera necesidad como alimentos, medicamentos y otros que han mantenido alta demanda, agregó que el transporte de carga no se detuvo.

Sin embargo dijo que la situación es grave porque a pequeños exportadores de vegetales ese precio les impacta mucho, y no se ha podido arreglar nada al respecto de los precios del flete.

Rolando Paiz, Comisionado Presidencial para la Competitividad mencionó que la escasez de contenedores y el aumento de precios es a nivel mundial y que también está afectando a Guatemala.

Comentó que los fletes de China a Guatemala que normalmente cuestan entre US$2 mil a US$2 mil 500 están entre US$7 mil y US$9 mil. Menciona que la cadena logística les ha explicado que las exigencias de los puertos en todo el mundo, derivado de la pandemia hay menos personal y los contenedores pasan más tiempo en puerto de lo normal y no se está dando la descarga y carga con la velocidad logística habitual.

“El efecto es mundial, los fletes se están encareciendo y han afectado severamente a los sectores exportadores, especialmente al de vegetales”, añadió.

Hondureños abarcan espacio para carga aérea guatemalteca

Otro problema que están enfrentando exportadores guatemaltecos es escasez de espacio para carga aérea en las últimas semanas, indicó D. Estrada.

Explicó que se debe a que el Aeropuerto de Honduras no estaba abierto, por lo que los exportadores de dicho país están enviando su carga por tierra a Guatemala para sacarla desde aquí vía aérea.

Los guatemaltecos tuvieron una reunión con el Comisionado Presidencial de Competitividad, Rolando Paiz para buscar apoyo y una solución.

El funcionario comentó que la carga aérea también se está viendo afectada por disponibilidad de espacio en la época alta de las ventas porque hay saturación.

Agregó que se ha venido a complicar esa situación por varias razones una de estas es la mencionada por la directora de Agexport.

Esa situación también ha provocado un aumento de precios ante la demanda.

Mencionó que el viernes hubo una reunión entre Pronacom, Agexport y las líneas aéreas en busca de reservar espacio para la carga nacional o darle una solución. El funcionario dijo que se les indicó que empezaría a exportar la carga hondureña desde El Salvador, pero están pendientes de verificar si ya se está llevando a cabo de esta forma.

“El otro problema es que se reservan espacios en el avión y por exceso de carga se queda el producto, algo similar a un vuelo sobrevendido”, añadió.

Paiz recordó que el 30% de la carga de Guatemala sale en aviones de pasajeros pero estos vuelos disminuyeron debido a la pandemia, aspecto que también influye.