Coronavirus: Aumenta la cantidad de cuentahabientes en Guatemala

De marzo a septiembre, se registró el aumento de puntos de acceso y cuentas de depósito impulsadas por la pandemia, informó la Superintendencia de Bancos.

La pandemia impulsó el crecimiento de cuentas de depósitos y puntos de acceso a nivel nacional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La pandemia impulsó el crecimiento de cuentas de depósitos y puntos de acceso a nivel nacional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las restricciones de movilidad que se vivieron en el país como medida de prevención y para evitar contagios del covid-19 influyeron en la creación de nuevas cuentas bancarias, es decir, hay más cuentahabientes.

La Superintendencia de Bancos (SIB) reportó que de marzo a septiembre de 2020 los puntos de acceso aumentaron en un 9.6%. Esto incluye agencias bancarias, establecimientos de agentes bancarios y cajeros automáticos.

En el caso de la cantidad de cuentas de depósitos (corresponde a personas individuales e incluye cuentas de depósitos monetarios, de ahorro y a plazo) se incrementaron en un 14.1% en el mismo período.

Según la SIB en el caso del crecimiento de los puntos de acceso se estima que las medidas adoptadas derivado de la pandemia pudieron influir pues las personas buscaban movilizarse lo menos posible para efectuar sus actividades, incluyendo la realización de transacciones bancarias de bajo monto. Esto pudo contribuir a la apertura de mayores puntos de acceso.

Además, la pandemia también pudo influir en la apertura de nuevas cuentas bancarias pues éstas facilitan la posibilidad de realizar transacciones por vía electrónica, así como la recepción y realización de pagos, lo cual fue particularmente importante en el momento en que la movilidad se vio reducida.

Por lo tanto, la SIB consideró que, a juzgar por los crecimientos semestrales observados en 2020, es posible que la tendencia se mantenga en 2021.

Cifras lo demuestran

Entre marzo y septiembre de este año se abrieron 1.86 millones de nuevas cuentas bancarias en el país, lo cual incrementa de 13 mil 242 a 15 mil 109 las cuentas de depósitos a nivel nacional, según datos de la SIB.

  • En el caso de los puntos de acceso a nivel nacional pasaron de 15 mil 578 a 17 mil 68 en el mismo período.
  • Las cuentas de depósitos por cada 10 mil adultos pasaron de 15.3 en marzo a 16.8 en septiembre de este año.
  • La cantidad de cuentas de depósitos por cada 10 mil habitantes pasó de 13 mil 31 en marzo a 14 mil 868 en septiembre de 2020.

En los últimos cinco años, el promedio del crecimiento semestral de los puntos de acceso ha sido de un 2%. A su vez, la cantidad de cuentas de depósitos ha disminuido en promedio 0.5% semestral.

En ambos casos, es decir, los puntos de acceso como la apertura de cuentas observada en el semestre de marzo a septiembre de 2020 es superior a los promedios históricos, afirmó la SIB.

Ese ritmo evidencia un acelerado proceso de inclusión financiera, aseguraron Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat), y el titular de la SIB, Erick Vargas, durante el XV Congreso Regional de Remesas, Microfinanzas e Inclusión Financiera, que se llevó a cabo el 10 diciembre de este año.

Ambos funcionarios coincidieron en que la llegada de la pandemia incidió en el crecimiento, aunque también consideraron que comienza a tener efectos la implementación de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (Enif), lanzada a finales de 2019.

Cargando

Papel de las fintech

La industria de tecnología financiera —comúnmente llamada fintech– está creciendo en el país como un sector con potencial de abordar los retos de inclusión financiera, sin embargo, aún no está regulada y según la SIB se han tenido acercamientos para conocer el sector, pero faltan pasos aún por definir para su integración, y puedan formar parte del reporte.

De acuerdo con la Asociación Fintech de Guatemala (AFG), a la fecha, hay 40 empresas de tecnología financiera que ya están operando en el país, ofreciendo una variedad de productos y servicios como billeteras móviles, pagos digitales y financiamiento alternativo, entre otros.

“Un factor crucial para generar una sociedad más inclusiva en el plano financiero es la colaboración entre fintechs y bancos”, afirmó Natalia Pinzón, presidente de la AFG.

En opinión de Pinzón, los bancos poseen una solvencia patrimonial y operativa fuerte, construida a lo largo de los años a través del cumplimiento de sistemas de administración de riesgo, y a través del uso de tecnología y modelos de negocio disruptivos, las fintech pueden apoyar al sistema financiero y llegar a la población no bancarizada.