Coronavirus: aviación guatemalteca se prepara para reanudar vuelos domésticos privados

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) prevé que se reanude próximamente la aviación doméstica la cual ha estado suspendida desde marzo por las restricciones impuestas para contener la propagación del covid-19.

Publicado el
Al día hay alrededor de 50 vuelos domésticos privados, según el director de al DGAC. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Al día hay alrededor de 50 vuelos domésticos privados, según el director de al DGAC. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El director de la institución, Francis Argueta, informó que trabajan en los protocolos necesarios tanto para pilotos como para pasajeros y demás personal involucrado en esos vuelos.

El funcionario explicó que se trata de la aviación general de vuelos privados que puede operar de un departamento a otro. Los vuelos comerciales aún no se reanudaría.

Como ya se abrió el tránsito terrestre interdepartamental se espera que se pueda abrir el tránsito aéreo doméstico, añadió Argueta al mencionar que consideran que volar será seguro si se siguen los protocolos que están por establecerse.

Este consiste en varios pasos:

  • El operador aéreo es el responsable, por medio del piloto al mando, de cerciorarse de que la aeronave sea desinfectada antes del uso para que al momento en que ingrese el piloto y el pasajero entren en un ambiente estéril.
  • Será obligatorio el uso de la mascarilla.
  • El piloto deberá proveer el alcohol en gel para que tanto él como los pasajeros se desinfecten las manos.
  • Antes del ingreso a la aeronave se tomará la temperatura.
  • Tanto el piloto como el pasajero tendrán prohibido quitarse la mascarilla durante todo el vuelo.
  • También se proporcionará gel para desinfección de manos durante el vuelo.
  • Al llegar al destino la aeronave deberá ser desinfectada de nuevo.

“Estas medidas se basan en las acciones aconsejadas por la OACI (Organización de Aviación Internacional) y la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo, en inglés)”, explicó.

Por el momento no se contempla el uso de guantes para vuelos domésticos privados puesto que no ha sido recomendado aún por la OACI, expuso Argueta.

En el caso de vuelos internacionales sí serán necesarios los guantes debido a que se busca homologar los protocolos con otros países, comentó el funcionario al indicar que ya enviaron los protocolos para la validación de las autoridades correspondientes.

Agregó que para el aforo no se prevé guardar un espacio intermedio ya que se trata de aeronaves pequeñas y consideran que se mantendrá las precauciones necesarias al tener la mascarilla puesta y el resto de normas de higiene y desinfección.

Los protocolos se están afinando, y tanto estos como los de la aviación comercial internacional deben ser validados por la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia covid-19 Coprecovid.

Se ha propuesto que la reapertura de la aviación doméstica privada pueda darse para la primera quincena de agosto, pero se espera que en los próximos días las autoridades de Salud y el presidente Alejandro Giammattei analicen el tema y decidan, indicó el responsable de la DGAC.

Hasta antes de la emergencia, en Guatemala se efectuaban alrededor de 50 vuelos domésticos privados, con lo cual el país tiene uno de los más altos índices de aviación general percápita en el mundo.

Hasta la fecha se mantiene en programación abrir el Aeropuerto La Aurora el 15 de agosto, pero está fecha también puede ser modificada por las autoridades si lo creen conveniente, subrayó el funcionario.

Explicó que es un plazo estimado que dependerá de la evolución del aplanamiento de la curva del covid-19 en Guatemala pero que “estaremos listos a esa fecha con los protocolos de bioseguridad aeroportuarios en caso sea considerado prudente”.

Argueta agregó que están enfocados como gobierno a dar el apoyo a la aviación comercial y general para salir adelante en esta crisis que ha golpeado al sector.

“La aviación es una columna importante en la economía para Guatemala y cualquier nación”, destacó.