Coronavirus: Fondos de emergencia deben ir a Salud y después a rescate económico, según analistas

Aunque la urgencia y la efectividad están centradas en estos momentos en controlar el coronovaris, representantes de diferentes tanques de pensamiento económico expusieron las acciones inmediatas que se deberían implementar para una recuperación del aparato productivo, sobre todo en aspectos que garanticen las fuentes de trabajo y la permanecía de los negocios.

El sector comercio es uno de los más golpeados en la economía y algunas pymes están en riesgo financiero por la caída de la demanda y la falta de ingresos, según expertos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El sector comercio es uno de los más golpeados en la economía y algunas pymes están en riesgo financiero por la caída de la demanda y la falta de ingresos, según expertos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El sistema económico del país —tanto formal como informal— ya podría estar viviendo las primeras consecuencias del covid-19.

Hay un consenso en los analistas consultados por Prensa Libre en cuanto a que los planteamientos del Programa Nacional de Emergencia y Recuperación Económica, que presentó el presidente Alejandro Giammattei el pasado miércoles al Congreso de la República, deben reforzarse y alinearse en beneficio de la mayoría de la población.

Los consultados expresaron que antes de hablar de una reactivación de la producción resalta la importancia en la atención a las personas afectadas y los cordones establecidos para contener el virus en estos instantes.

Lea además: Coronavirus: Mintrab recibe primeras llamadas entre denuncias de trabajadores y dudas de patronos

Aclararon que todavía es muy temprano para definir cuál será el impacto real a la producción en este inicio del ciclo, pero advierten de consecuencias que podrían ser profundas, tanto en el plano doméstico como en el exterior, por la integración económica.

Citaron como ejemplo que el sector turístico y el comercio han sido los primeros que reflejan las condiciones de adversidad.

Algunas actividades podrían verse afectadas por las decisiones de compra y las perspectivas económicas cambiarán al corto plazo, pero si la crisis es a mediano plazo, implicaría efectos a escala mundial que tendrían una incidencia en el 2021, advierten.

Moratoria

La ausencia de clientes y usuarios por el paro en actividades de comercio y servicios impactará en las finanzas de las pequeñas y medianas empresas que no contarán con la liquidez para afrontar los compromisos de pago.

“El sector de educación es uno de los más afectados en estos momentos y las compañías que están alrededor de estas no cuentan con los ingresos y corren el riesgo de cerrar operaciones”, señaló David Casasola, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien).

Comentó que una de las medidas que puede ser efectiva en este momento es aplazar pagos como en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, el Instituto de Recreación de los Trabajadores de la Empresa Privada (Irtra) y el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap), como propuso el presidente Giammattei el pasado miércoles.

“Estas condiciones ponen en riesgo los temas de alimentación, calidad de vida, y en un plazo inmediato, y si existen las restricciones para las actividades económicas, —también— se podría observar un repunte en la pobreza”, manifestó.

Para otro sector de la actividad económica uno de los desafíos es cumplir con los compromisos financieros y la recuperación de las cadenas de valor.

Paulo Boteo, director general de Fundación Libertad y Desarrollo, declaró que el programa económico presentado es la primera fase, y en él estuvo excluida la parte de las personas que están en la informalidad, así como las soluciones que se les pueden brindar sobre todo a las personas que están en la provincia, en un escenario en la caída de ingresos de remesas familiares.

“La propuesta tendrá un impacto positivo, pero el nivel de crisis que nos viene posiblemente requiera acciones más contundentes”, aseveró.

Abelardo Medina, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), dijo que el Gobierno tiene que determinar en el corto plazo cómo apoyar y crear incentivos para el 72% de las personas que trabajan en la informalidad, ya que para tener ingresos deben seguir laborando y algunas no atenderán las restricciones.

En cuanto a los tributos, opina que el Gobierno debiera implementar un plan para asegurar en plazos de tres, cuatro o cinco meses los sectores que reciban un tipo de tratamiento fiscal diferente y se establezca moratoria por varios meses.

Daniel Fernández, director de UFM Market Trends, dijo que la propuesta ante la crisis es el aplazamiento de los impuestos de manera temporal, para garantizar el funcionamiento de las empresas.

“Ya sabemos que el ISR se va a caer, que los ingresos de muchas empresas van a tener pérdidas y viene una crisis mundial, y las empresas van a estar asfixiadas, y lo que se tiene que hacer es rebajar la carga fiscal”, aseguró.

Ricardo Rodríguez, analista económico de Central American Business Intelligence (Cabi), expuso que se necesita una política fiscal expansiva para cuando ya se puedan reactivar las actividades productivas del país, o sea un mayor gasto en la inversión pública. Comentó que en la parte fiscal —la propuesta— está bien, pero que la iniciativa debe ir complementada con medidas para liquidez, como la flexibilización del tipo de cambio.

El diferencial cambiario con México incentiva el contrabando desde ese país a Guatemala, aspecto que puede afectar más al fisco y a las empresas en Guatemala y un aumento del contrabando, precisó Rodríguez.

A continuación, Prensa Libre recopila en este reportaje propuestas y acciones que nacen desde los tanques de pensamiento para paliar el efecto de la actual crisis, tanto a nivel macro como microeconómico.

Las empresas relacionadas a la prestación de servicios en el sector turismo están siendo afectadas por la crisis del covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Asíes

Moratoria e incentivos

Para las personas que perdieron su empleo por la falta de la demanda en la economía se deben plantear alternativas público-privadas, para lograr ingresos en sectores como servicios, turismo, hotelería o restaurantes, a fin de reactivar el empleo y las fuentes de ingresos, para que logren un sustento.

Para las empresas es importante impulsar un paquete de apoyo e incentivos focalizados, y la moratoria de pagos, que es una opción que puede entrar en una amplia discusión, tal como lo hizo el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ya que no habrá de dónde generar ingresos a corto plazo.

La recuperación de las actividades productivas a su nivel normal lo antes posible, por la vía de mayor inversión pública que incentive la privada y que logre una derrama económica para otros sectores como comercio, industria y otras actividades.

También se requieren transferencias monetarias condicionadas a las personas que están en la actividad informal, que se quedaron sin ingresos por la crisis, con énfasis en el área rural, y la creación de programas de asistencia agrícola para cubrir a los productores con recursos y asistencia técnica.

Cabi

Postergar pago de impuestos

La posición de Cabi es que se va a entrar a un “período complicado”, ya que estimaciones preliminares apuntan a que no se llegará al 3.7% de crecimiento.

Hay que entender qué sectores van a ser más impactados, como el turismo, empresas e industrias; sin embargo, primero hay que atender el tema de salud y cuando este se resuelva se pueden empezar a tomar acciones para levantar la economía.

Se deben hacer esfuerzos para tratar de apoyar a las personas que trabajan en la informalidad, pero no se ha dimensionado el problema de salud, que se puede venir y puede ser más caro que haber emitido acciones económicas para evitar que salgan a buscar ingresos y no respeten la restricción.

También se deben postergar los impuestos, para que las empresas puedan tener liquidez para poder reactivar la economía cuando ya se retomen más actividades laborales.

Otra necesidad es reorientar el gasto para proyectos de inversión que le permitan al Gobierno ofrecer estas oportunidades de trabajo alternativas a las que probablemente se van a perder en esta emergencia.

Icefi

Asistencia a los golpeados

Según el Icefi, en el mediano plazo lo que se debe lograr es la capacidad de apoyar a las empresas más impactadas, como las de transporte, turismo y restaurantes, para lo cual se debe encontrar un mecanismo que les permita recuperarse y evitar la quiebra, ya que deben seguir asumiendo gastos fijos y salarios.

El Gobierno debe hacer una evaluación de qué sectores fueron los más afectados, que este año reciban un tratamiento especial y que se logren recuperar de forma pronta. Se va a necesitar una moratoria de pago del impuesto sobre la renta (ISR).

Pero a corto plazo se va a necesitar un gobierno asistencialista, que apoye inicialmente a las empresas que son más vulnerables a la quiebra y a los que trabajan en la informalidad.

Se debe tener en cuenta que habrá una corrección amplia de las proyecciones económicas y que el déficit fiscal será un poco más alto porque se deben buscar los fondos para salir de la emergencia.

Este año se tendrá déficit mayor, y se necesita tener los planes para permitir que se aumente un poco la deuda. Y para el siguiente año fortalecer la recaudación y analizar si es necesario un impuesto temporal extraordinario.

El grupo de personas que se dedican al comercio informal y que dependen de esos ingresos diariamente están en vulnerabilidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Cien

Evitar cierre de empresas

Una prórroga o aplazo de pagos como el IGSS, Irtra e Intecap, para que las empresas puedan aportar un poco de liquidez al corto plazo, priorizar los sectores y actividades económicas y evitar el cierre para el caso de los emprendimientos que tienen poco margen de soporte financiero, propone el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien).

Además, mantener la confianza en la economía para los inversionistas, ya que hay sentimiento de que las perspectivas se mantienen a la baja y asegurar que los recursos públicos que se destinarán para atender la crisis brinden las señales de transparencia y gasto público.

En este contexto se propone apoyar a los sectores productivos más golpeados por la crisis con una agenda de gasto público para incentivar mayor empleo y apoyar con transferencias monetarias a aquellas familias o personas que están en una situación crítica.

También se debe incluir a las empresas que están operando en la crisis en condiciones mínimas de protección, e instar al Congreso a legislar una deferencia porcentual por al menos un trimestre del pago del ISO.

UFM MARKET TRENDS

Sin arancel de compras

UFM Market Trends, el tanque de pensamiento de la Universidad Francisco Marroquín propone el aplazamiento del pago de impuestos como sobre la renta (ISR) y al valor agregado (IVA), así como la eliminación del impuesto de solidaridad (ISO) y la disminución del ISR del 15% durante tres ejercicios fiscales para aquellas empresas que puedan mantener el 90% de empleos.

Además, el reclamo del crédito fiscal por pérdida de manera indefinida para los casos en que las pérdidas que se puedan tener en este período se puedan compensar a futuro, y la suspensión de las cuotas al IGSS, Irtra e Intecap de un trimestre, hasta que se normalicen las actividades productivas.

También propone eliminar los aranceles para la importación y   las medidas fitosanitarias, para que las mercancías ingresen de manera directa en esta emergencia.

Las medidas deben ser temporales y otras deben considerarse permanentes, como lo están haciendo otros países, de estímulos fiscales, en especial, el mantenimiento de las nóminas de los trabajadores para cubrir los siguientes 36 meses.

Fundación Libertad y Desarrollo

Bajar la excesiva regulación

Según la Fundación Libertad y Desarrollo, es imperativo discutir un plan de competitividad de país que se enfoque en inversión y logística, priorizando temas como infraestructura, un factor básico para la atracción de inversiones, ya que la red vial no garantiza desarrollar un flujo para la actividad económica, tanto local como internacional.

También se requiere mayor inversión en capital humano, en educación, para que sea atractivo para las empresas, aunque el principal abordaje, además de social, es un tema estratégico-económico que han hecho otros países, que es la oportunidad de crecimiento económico.

Le puede interesar: Coronavirus: Primeras empresas turísticas empezarán a quebrar a finales de marzo

Un paquete de leyes que puedan facilitar la inversión al corto plazo, de ampliar y hacer atractiva la creación de las zonas francas, con una legislación agresiva para que Guatemala sea atractivo para las inversiones extranjeras y revisar las excesivas regulaciones con el nivel de desarrollo.

En un escenario en que la economía sea muy afectada se puede hablar de una reducción de tasas impositivas, para que las empresas puedan salir a flote, pero implicaría más deuda y un mayor déficit fiscal.

0