Coronavirus: Lo que provocaron las medidas sanitarias de Costa Rica en los costos y la competitividad de la región

Las operaciones de transporte terrestre estuvieron interrumpidas en ese punto fronterizo por más de tres semanas. Esto disparó los costos para exportar en la región.

Los sectores productivos de Centroamérica reportan incremento de costos logísticos por las medidas adoptadas por Costa Rica para el transporte terrestre de mercancías en mayo último y se extendió a otros países. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los sectores productivos de Centroamérica reportan incremento de costos logísticos por las medidas adoptadas por Costa Rica para el transporte terrestre de mercancías en mayo último y se extendió a otros países. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las medidas restrictivas para el movimiento de mercancías en Centroamérica –inicialmente impuestas por Costa Rica en mayo para evitar contagios del coronavirus– han generado impactos a los transportistas costos que se trasladan a los consumidores finales, según releva un estudio regional.

Dichas medidas provocaron un incremento de los costos para el traslado de mercancías de bienes que se producen en Centroamérica afectando a todos los países.

“Las medidas implementadas no sólo afectaron la integración regional sino también la competitividad de nuestros países por los incrementos de costos, tiempos, las dificultades tanto de abastecimiento de insumos como del producto terminado en el mercado y la utilización de mecanismos de transporte alternos, que resultan más costosos que el transporte terrestre”, subraya el estudio que realizó el Comité Consultivo de la Integración Económica (CCIE), que lo integran representantes de las cámaras, asociaciones y federaciones empresariales.

Melvin Redondo, secretario general de la Secretaria de Integración Económica Centroamericana (Sieca), destacó en el foro “Gestión fronteriza y facilitación del comercio en tiempos de covid-19”, que el comercio regional sigue fluyendo, los puestos fronterizos siguen abiertos para mantener las cadenas de suministros y se implementaron los programas de bioseguridad en los países.

Más costos

La muestra se levantó del 24 de junio al 9 de julio y midió el impacto de los costos, tiempos logísticos, abastecimientos de insumos o de productos terminado en el mercado, así como la utilización de mecanismos de transportes alternos por los problemas que se presentaron, sobre todo en la frontera Peñas Blancas entre Nicaragua y Costa Rica.

Las operaciones de transporte terrestre estuvieron interrumpidas en ese punto fronterizo por más de tres semanas. Estos fueron algunos resultados:

  • El 84% de las empresas consultadas por CCIE confirmaron un incremento de sus costos logísticos
  • El 90% reporta aumentos sus tiempos logísticos
  • El 55% enfrentaron dificultades para el abastecimiento de su producto terminado en el mercado
  • El 54% han utilizado mecanismos de transporte alterno.
  • Otro 54% afirmó que fueron afectados en importaciones y exportaciones (comercio exterior) y durante la primera quincena de junio el incremento fue del 26%.

Ese comportamiento se explica por el aumento del costo de transporte del 83%; pago de almacén fiscal por carga/descarga, un 57%; la contratación de transporte adicional y viceversa, un 53% y el pago de trámites adicionales por comercio 40%.

La encuesta precisa que el incremento de costos logísticos impacta en la reducción del margen de utilidades para el 80% de las empresas y la pérdida de competitividad en 57%.

En ese sentido, Héctor Fajardo directivo de la Cámara de Transportistas Centroamericanos (Catransca) subrayó que se corre el riesgo de que la pérdida de mercado de la región sea cubierta por otros bienes sustitutos que se fabrican en otros países, y que afecten al consumidor final.

“El transporte es la primera actividad afectada por las disposiciones que se implementaron hasta llegar al 17 de mayo y llevamos 60 días que se han complicado el traslado de mercancías y que solo se pueden llegar a los almacenes fiscales”, aseguró Fajardo.

El universo de la muestra fue de un 32% de empresas de servicios logísticos, 31% de empresas de alimentos perecederos y no perecederos; 11% empaques, 8% cosméticos e higiene personal y 7% de medicamentos y equipo médico.

La Sieca informó que han disminuido los reportes semanales de la Declaración Única Centroamericana (Duca) desde marzo y es un reflejo del impacto del comercio internacional en la región. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Cargas con más lentitud

Con respecto a las empresas que enfrentaron incremento en tiempos del ámbito logístico, el 50% de las compañías respondieron que fueron perjudicadas en sus movimientos de importación y exportación e incrementaron sus tiempos entre 25 y 36 horas.

En cuanto al abastecimiento de insumos o de su producto puesto en el mercado centroamericano, las dificultades fueron en el rango del 11% a 20%.

“Es indispensable para seguir enfrentando la crisis sanitaria del covid-19, que se trabaje en forma coordinada entre los gobiernos centroamericanos y el sector privado regional aglutinado en este CCIE”, concluye el estudio.

Comercio impactado

El secretario de la Sieca, explicó que en los sistemas aduaneros se observa un menor reporte de Declaración Única Centroamericana (Duca), -plataforma que registra los tránsitos de mercancías- y que precisamente cuando ocurrió el bloqueo en la frontera Peñas Blancas (entre Costa Rica y Nicaragua) en mayo último las declaraciones fueron de 5 mil 574 en la semana del 25 al 31 de ese mes, que es el nivel más bajo en lo que va del año, y desde ahí viene una recuperación.

Ese comportamiento se debe a las regulaciones sanitarias que implementó Costa Rica en el tema de transporte terrestre.

En la semana pasada el número de las declaraciones fue de nueve mil 898 que es el más alto desde mayo, pero por debajo de las 12 mil o 13 mil reportes semanales al inicio del año, antes de los efectos del coronavirus.

Redondo comentó que hubo una disminución importante de las declaraciones por la situación sanitaria, y el comercio internacional aún no alcanzan la normalidad en la región centroamericana; por eso reiteró la importancia de mantener la libertad de tránsito de mercancías.

Las cifras para Guatemala detallan que en mayo las exportaciones fueron de US$1 mil 346.6 millones con un crecimiento de 1.6% con respecto al mismo período del año pasado, con un comportamiento negativo para El Salvador de 5.6%, Honduras, 3.4% y Panamá 1.4%; pero con un desempeño positivo para Nicaragua, con 22.2%, Costa Rica, 9.9% y Panamá,

Con respecto las importaciones de Centroamérica para Guatemala sumaron US$853.5 millones, y una caída de 8.4% con relación a mayo del 2019. La caída con El Salvador fue de 12.5%; Costa Rica, -8.2%; Honduras, -0.8%; Nicaragua, -5%, y con Panamá un crecimiento del 11%.

Durante el foro, la Organización Mundial del Comercio (OMC) presentó un escenario que el comercio global podría caer a -32% en 2020 como pesimista explicado por la alta incertidumbre por los efectos del coronavirus y otro escenario de -13%.