Ecomoneda virtual, el último invento para impulsar el reciclaje en la región, incluso en Guatemala

Latinoamérica tiene un serio problema con el reciclaje y es que apenas aprovecha el 10 % de todos los residuos que genera. Para tratar de enmendar esta cifra, acaba de lanzarse en Panamá una ecomoneda virtual que ya funciona en Costa Rica y que se expandirá próximamente por el resto del continente, incluyendo a Guatemala.

La intención es crear monedas ecológicas en cada país para fomentar el reciclaje. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La intención es crear monedas ecológicas en cada país para fomentar el reciclaje. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

“Ecoins”, un proyecto impulsado por la consultora costarricense especializada en medioambiente Próxima Comunicación, funciona en la práctica como un programa de puntos y se basa en una premisa sencilla: “separa, gana y canjea”.

Este año, la moneda virtual se lanzará también en Guatemala, Perú, Honduras, El Salvador y Jamaica, mientras que en 2020 irrumpirá en Colombia y Argentina.

“Es una idea que fue muy difícil de vender al principio. Recibimos unos 250 noes antes de empezar a recibir síes y de que la gente quisiera unirse a esta cadena de valor”, explicó esta semana su promotora, Karla Chaves, durante el lanzamiento en la capital panameña.

Las personas interesadas en sumarse a la iniciativa tienen que separar y limpiar en sus casas los materiales reciclables (hojalata, aluminio, papel, tretrabrick, vidrio y plástico) y llevarlos a un punto de acopio autorizado.

Lea también: Semana Santa: circularán Q1 mil 400 millones más por comercio y desplazamiento de viajeros

En función de los envases que se entreguen y del precio de mercado de los materiales, se recibirá una cantidad determinada de “ecoins” que se irán almacenando en una especie de billetera virtual.

Por una botella de plástico, por ejemplo, se pueden conseguir hasta 4 ecomonedas, mientras que por una lata de cerveza se pueden obtener 5.

Los “ecoins” se podrán canjear luego por un sinfín de productos y servicios sostenibles que ofrecen empresas afiliadas y que van desde jabones y cremas ecológicas, hasta cenas y estancias en hoteles.

Oportunidad económica

“La clave está en cambiar el enfoque tradicional del reciclaje de un problema ambiental a una oportunidad económica. Los residuos son materias primas y hemos estado años desperdiciándolos y perdiendo dinero”, apuntó la empresaria.

ONU Medio Ambiente calcula que cada día se depositan de manera inadecuada un total de 145 mil toneladas de residuos en la región, lo que equivale a la basura generada por el 27% de los latinoamericanos, y que se quedan sin recoger 35 mil toneladas diarias, especialmente en las zonas pobres.

Le puede interesar: Cómo un emprendedor guatemalteco puede ganar un capital semilla por US$17 mil

Muchos de estos residuos, que en su mayoría son plásticos, van a parar a los océanos o a vertederos a cielo abierto, lo que supone un elevado riesgo para la salud de las personas que viven cerca, inflige serios daños al suelo y a la actividad agropecuaria y constituye un foco de gases de efecto invernadero, según los expertos.

El organismo internacional estima que en Latinoamérica se aprovecha a través del reciclaje u otras técnicas de recuperación solo el 10% de los residuos y que la generación actual de basura de la región aumentará al menos un 25% para 2050.

Experiencia en Centroamérica

En Costa Rica, donde la iniciativa se llama “ecolones”, en referencia a la divisa nacional, ya se han recolectado 12 millones de toneladas de residuos, se han entregado 50 millones de economonedas y se han afiliado más de 45 mil personas.

De esta forma se identifica y se promociona los ecolones para el reciclaje en Costa Rica. (Foto, Prensa Libre: ecolonescr.com)

Aunque el lanzamiento de los “ecobalboas” tuvo lugar esta semana, entre enero y marzo se puso en marcha en Panamá una prueba piloto gracias a la cual se han recogido 11 toneladas de material reciclable en media docena de centros de acopio.

Lea además: Cómo aplicar a Scalerator, el programa que promete hacer crecer empresas en la Ciudad de los Altos

“Esto no va a solucionar el problema porque se necesita mucho tiempo para ello y un cambio global de mentalidad, pero sí es una herramienta para fomentar la economía circular”, admitió Chaves.

“Nos hemos acostumbrado a organizar jornadas de voluntariado para limpiar playas, pero tenemos que cambiar eso y que todos los voluntariados consistan en enseñarle a la gente en sus casas a separar y reciclar”, añadió.

Contenido relacionado

> El reciclaje de plástico genera Q2 mil 584 millones al año

> ¿Sabía que reciclar sus desechos le trae cuenta?

> Hasta el 95% de los desechos que producimos pueden ser reciclados

 

0